Publicidad
Mar Sep 19 2017
23ºC
Actualizado 10:04 am
Viernes 23 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Razones por las que no debe tomar licor

El alcohol no solo puede alterar su organismo, sino dejarle grandes vergüenzas. Memorice las razones para que en la próxima reunión diga “yo paso”.

Es hora de recordar cuántos ‘osos’ y ‘bien peludos’ ha tenido que protagonizar por culpa del exceso de tragos. Más de una mujer habrá caído en la borrachera cursi que la lleva a llamar a sus ex o ese hombre que la tiene enamorada, así no le dé ni la hora.
Otras personas terminan expuestas en fotografías en la red social, en su peor momento. Por supuesto con el maquillaje corrido, en una postura que como decían las mamás “dejan ver hasta el apellido” y con un fuerte guayabo físico y moral. Lo anterior, sin contar con casos mucho más delicados y peligrosos.
Vanguardia Liberal les da una serie de razones para que en la próxima reunión social diga: “No gracias, yo paso”.
Su piel, su organismo y su autoestima se lo agradecerán.

Beneficios
1Se acordará de todo lo que hizo la noche anterior, el verano pasado, de todo. No habrá forma de que alguien le juegue una broma pesada y usted se lo crea.
2Se evitará malos entendidos. Sobre todo si va a una fiesta donde no está su pareja. No habrá motivos para rumores y falsos testimonios hacia usted.
3Si es por simple vanidad, se verá estupenda toda la noche. Qué tal que en la misma discoteca se encuentre a su ex con la actual novia. Seguro mantendrá su lugar y no caerá en juegos de miradas o indirectas que acabarán con su buena imagen. Usted es una dama.  
4No espantará al hombre de su vida. Tomar en exceso y dar una imagen de mujer desordenada o que no se pone límites, puede alejar de inmediato a un hombre maravilloso que esté en ese lugar.
5Si quiere ampliar su círculo social en esa salida o reunión, qué bueno que esté con sus cinco sentidos. Proyectará una buena imagen desde el comienzo y sabrá todo lo que le dicen los demás.
6Sería terrible acabar con varios “embellecedores” en su cabeza, y por ende enrollada con un hombre del que no recuerda si quiera su nombre. Fatal para su dignidad.
7No mostrará jamás nada. Todo quedará a la imaginación. Cuando una mujer se pasa de tragos olvida que lleva falda o vestido. Por favor, nada de espectáculos bochornosos. Recuerde que por todos los lados habrá cámaras fotográficas.
8Su piel se mantendrá lozana.
9Se verá joven y radiante en comparación con otras mujeres. Su cabello no terminará inundado de licor y cigarrillo, o en el peor de los casos pidiéndole a su amiga que lo sostenga mientras trasboca.
10Al día siguiente podrá aprovechar su mañana de descanso, irse de viaje y sin un aburrido dolor de cabeza.

Consecuencias
1Además de quedar sin un solo peso en su billetera, se expondrá a perder objetos valiosos. Más de una persona ha perdido el celular, ha estrellado el carro, perdido los documentos, la billetera y ha tenido que correr a cancelar tarjetas y a renovar papeles. Esto es bastante engorroso.
2Envejecimiento prematuro: Aunque no lo crea, el licor lo envejece más rápido. Sólo haga un ejercicio. Analice cuál de sus amigos es el más tomador, póngale una edad y luego pregúntele cuántos años tiene. Seguro la edad biológica, es decir, la que se ve a simple vista o a través de su estado de salud, no coincide con su edad cronológica.
3Perderá el día siguiente cuidando ese “guayabo eterno”. Muchas personas asemejan el día de descanso con una noche de parranda y licor. Pero no solo le están dando al cuerpo más cargas y cansancio, sino que al día siguiente, se la pasarán todo el día en una cama, buscando un medicamento para el dolor de cabeza. Al día siguiente volverán a su lugar de trabajo más que agotados.
4Podrá ser víctimas de los amigos que aparte de embriagarlo sin ponerle límite, exponen en las redes sociales la ridiculez de sus actos para que todos rían.
5Seguro ese día le haya parecido graciosísimo el plan, pero al día siguiente cuando tenga cantidad de mensajes de burla, no le resultará nada chistoso.
6Cuando consume alcohol ingiere cantidad de calorías que le dejarán varios kilos de más. Es bueno que conozca cuánto gana en peso tras una noche de rumba, un mes, un año. ¿Se ha detenido a pensar cuántas calorías ingiere en una cerveza, en tres, en ocho, en un trago de whisky o en una botella, en un vodka?
7Es probable que mientras toma un par de tragos se sienta desinhibo o más alegre, pero el trago es un depresor por excelencia. Así que después de tres tragos puede empezar a bajarle la sonrisa y termine llorando. Por eso es que más de una persona termina arrastrada, con un llanto imparable, sobre una mesa o en el piso, haciendo un bochornoso espectáculo.

Recomendaciones para decir “no”
1. Muestre su mejor sonrisa y diga: yo paso. Nadie tiene por qué obligarla. Una sonrisa será suficiente para que no insistan.
2. Tampoco se moleste. Sólo siga bailando o charlando y disfrute la reunión. Si hay una persona insistente reciba el trago y déjelo en la mesa.
3. Puede acumular la cantidad de botellas o vasos frente a usted, pero nadie lo obligará a que los consuma.
4. No dé dinero para comprar más licor. Sobre todo si ve a más de un amigo entonado. Sea responsable y buen amigo con ellos. No los sumerja en más licor.
5. No es que tenga que llevar una lista de razones para decir “no quiero tomar”, pero ante la insistencia de los demás diga de manera respetuosa que está en un tratamiento con medicamentos y no puede suspenderlos.
6. Si el ambiente está pesado y alguien lo está obligando a tomar, retírese del lugar, sin que nadie lo note. En este caso no resultará grosero porque no se despida. Hágalo solo con las personas que se encuentran en su mejor estado.
7. No olvide su papel de buen o buena amiga. Si ve que alguien se exceso en licor, frénelo a tiempo y ofrézcase para llevarlo a casa. Al otro día se lo agradecerá, así en ese momento le diga que usted es una aburrida o que no lo comprende.
8. Eso de que las penas se ahogan en el alcohol no tiene sentido. Podrá exponerse al ridículo, a rebajarse, a humillarse, a rogar y al día siguiente sentir lastimada hasta el fondo su autoestima.

Preguntas y respuestas

Víctor Pedrozo
Psicólogo
¿Qué razones deben tener las personas antes de excederse en el consumo de alcohol?
En primera instancia las bebida alcohólicas son sustancias psicoactivas que disminuyen el nivel de respuesta motora. Por ejemplo, un conductor que ha tomado un trago, una sola cerveza, disminuye el nivel de respuesta motora y esto afecta su estado de vigilia cien por ciento.
Otra de las razones es que las bebidas alcohólicas tienen poder adictivo, entonces una persona que consume en pocas cantidades, va aumentado su umbral de necesidad hasta requerir cantidades mayores.
Esto lo llevará a pasar de ser tomador ocasional o de placer, a uno por adicción.
¿Qué decir de los perjuicios desde la parte social?
Desde la parte social es bien complejo, pues está sucediendo que a manera de comunidad hay una pérdida de valores. Las familias tienen menos control sobre los muchachos y los muchachos se toman más libertades, incluso en el mismo consumo de bebidas alcohólicas.
El joven en ese estado no tiene la suficiente capacidad de análisis para mirar las implicaciones de beber. Por eso notamos los accidentes de tránsito protagonizados por jóvenes en estado de embriaguez. Incluso cuando un joven está expuesto al licor tiende a resultarle más fácil o menos preocupante consumir otro tipo de sustancias psicoactivas.
El joven tiende a estar más vulnerable e incluso cae en la promiscuidad, en el sexo desenfrenado, en abusos sexuales y hasta pueden ser víctimas de trata de blancas o de chantajes ante videos hechos mientras estaban embriagados.
Los problemas son múltiples.
¿Qué decir del famoso guayabo moral al día siguiente?
Así como hay disminución de la parte motora, de la misma forma hay una baja en el umbral del juicio, de ese juicio moral, los parámetros de comportamiento tienden a disminuir.
Esto no solo hace que caigan en un estado depresivo aquellos que tienden a esa conducta, sino que además comentan todo tipo de atropellos y en casos extremos hechos trágicos como una desgracia con un amigo, con la ex novia.
El autocontrol se anula con el exceso de alcohol.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Sándwich toscano
Una combinación nutritiva y saludable con los sabores del salami, el jamón y las verduras. Un emparedado hecho en casa con la sazón italiana.
Publicidad
Publicidad