Publicidad
Lun Dic 18 2017
20ºC
Actualizado 05:35 am
Domingo 22 de Abril de 2012 - 12:01 AM

Cómo transformar sus peores momentos

Cuando usted aprenda a aceptar su enfermedad y a entender qué quiere enseñarle ésta, cuando usted aprenda a quererse a sí mismo con sus pequeñeces y sus estados de miseria, cuando después de una ruptura emocional usted deja de sentirse víctima y deja de ver al otro como verdugo, encontrará la transformación y estará aplicando la psicología nuclear.

Sólo necesita tomar 15 minutos de su día en las mañanas, para entrar en una total quietud y silencio. No es más. A partir de ese momento empezará a sentir qué le agobia, cuál es su tristeza del momento. Mediante este ejercicio diario empezará a conocerse, a hablar con su niño interior, pero ante todo a escucharlo.
Aprenderá a verse cómo fue usted en su niñez, verá en él cada una de esas características y así mismo empezará a amarlo y a amarse, a apreciarse con todos sus defectos, con sus debilidades y a entender mejor cada situación de tristeza o de dolor que le agobia, cada impotencia, cada pregunta a la que aún no le encuentra respuesta.
Sólo así podrá transformarse, pasar de los estados más críticos de su vida a unos ciclos que le ayudarán a entender que usted es un ser imperfecto pero que puede alcanzar la naturaleza superior, que no es más que sentirse libre.
Vanguardia Liberal habló con el creador de la psicología nuclear, Bernard Montaud, quien explicó que esta rama no es más que un camino espiritual para entenderse como ser imperfecto, para vivir y transformar el dolor.

El dolor: Aprenda a entenderlo
Las situaciones complejas del ser humano pueden ir acompañadas de dolor, sobre todo en los casos en los que se atraviesa por una enfermedad o una pérdida, cuando hay una ruptura o un fracaso.
El dolor puede ir acompañado de llanto, de ira, y suele presentar recaídas. ¿Cómo transformarlas?
Respecto al dolor, el experto Bernard Montaud explica que para querer el dolor debe intervenir la escolaridad espiritual, que es cómo lograr un éxito pero al interior de sí mismo. “Toda vía espiritual contiene una práctica de base, así como ocurre con las artes marciales, el yudo, el karate, o el budismo que propone la meditación. Las prácticas de base sirven para hacernos descubrir la pequeñez del día, sirven para hacernos conocer nuestra pequeñez, para que en vez de estar diciéndonos cosas malas de nosotros empecemos a decirnos cosas buenas”.
Así que estas son las recomendaciones dadas por Montaud frente al dolor:
Reconozca sus debilidades y pequeñeces. Quiérase con ellas.
Deje de decirse cosa negativas y empiece a decirse cosas buenas de sí mismo.
No tiene por qué decirse “lo siento”. Por qué sentirlo si todos somos seres imperfectos. Aprenda a acariciarse en vez de golpearse, el que es capaz de acariciarse es capaz de acariciar a los otros, el que se golpea, es capaz de golpear a otros.
Recuerde en esos momentos tensos de su vida que su mejor amigo está en su corazón, en sus entrañas. Háblele a ese muchachito o a esa niña todos los días. Dele amor a ese niño interior y se sentirá tranquilo.
Si quiere llorar póngale un tiempo a su despertador, que sean 15 minutos y llore. Después pase a hacer otra cosa.
 Somos seres humanos y siempre habrá recaídas. Recuerde que cada vez que uno cae o recae hay que amar a ese que cayó. Eso es lo único que lo puede hacer salir adelante.
Mantenga durante 15 minutos el silencio y la inmovilidad, preguntándose cuál es la imperfección que lo habita. Después de eso encuentre dos palabras amables para esa imperfección.

El mundo y la psiquis
Ansiedad, depresión, enfermedades relacionadas con la psiquis, afectan con más frecuencia al mundo. ¿Cómo guiar a estas personas que están tratando de encontrarse y no lo logran?
“Podrían recibir cualquier práctica regular para que descubran su pequeñez y aprendan a amarse. Mientras los hombres no seamos capaces de amar nuestra pequeñez, suceda lo que nos suceda, seguirán sufriendo. Somos todos definitivamente imperfectos y solo tenemos una elección, ser imperfectos felices o imperfectos desgraciados”, agregó el experto.
Las técnicas de yoga y de meditación son algunas de las alternativas que han empezado a tomar fuerza para equilibrar la mente en un mundo tan agitado.
Para Bernard Montaud, esta es una nueva higiene del espíritu, que va a aparecer poco a poco.
“En Europa y América latina el siglo pasado fue el de la higiene física que alargó la duración de la vida de los hombres, pero en los siglos que vienen  debemos pensar en la higiene psíquica, porque vivir todos los días pensando horrores de sí mismo nos ensucia demasiado y nos pudre la vida. Tenemos que encontrar prácticas que nos limpien espiritualmente”, enfatizó.
¿Y en un mundo tan acelerado es  necesario detenerse?
Montaud dice que no. “Lo que habría que hacer es correr más rápido y sonreír, porque si nos detenemos no podríamos vernos y no podríamos amarnos”, recomendó. Y en esa carrera, el único equipaje es el juicio que se haga a usted mismo.

La enfermedad y la muerte
Dos temas bastante vulnerables para el ser humano. Por un lado muchos no se explican cómo pueden contraer enfermedades terminales o cruciales, y otros le temen enormemente a la muerte.
Estas dos palabras, al ligarlas con la espiritualidad, adquieren otro sentido.
Para Bernard Montaud, la enfermedad o toda forma de sufrimiento nos indican una falta de sentido. “Si necesitamos medicinas para curar la enfermedad, la otra mitad de la curación es encontrar el sentido, ninguna de nuestras enfermedades es un azar”.
Montaud afirma que a veces, cuando contamos con buena salud, no somos capaces de descansar o de decir te quiero. “A veces es necesario estar en cama y estar enfermo para poder descansar y decir te quiero. Y decir te quiero es tan importante como el tratamiento”, enfatizó el experto.
Frente al tema de la muerte es lo mismo. Montaud afirma que las personas que temen a ésta son aquellas que no han vivido la vida como es, y a quienes se les ha olvidado que más allá de estar pensando si hay vida después de la muerte, hay que tener claro que hay vida antes de la muerte.
“La muerte es un problema únicamente para los que no han vivido. Cuando tenemos que levantarnos de la mesa, no es doloroso si realmente comimos cuando teníamos hambre, pero si todavía tenemos hambre, levantarnos de la mesa es muy difícil. El problema de la muerte es saber que hay una vida antes de la muerte y no después de la muerte”.

Preguntas y respuestas

Bernard Montaud
Creador de la teoría de la psicología nuclear y autor del libro ‘César, el abrecaminos’
¿En qué consiste la psicología nuclear?
Es una hipótesis de cuestionamiento de la vida interior humana.
¿Qué ha aportado la psicología nuclear a la rama en general?
Es una corriente del pensamiento mundial, es un punto de vista, es el resultado de una enseñanza espiritual.
¿En qué consisten esos cuatro tiempos de la naturaleza que nos llevan de un estado crítico a un estado superior?
Para cada uno de nosotros existen cuatro tiempos de nuestra pequeñez, de nuestra imperfección. El primer tiempo es en el que nos sentimos mal queridos, mal amados. Cada uno le pone su propia palabra: abandonado, traicionado. El tiempo dos es aquel en el que quiero ser querido, quiero ser amado, buscar el cambio y para ello me vendo. Hago cosas para que me quieran.
El tercer tiempo es cuando hice muchas cosas para que me quisieran pero no recibí el amor que esperaba, entonces odio a ese que no me quiso querer. El cuarto tiempo es en el que hago una crisis y me separo de él, y vuelvo y me encuentro en el tiempo uno mal amado.
Pero también está el ciclo de la naturaleza superior del ser humano que se logra mediante esa vía espiritual, y es todo ese trabajo sobre sí mismos que nos llevan a pasar del hombre con el puño cerrado, al hombre con la mano abierta.
Me explico. Cada día tiene sus propias herramientas, y cada vía espiritual utiliza sus propias herramientas para pasar del ciclo de abajo al ciclo de arriba.
El ciclo de arriba son las mismas etapas del ciclo de abajo pero en positivo.
En el primer tiempo la persona que se siente abandonada pasa a sentirse libre. Ser libre es la felicidad, es la alegría de ser abandonado. En el segundo tiempo, esa persona que se vendía pasa a darse, a entregarse. En el tercer tiempo en el que se acusaba al otro que no sabía amarnos pasa a haber una comunión con esa persona. Y en el cuarto tiempo, la separación pasa a ser unión.
¿Y cómo pasar del peor al mejor estado?
Para lograr o pasar a la naturaleza superior de nuestro ser tenemos que pasar y amar la naturaleza inferior de nuestro ser. Si somos capaces de darle amor a nuestra pequeñez, a nuestra miseria, estamos en el comienzo de nuestra grandeza.

Del amor y otras cosas
Los temas del corazón se convierten para muchos en una de las situaciones más fuertes a la hora de poner a prueba su espiritualidad. Y en ese proceso de desapego, de pasar por diversas etapas del duelo, más de una persona ha sentido recaídas, ira, hermetismo y desesperanzas hacia el sentimiento “amor”.
Frente a este tema, Bernard Montaud vivió en primera persona un divorcio. Y fue este episodio el que puso a prueba su espiritualidad.
Esto fue lo que respondió respecto a ese proceso y la lección aprendida.
A partir de su divorcio, aprendió a conocer esas pequeñeces. ¿Cómo fue ese proceso? Hasta el momento de mi divorcio estudié mucho, era un hombre que tenía la respuesta para todo, que era capaz de citar a muchos maestros, a los grandes de muchas tradiciones, pero se me había olvidado decirle a mi esposa y a mis hijos cuánto los amaba y un día mi mujer y mis hijos se fueron y en el momento en que lloraba descubrí algo increíble: que era incapaz de actuar sobre mi propio dolor y que no había empezado el más mínimo camino espiritual, tenía resuelta todas las preguntas pero no tenía ninguna respuesta a mí mismo. Entonces empecé a encontrar la miseria que me habitaba, a encontrar a un muchachito dentro de mí al que tuve que enseñarle a hablar. Tuve que poner en mi corazón y no en mi cabeza una reconciliación profunda.
¿Qué decirle a aquellos que están atravesando un divorcio? En vez de rebajarse hay que comprender la miseria que nos puso en esa situación. En el divorcio se sufre de dos cosas, por la separación del ser amado y por la falta de sentido de lo que está sucediendo. Como en toda gran enfermedad hay que encontrar el sentido.
¿Cómo saber que se ha perdonado? Perdón es anular al verdugo y a la víctima. Yo no quiero ser una víctima pero que tampoco los que no me supieron amar sean mis verdugos. Incluso cuando fuimos mal amados o queridos, igual fuimos queridos.
¿Cómo manejar los recuerdos de dolor? Es lo mismo, hay que amar esa pequeña víctima que creímos haber sido, hasta comprender que no había víctima pero tampoco había verdugo.
¿Existe un alma gemela? Por qué no (risas).
¿Qué decir de las nuevas oportunidades en el amor? Sobre todo cuando se ha perdido la esperanza o se ha dejado de creer en ese sentimiento. Pase lo que pase, suceda lo que suceda, si no sabemos amarnos interiormente, no podremos amar a otras personas afuera.

Su libro: César el abre caminos
Más de diez ediciones se han agotado en Francia, de este libro que narra la historia de César, un ser de luz. En su caso particular, su César fue una anciana que le cambió la vida, al enseñarle que hablándole a su niño interior encontraría un gran poder.
Para encontrar ese César o ser de luz, Montaud afirma que “todos tenemos preguntas a las que podemos responder y preguntas a las que no podemos responder, pero hay personas que buscan a alguien para encontrar respuesta. Los que buscan encontrarán tarde o temprano a esa persona que responderá sus preguntas. Todos tenemos un César pero hay que buscarlo y si lo buscamos lo encontramos”.
El autor de este libro afirma que precisamente el éxito de su libro se debe a que el mundo entero está en búsqueda de grandes amores, y el amor espiritual es una forma superior del amor.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (6 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Capuchino
Una bebida que resulta del café expreso con la combinación delicada de la leche. Receta de café El Gualilo.
Publicidad
Publicidad