Publicidad
Lun Mayo 22 2017
20ºC
Actualizado 10:01 pm
Miércoles 02 de Mayo de 2012 - 12:01 AM

Si nunca acierta en los regalos…

¿A quién le gusta recibir regalos? Por supuesto que a todos. No hay nada que se disfrute más que destapar obsequios.
Tomada de Internet / VANGUARDIA LIBERAL
Quizá haya recibido obsequios que poco interés le despiertan. Muchas veces se pregunta por qué le dan regalos que no tienen nada qué ver con su personalidad o por qué existen personas tan predecibles. Y es que muchos aún no saben cómo acertar y dejar a los demás con sonrisa de oreja a oreja.
(Foto: Tomada de Internet / VANGUARDIA LIBERAL)

Pero muchas veces la sonrisa se convierte en una cara de asombro, y no precisamente porque le dan justo lo que tanto anhelaba. Muchas veces ha tenido que sostener con esfuerzo la sonrisa fingida porque esperaba todo, menos lo que encontró detrás de ese moño del empaque.
Y no es que usted tenga que dar justo lo que la otra persona espera. Pero es que dar un regalo requiere tomarse el tiempo para sorprender. Así que no cometa errores como dar obsequios que nada tienen que ver con la personalidad de quien los recibe, o volverse predecible siempre con los mismos bombones de chocolates y las mismas flores.
Algunos hombres se declaran poco creativos y terminan visitando siempre la misma floristería o repostería, así que la novia ya no se sorprende.
Están también aquellos que preguntan de frente qué quieren. Pero eso acaba con toda la magia del momento. Es como si le estuviera dando a su pareja una lluvia de sobres. Así que si es usted de las personas que utiliza esta técnica para no fallar con el regalo, sepa que no debe desgastarse si quiera empacándolo. Ya no tiene sentido.
Empiece por entender que comprar regalos no es tarea quijotesca como muchos creen, sino todo un placer, una delicia.

Preguntas y respuestas
Dora Herrera
Facilitadora de desarrollo personal
¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un regalo?
Debemos empezar por entender qué significado tiene para nosotros recibir regalos. Debemos empezar por darle el valor, sólo así nos gustará sorprender y nos dejaremos sorprender de igual forma.
Si yo sé que un regalo que recibo es una oportunidad para sorprender, voy a darle una valoración por lo que me den y no lo criticaré, independientemente de si me gusta o no.
Es decir, carajo, qué rico, has pensando en mí y eso es importante.
Cuando veo de esta forma los regalos los recibo con amor. Si tengo esa connotación seguro mi mirada cambia. Que después de un tiempo la persona, por ejemplo, la pareja, siga con desaciertos, podemos darle pequeños tips de lo que nos gusta y hacerlo de manera sutil y discreta.
¿Qué errores no debemos cometer con los regalos?
Primero, volvernos demasiado pragmáticos, demasiado racionales, porque no es igual de atractivo que dejarme sorprender.
Por ejemplo, algunas personas están pendientes del valor del regalo. Si su pareja le dio una billetera de 300 mil, seguro no le dará una de 50 mil. Entonces pareciera que con la misma pareja termináramos en una incómoda lluvia de sobres, devolviendo el regalo. Para muchos puede ser muy práctico pero acaba la magia.
Nos hemos acostumbrado a dar regalos sólo en fechas especiales. ¿Qué decir al respecto?
Ese es otro error que cometemos, se nos olvida sorprender en otras fechas. Solo damos regalos en los aniversarios y en los cumpleaños.  
Debemos recuperar ese valor de la sorpresa.
Hay personas que se quedan planeando el regalo que le darán a las mamás o a las parejas, a los abuelos, en su cumpleaños, pero a veces no llegamos a tenerlos en esas fechas. Debemos desestructurarnos un poco y ser detallistas en cualquier instante de la vida.
Incluso podemos darles regalos especiales, salir de lo común, regalar una llamada, un beso, una atención, una luna llena, que veamos un arco iris hermoso, tomemos el teléfono y digamos “mira al cielo, te regalo esa belleza natural de los siete colores”.

Quede como una princesa o un príncipe
Para que no cometa errores a la hora de elegir un presente, es importante que siga estas recomendaciones. Seguro se ganará el cielo.
1 Escuche: No necesita un vidente o una bolita mágica que le diga qué quiere la otra persona. Sólo necesita escuchar. Y cuando aprenda a realizar este simple y práctico ejercicio sabrá qué quiere la otra persona. Se suelen enviar muchas pistas. No en vano su pareja se detiene continuamente frente a la vitrina de chaquetas, no es casual que las charlas empiecen con “creo que ya es hora de cambiar este celular” o “cuánto estoy anhelando una tableta”. Todas estas frases son indirectas que le ayudarán a encontrar el camino.
2 Conviértase usted en el mejor regalo. Si no tiene dinero, no importa. La facilitadora de desarrollo personal, Dora Herrera, explica que muchas veces podemos ser ese presente. Sobre todo cuando llegamos a una fiesta y ofrecemos nuestros servicios, nuestra atención a los detalles, ayudamos con la mesa, a repartir los pasabocas, a poner la música, a decorar. Todo esto es bien recibido. No solo es lo material.
3 No esté comparando qué le dieron en el anterior cumpleaños, para devolver algo similar o por el mismo precio. Lo anterior le quita fuerza al ritual de dar regalos, al asombro. Recuerde la frase mágica “cierra los ojos”. Es hora de sorprender.
4 Si usted es mujer, seguro es más detallista, más sensitiva. Esto no es razón de fuerza para creer que los hombres no pueden sorprender. Cultive desde casa en sus hijos y su esposo esta cualidad. “Desde la pedagogía del amor, de valorar al otro, desde la sorpresa”, recomendó la experta Dora Herrera. Enséñele a sus hijos a sorprender a papá, a mamá, al hermanito. Incluso, no sólo con objetos materiales sino regalando atardeceres y demás maravillas de la naturaleza.
5 Jamás repita regalo. Si ya regaló un cd no regale otro, si ya regaló un dvd, no más dvd’s, si regaló unos zapatos, no más zapatos.
6 Una recomendación que no debe dejar de seguir es dejar de proyectarse en los regalos. Si usted quiere un bolso, por qué dar justo el bolso que anhela, si usted quiere ese televisor gigante, por qué regalarlo si la otra persona ni siquiera ve televisión. “Muchos terminan haciendo proyecciones en los regalos, dando lo que ellos querrían tener, y eso los aleja de los reales gustos del otro”. Está mal antojarse solo porque usted lo quiere.
7 Regalos diferentes. Regalar una montaña, un atardecer, un lucero, son regalos mágicos. “Seguro estos presentes trascenderán en el otro, con paz, con armonía y solo basta tomar el teléfono para dárselos a las personas más especiales”, enfatizó Dora Herrera. Así que es hora de comprarse  un moño de regalo y regalarse usted con toda la naturaleza que tiene alrededor.
8 Evite caer en la lógica del regalo, en estar comparando. Eso solo hace que la persona se vuelva mezquina, que no dé regalos porque no le dieron a ella. No pierda ese sentido de la solidaridad.
9 Por supuesto le encantan los regalos materiales, pero no olvide que también existen algunas opciones divertidas en pareja como crearse sus propios regalos. Pero eso sí, no ponga en aprietos a aquel que es pésimo con las manualidades. Sólo si los dos tienen la aptitud para hacerlos, arriésguense.

Señores: A sorprender
No todos los hombres son fríos en sus regalos, no todos deslizan la tarjeta de crédito en cualquier almacén y cumplen así con su compromiso. Hay muchos que aman innovar, dejar huella.
La recomendación para ellos es:
Conéctese con su parte femenina. No crea que porque es detallista es afeminado.
Cómprele ropa interior a su pareja. Muchos creen que la ropa interior sólo es un buen regalo entre amantes. Desmitifique ese tipo de situaciones, y sorprenda a su esposa.
Arriésguese, rompa barreras culturales. La clave está en conectarse con ese sentimiento que le inspira la otra persona. Sorprenda a su mamá, a su hija, a su esposa.
Conéctese con su locura, sea creativo, aléjese de lo cómodo. Recorra tiendas, busque el regalo perfecto, inspírese.
Piense en el lugar ideal para entregar el regalo, o convierta en un lugar especial en eso, en un presente maravilloso. Viaje, tome un crucero, piense en un mágico lugar. Escápese, viva.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Sinfonía tropical
Una bebida sin alcohol para una noche de fiesta.
Publicidad
Publicidad