Domingo 23 de Noviembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Galería
Patrocinado por:
Lunes 24 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Carta al niño Dios, una tradición que aún sigue viva

Carta al niño Dios, una tradición que aún sigue viva
Bien dicen que la Navidad es cosa de niños. Que son ellos quienes más intensamente viven esta época del año, y que no hay momento de la infancia que con más nostalgia se recuerde que la elaboración de la carta al Niño Dios.

De esa infantil tradición, que se conserva en países menos influenciados por el advenimiento de las celebraciones anglosajona, no se tiene fecha ni dato concreto de su inicio.
Algunos dicen que fue producto de la impaciencia de los niños ante la llegada de los Reyes Magos, quienes tardaban hasta el 6 de enero en traer los regalos. Así que se optó por adelantar la fecha al nacimiento de Jesús, pero antes había que escribirle una carta en el que se le contara cómo se había comportado en el año y qué regalos querían recibir.
Es así como en algunas partes de España, Latinoamérica y Europa Central en el día de Navidad, los regalos no los trae Papá Noel, ni los Reyes Magos, sino el Niño Dios, como cariñosamente se le llama al Niño Jesús.
La tradición en Colombia es que los niños dejen la carta, que hacen incluso sin haber aprendido a leer ni escribir gracias al acompañamiento de los padres, junto al pesebre o el árbol de Navidad.
“Niño Dios me he portado bien y he ganado todas las materias en el colegio...”, recuerda ‘La gorda’ Fabiola Posada cómo era el ‘lead’ de sus cartas.
Cuenta la humorista, que sus cartas eran muy efectivas, pues siempre le regalaban los juguetes que pedía. “Solo una vez me quedó mal el Niño Dios. No me regalaron el muñeco que se quitaba el chupo y lloraba”, dice ‘La gorda’.
El presentador de noticias Jorge Alfredo Vargas hace memoria de sus cartas de Navidad y confiesa que nunca olvida aquella vez que le pidió al Niño Dios, al igual que sus hermanos una bicicleta, “pero creo que ese año el Niño Dios tenía muchos compromisos y nos trajo una para todos”, recuerda.
A Taliana Vargas, en cambio, el Niño Dios sí le cumplía al pie de la letra sus deseos. Cuenta la actriz de ‘Rafael Orozco, el ídolo’ que cada año sagradamente escribía la carta, pero cuando llegaba la noche del 24 de diciembre, se adelantaba al árbol de Navidad y se adueñaba de todos los regalos, haciendo llorar a sus hermanos.
Hoy en día, la tradición en muchos hogares ha perdido fuerza, que incluso, ‘La gorda’ Fabiola se atreve a bromear diciendo que ya los niños no escriben cartas sino mensajes de texto o en las redes sociales.

Publicada por
COLPRENSA
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones