Jueves 23 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Galería
Patrocinado por:
Viernes 25 de Enero de 2013 - 12:01 AM

“Soy el paño de lágrimas de mis amigos”

Tomada de Internet / VANGUARDIA LIBERAL
Esto puede ser un halago. Lo ven como una persona madura emocionalmente, con una vida organizada, buen consejero, buen escucha, buen amigo. No a cualquiera se le abre el corazón. Pero tenga cuidado, evite saturarse y sepa cuándo acaba su papel y su amigo debe acudir a un profesional.
(Foto: Tomada de Internet / VANGUARDIA LIBERAL)
Perfectamente podría recibir el título de Doctor Corazón. Su celular parece un consultorio virtual ante tantas solicitudes de sus amigos, quienes acuden a usted para que los escuche y les aconseje.

Y no es que a usted le incomode, es más, sabe que ha mantenido frente a ellos una imagen impecable, que ha salido de varios inconvenientes como debe ser, que lleva una vida organizada, equilibrada, y que ante los impases de ellos siempre tiene una mirada positiva.

Pero eso no es solo un halago, sino una gran responsabilidad. Ser el paño de lágrimas puede hacerlo un buen escucha, pero también puede saturarlo en cierto punto, y si su amigo o amiga se cierra a una postura y no sale del mismo problema, esto puede generarle incluso rechazo y dolores de cabeza.

Es por ello que debe saber qué decir, qué hacerle ver y cuándo parar y recomendarle un profesional idóneo que le ayude con su particular caso.  

Un momento, me asfixio
Si se ha sentido saturado con tantos problemas de sus amigos, que vienen en su ayuda, así sea solo para que los escuche, es bueno decirlo, tal y como lo explica la psicóloga María Hernández Cabarique:

Por salud mental, decir que no está en condiciones.

Diga que desde el campo personal tiene algunas dificultades y cree no ser el mejor apoyo en ese instante.

Tenga en cuenta que recargarse de las situaciones de los demás a veces cansa y puede dañar amistades.

Sea prudente y conozca los límites de la paciencia que se tiene hacia el otro, en el caso de ser usted el que acude siempre a ese amigo paño de lágrimas.


Un buen amigo nunca…
Culpará al otro por el consejo que le dio.

Recargará al otro con sus problemasNo asuma la responsabilidad si en ese momento no está en la capacidad de ser una buena compañía. Esto podría despertar sentimientos desagradables entre amigos.

¿Cuándo podemos decir que se nos está saliendo de las manos?
Es posible que usted no sepa manejar la situación muchas veces. Hay problemas de gran envergadura, y usted no se siente con los conocimientos ni la capacidad de ayudar. Estas son algunas señales, para que pare a tiempo, según la profesional María Hernández Cabarique:
1 De manera continua, no ha sabido qué decir. Se queda callado.

2 Ha empezado a recordar situaciones personales, que empiezan a estabilizarlo emocionalmente.

3 La escucha o el consejo no funciona y el amigo o amiga se enfrasca en la situación problema, sin querer buscar una ayuda propia para subir el ánimo.

4 Cuando el amigo asume un comportamiento o respuestas cortantes o agresivas provocadas por el mismo sentimiento de dolor sin respuesta.

Lo que no debe hacer un buen paño de lágrimas
1 Jamás dirá: “Se lo advertí, se lo dije”
Si el amigo o la amiga fallaron, jamás debe recurrirse a esa frase. Tal y como lo explica la psicóloga María Hernández Cabarique, “cuando uno comete un error lo que menos espera es que se lo reprochen o le reafirmen el error que cometió.

¿Qué se espera de un buen amigo paño de lágrimas?

“Definitivamente que lo escuchen y en algunos casos que lo apoyen. No es conveniente textualmente decir esas palabras para reforzar la culpa, pero sí hacerle entender que hace mucho podía haber tenido solución si actuaba a tiempo o de otra forma, como se le venía aconsejando”, agregó Hernández.

2 Sabe marcar los límites  
No da consejos que no le han pedido. En el caso de las relaciones de pareja es precavido. Por lo general, en este tipo de casos, el consejero suele terminar crucificado. Según explica la psicóloga María Hernández Cabarique, “justo en esos casos es cuando aprendemos a marcar los límites de lo que decimos, cómo lo decimos y a quién se lo decimos. Cada quien debe ir buscando respuesta a sus sentimientos, para no tener que buscar culpables. Desde el inicio se deben dejar claros los límites de apoyo”.

La profesional agrega que para ello es importante tener claro el tipo de amistad que se tiene. Así no se ocasionan esas dificultades. “Cada quien debe hacerse responsable de sus situaciones y de las decisiones que toma para afrontar una situación de dolor”, concluyó Hernández Cabarique.

3 Recomienda un profesional a tiempo
Un buen paño de lágrimas sabe cuándo se le está saliendo la situación de las manos, como sucede cuando el amigo no reconoce sus actos, lleva un tiempo prolongado de tristeza, y en términos más delicados, ha atentado contra su vida dejando de comer, aislándose socialmente, cayendo en la desesperanza.

Otras de las señales, expuso la profesional, son los comportamientos agresivos y derrotistas, negarse a salir de la situación; alarmas que se encienden de inmediato a la búsqueda de un profesional idóneo que acompañe el caso.

Pregunta respuesta
María Hernández Cabarique
Psicóloga especialista en social
¿Hasta qué punto este papel de paño de lágrimas es una gran responsabilidad? ¿Cómo debemos manejar este rol?
Cuando uno asume y brinda una amistad, está siendo responsable en el apoyo desde los momentos de felicidad hasta los de dificultad y dolor. La responsabilidad va al punto de saber escuchar y dar un buen consejo en el momento que se necesite o simplemente callar y ser compañía.

Saberlo manejar es dejar a un lado mis problemas o comparar la situación de pena y dolor con las experiencias particulares vividas. Nuestras tristezas no pueden ser comparadas con las de los demás, ya que tenemos procesos diferentes de asimilación y aceptación del dolor.

Lo que debemos saber es escuchar y entrar en un análisis reflexivo con el amigo para que él mismo vaya buscando significado y cierre a la situación de dolor.

Publicada por
PAOLA BERNAL LEÓN
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones