Jueves 17 de Abril de 2014
Publicidad
Publicidad
Galería
Patrocinado por:
Lunes 11 de Marzo de 2013 - 12:01 AM

Hombres y mujeres con los que todos hemos caído

Hombres y mujeres con los que todos hemos caído
Durante el transcurso de la vida, el corazón se expone una y otra vez a las historias de amor, donde los protagonistas terminan siendo antagonistas y en ese ir y venir se van estableciendo relaciones con cierto tipo de perfiles que pueden resultar interesantes. Con ellos se queman etapas del amor y al final usted sabe qué tanto pudo madurar emocionalmente.

En el transcurso de la vida emocional quizá ha dado con una persona que se parece a su mamá, a su papá, con un celoso, una posesiva, con la más hermosa del grupo o el popular de la clase. Y por qué no, con el pseudointelectual.
Lo interesante no es que usted haya dado con estos personajes, sino que cada uno de ellos fue dejándole un aprendizaje. Quizá dio también con la mujer vetarana, con el hombre de experiencia, con el que usted se llevaba años por delante, y hasta con el músico con onda hippie.  
Cada uno de ellos llegó para darle diversas miradas de la vida, y al final, corazones rotos, que se fueron remendando con el paso del tiempo.
Lo importante del camino que transcurrió y que seguirá transcurriendo si aún no tiene una pareja estable, es que cada una de esas experiencias lo ayudarán a madurar emocionalmente.
De eso se trata la vida, de avanzar, de aprender de las experiencias y decirse después de una u otra relación, qué lo ha hecho mejor persona desde ese momento.
Conozca algunos perfiles y ponga a prueba su madurez emocional. Recuerde que no salir de los estereotipos es señal de no haber aprendido la lección y la vida se la repetirá la cantidad de veces que sea necesaria, hasta que la entienda. La vida es sabia. Y usted tiene que serlo también con ella respecto a su corazón y sus emociones.

Se trata de inteligencia emocional
Después de haber vivido cantidad de experiencias con algún tipo de perfil específico, lo interesante y que merece la pena evaluar, es qué tanto ha aprendido del pasado y en qué punto se encuentra su inteligencia emocional.
Frente al tema explicó el terapeuta de pareja, Carlos Alberto Salazar, que “como seres humanos nunca terminamos de aprender, somos forjadores de lo que nosotros queremos en el tiempo, y de la persona que queremos que nos acompañe. Nosotros somos responsables de nuestra felicidad al permitir que otros hagan o dejen de hacer cosas por nosotros”.

Señal  de que no ha madurado emocionalmente
1Se quedó buscando anteriores perfiles.
2No tiene claro qué busca, pero tampoco qué no busca.
3Sus relaciones siguen terminando por los mismos motivos. Señal de que sigue buscando personajes con las características que le repelen o no hace filtros adecuados.
4No reconoce sus errores, finalizada una relación afectiva.
5Una de las señales más claras, tal y como lo expuso el terapeuta consultado, es seguir culpando a los demás por sus problemas.  Recuerde que debe darle un giro a esa posición, si quiere madurar emocionalmente.
6Sigue siendo crítico con los demás, pero muy flexible con sus propios casos del corazón.
7Comete los mismos errores y no lo reconoce.

No importa que usted haya tenido muy pocas parejas. Lo importante es entrar a revisar a partir de cada experiencia qué pudo aprender y en qué nivel se encuentra hoy, su inteligencia emocional. ¿Maduró o sigue cometiendo los mismos errores?

Perfiles
1Fotocopia de los padres
Aunque no lo crea, dentro de las experiencias amorosas las personas suelen buscar en sus parejas algo de sus padres. Es por eso que muchas veces usted ha terminado diciendo “eres igualito a mi papá”.
Y no es tan descabellado el asunto, pues tal y como lo explica el terapeuta de pareja, Carlos Alberto Salazar, “al inicio de nuestra vida amorosa elegimos personas con el perfil exactamente igual o en tal caso, totalmente opuesto a lo que son nuestros padres o madres. En el fondo buscamos algo similar, si mi madre tiene un carácter fuerte, busco alguien que me mande porque en el fondo me gusta. Solo en el caso de que no me guste su actuar,  elegiré una mujer dócil, porque no quiero ese carácter fuerte de mujer que me lleve por la vida”, enfatizó el profesional.

2Celoso o posesiva
Este es un perfil del que muchos no se han escapado. La mujer suele ser una posesiva, el hombre, un completo celoso. “Si tenemos ese perfil en la etapa de la adolescencia es normal y parte del desarrollo. Durante esa etapa estamos empezando a aprender qué es el amor. Pero si llegamos así a una etapa adulta, con este tipo de perfiles, la señal es clara, se siguió sumergido en una etapa de inseguridades”, explicó el terapeuta Carlos Alberto Salazar.
En la adultez es importante que la pareja se fije sus elementos de valor como ser individual.

3La niña más hermosa o el chico popular
En este nivel más de uno quiso estar en su círculo social. Por supuesto la niña más hermosa del grupo se llevaba todos los halagos y los chicos luchaban en una sana competencia por alcanzar el grado de novio. Con el más popular del salón ocurría lo mismo. Pero con el paso del tiempo, entrando en la etapa de la madurez, este no puede ser el único valor a tener en cuenta a la hora de elegir pareja. Así lo explica el terapeuta de pareja, Carlos Alberto Salazar.

4El hippie, el músico, el bohemio, la poetisa
Su filosofía es: Peace and love. Ellos hacen el amor y no la guerra. En este punto se ubican los bohemios, los místicos, los literatos, los de espíritu abierto, los sensibles al arte. Y es que por este perfil más de un hombre y una mujer se han dejado seducir.
“Son íconos que reflejan la sociedad y es a partir de ellos que me involucro buscando mi identidad. Algunos encuentran su identidad allí, otros no. Pero al final, lo importante es decidir lo que se quiere para la vida”, enfatizó el profesional Salazar.

5Pseudointelectuales
Aquellos que pueden aprenderse de memoria las fechas de nacimiento de sus autores preferidos, de sus músicos predilectos. Que se sientan a hablar con toda la seriedad del caso de los periodos del arte, de los guiones de cine. Son aquellos que quieren impresionar por sus grandes conocimientos.
“Es un mundo más cerrado en el que ingresa una persona que tenga una posición predilecta. Lo mismo pasa con los que buscan un mejor estatus y demuestran inseguridad respaldada por la posición social heredada”, indicó el terapeuta Carlos Alberto Salazar.

Publicada por
PAOLA BERNAL LEÓN
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones