Viernes 25 de Julio de 2014
Publicidad
Publicidad
Galería
Patrocinado por:
Jueves 25 de Julio de 2013 - 12:01 AM

¿Mantenerlo interesado? Ese NO es mi papel

Bien dicen que para amar a alguien debe empezar por amarse a sí mismo. De la misma forma pasa con el interés. No necesita esforzarse por agradar a otros para que se fijen en usted y valoren su esfuerzo; todo fluye de manera natural si usted se interesa en sí misma.

Más de trescientas mil visitas recibió en las redes sociales la carta que un padre escribió para su pequeña hija, hablándole sobre la importancia de generar interés en sí misma, y tener claro que no es el trabajo de una mujer ganarse el interés de un hombre.

La carta fue clara. En uno de sus apartes el padre le explica a su pequeña que más que ganarse la atención de un hombre llevándole una cerveza en vez de un sandwiche o siguiendo recomendaciones superficiales, la clave estaba en “saber que ella siempre sería digna de interés”. Por lo tanto, le enfatizó en dejar atrás especificaciones banales como tener que verse sexy para el esposo.

De ahí surgió el debate sobre la importancia de despertar en las mujeres ese amor propio, ese gusto por sí mismas, ese respeto por ellas, lejos de prototipos, e incluso de esquemas machistas donde el interés por un hombre se queda solo en aplaudir los logros de él y sacrificarse por atenderlo de pies a cabeza.

Por supuesto es importante que haya un interés mutuo y esto solo se da si las dos personas que conforman una relación saben valorar y darse cuenta de quien tienen a su lado.

Porque ser en esencia y despertar el interés en sí misma, será la clave para que la pareja responda de igual forma a esa importancia por usted. Nada puede ser obligado o fingido.

¡cuidado!

Despertar el interés en la pareja tiene que ver más con…

1. Demostrar el apoyo mutuo.

2. Disfrutar en pareja los triunfos personales.

3. Aprender por gusto eso que a él tanto le apasiona.

4. Hacerlo reír. No por agradarlo a él, sino porque los dos se divierten.

5. Potenciar las habilidades propias. Por supuesto eso lo hará sentir orgulloso de la persona que tiene.

Pequeños apartes de la carta

¿Qué pasa con las mujeres que tienen esa estima baja y viven solo en función de agradar a sus parejas?

¿Qué tan contraproducente resulta, sobre todo cuando se anulan y ven que a pesar de ese comportamiento de “entrega” y “sumisión” son abandonadas?

A estos interrogantes se enfrentan muchas mujeres después de haber buscado por cielo y tierra la forma de agradar a sus parejas, olvidándose de ellas mismas y encontrando como resultado infidelidad, abandono y ante todo una baja autoestima.

“Es contraproducente en la medida que la sumisión sea consecuencia de la dependencia afectiva”, enfatizó el profesional Luis Quintero Builes.

Precisamente esa dependencia emocional será la que las lleve a no vivir su vida sino la vida de la pareja, a no perseguir sus sueños sino a aplaudir los de la pareja, y a vivir con el temor de que esa persona pueda dejarlas si no siguen despertando el interés en ellas. Incluso llegan a sentirse culpables del engaño efectuado por sus parejas.

“Y esa dependencia afectiva tiene su origen en la infancia, pues la niña necesita del cuidado y protección a través de su mismo padre y su misma madre”, enfatizó el profesional. Y esto no es más que dependencia.

Por eso la importancia de enseñarles a las niñas a ser independientes y asertivas, pero no sumisas y dependientes, pues así no crecerán pensando que necesitan a alguien que se haga cargo de ellas.

“En ese sentido no hay que dejar por fuera las concepciones culturales, lo que significa el amor, y lo que culturalmente se cree que debe hacerse en una relación de pareja”, enfatizó Quintero Builes.

Adiós al machismo

Kelly M. Flanagan, un psicólogo clínico estadounidense, dedicó estas líneas en abril pasado a su pequeña, a quien llama “Cutie Pie”.

Estos son algunos de los apartes:

1. Revisé varios artículos de la incontable cantidad que aparecieron en google acerca de cómo ser sexy y sexual, cuándo llevarle una cerveza en vez de un sándwich y las formas de hacerlo sentir más inteligente y superior. Me enfurecí. Pequeña, esto no es, nunca ha sido y nunca será tu trabajo -’mantenerlo interesado’-.

2. Pequeña, tu única tarea es saber muy dentro de tu alma –en ese lugar inquebrantable que no se transforma por el rechazo, la pérdida o el ego- que tú eres digna de interés. (Si puedes recordar que todos también son dignos de interés, estarás por ganar la batalla de tu vida).

3. Si puedes estar segura de que vales en este sentido, serás atractiva en la manera más importante del mundo: atraerás a un chico que sea digno de tu interés y que también querrá pasar su vida invirtiendo todo su interés en ti.

4. No me importa si fue educado en esta religión o en otra o en ninguna –siempre y cuando haya sido educado para valorar lo sagrado y para saber que cada momento de la vida y cada momento que pase contigo es algo profundamente sagrado.

3. Al final, pequeña, la única cosa que debes hacer para ‘mantenerlo interesado’ es ser tú misma.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Luis Ernesto Quintero Builes

Psicólogo

¿Por qué es clave que las mujeres entiendan la importancia del valor como personas, como mujeres, como parejas?

Todo comienza en los tiernos años de la infancia. Hay que tener presente que si desde pequeño el niño o niña se ve atacado por descargas continuas de expresiones humillantes, junto con actitudes no verbales de falta de respeto o descuido emocional, empiezan a originarse sentimientos negativos. Lo importante es que sea ella y eso se logra desde la estructura familiar.

El respeto de sí mismo se aprende, se gana y se experimenta.

¿Cómo enseñarles los mismos padres a las niñas la importancia de ese valor, ese interés por ellas mismas?

Es importante recordarles a los padres que en la infancia se inicia el desarrollo del carácter. Se les debe enseñar a las niñas a ser autosuficientes, el respeto por sí misma, esos sentimientos de satisfacción consigo misma, a tener control de sus emociones, de sus impulsos, a aprender a tomar decisiones, a distinguir lo bueno y lo malo, a reforzar en ellas diferentes habilidades que le permitan fortalecer su autoestima, aceptación, dominio propio.

Es enseñar a la mujer a pensar diferente desde pequeña, educarle sobre la importancia de valorarse y respetarse a sí misma. Recuerde que las niñas no nacen siendo protectoras ni cuidadoras, imitan a las madres que asumen ese rol.

Publicada por
PAOLA BERNAL LEÓN
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones