Viernes 28 de Noviembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Jóvenes
Patrocinado por:
Miércoles 19 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Matoneo en el colegio: ¡sé valiente y denuncia!

Matoneo en el colegio: ¡sé valiente y denuncia!
El componente educativo es la principal herramienta para combatir el matoneo escolar. Pearson Colombia diseñó un curso virtual para que padres, maestros y estudiantes conozcan las implicaciones del bullying, sus consecuencias, las maneras de afrontarlo y las estrategias para evitarlo.

La Intendente Jefe de la Policía de Infancia y Adolescencia, Consuelo Rueda, señala que la línea amiga de la institución está lista para recibir la llamada de cualquier persona que conozca la situación de un niño víctima de matoneo.
Y aunque no tienen estadísticas sobre las quejas porque aún el matoneo no está tipificado como delito, sí tienen un plan de acción a seguir cuando esto sucede: La Policía de Infancia y Adolescencia va hasta el colegio –hasta ahora la mayoría de quejas las han recibido desde las instituciones educativas- hablan con la víctima, con el victimario y con la ayuda del departamento de Trabajo Social de cada colegio establecen un compromiso para garantizar a la víctima que no será molestada.
Pero, según señalan algunos chicos, es difícil hablar.
“A veces uno aguanta que lo molesten, que le tomen el pelo, pero yo creo que si esto se prolonga uno debe ponerse firme y decir, ya no más”, comenta Diego, de 15 años. Eso sí, no duda en afirmar que entiende que es difícil enfrentarse a los acosadores.
Liliana, de 16 años, reconoce que a los 12 fue víctima de bullying por un defecto en su rostro, pero que luego de un tiempo sin prestarles atención, eso pasó. “Yo creo que lo importante es ser consciente de que uno es una persona valiosa y que no debe prestar atención a lo que los demás digan”.
Sin embargo, a veces es mucho más difícil que eso: el acoso no se limita solo a la escuela, también en las redes sociales los chicos son expuestos a la humillación frecuente, lo que hace mella en el concepto que el joven tiene de sí mismo y su vida se convierte en un infierno, incluso, tomando la decisión de suicidarse.
En septiembre 16, por ejemplo, una joven en Bucaramanga trató de quitarse la vida al ver unas fotos suyas en las redes sociales.  
El matoneo también es físico. Fuera de la institución o dentro, los acosadores atentan contra la integridad física de los adolescentes víctimas.
“Conozco un caso de un amigo que todos los días lo empujan los mismo niños de un grupito que se la pasa molestando a los que son más débiles”, comenta Joan, de 13 años. “Yo le digo que hay que contarle a alguien, pero él cree que si dice algo, ahí sí le van a pegar. El quiere que lo cambien de colegio, pero cree que sus papás no lo hacen por el qué dirán”, puntualiza Joan.
“Existe una serie de razones en la mente de los chicos que les impiden hablar sobre si están siendo acosados y molestados. Eso los adultos no lo entienden. Hay que establecer confianza con ellos, pero además, un sistema que permita identificar a los victimarios en cualquier circunstancia y normas claras para tratar a unos y otros”, señala Camilo Cifuentes, psicólogo de jóvenes.
La actualización del Código de Policía que radicó el gobierno para aprobación del Congreso de la República, señala en uno de sus apartes que los casos de bullying o matoneo deben ser penalizados con una multa de hasta 8 millones de pesos. Al respecto el psicólogo clínico y especialista en el tema, Juan Carlos Mahecha, señala que la solución  no es económica sino social.
“Los padres de los menores que son víctima del bullying, seguramente se sentirán satisfechos al conocer la medida, sin embargo esto no soluciona de raíz el problema, por el contrario puede llegar a agudizarlo, ya que los implicados van a recurrir al silencio para evitar mayores inconvenientes y cada vez va a ser más difícil detectarlo por parte de los padres y los maestros”.

El juego vs. Bullying
María Clara Rodríguez
Sicóloga de la Universidad de Los Andes con Magíster en Investigación y Evaluación Curricular de la Universidad Pedagógica Nacional
1Genera habilidades básicas de interacción social.
2Desarrolla habilidades para hacer amigos.
3Incentiva las habilidades conversacionales.
4Estimula las habilidades emocionales.
5Fortalece habilidades para afrontar y resolver problemas interpersonales.
6Reafirma valores y principios.

Recomendaciones para las víctimas
*Avísale a las autoridades para que el fenómeno no crezca. En el momento en que agachas la cabeza y demuestras miedo y temor, alimentas la ira del agresor porque lo que quiere es hacerte daño. Si ve que lo está logrando enfatiza y descarga toda su ira. Esta es una acción inmediata.
*Una acción personal es el trabajar en tu autoestima, manejar las bromas, los chistes, y burlarte tú mismo de tus defectos: cuando tú mismo te burlas de tus defectos, los demás se sienten aburridos porque ya no es chistoso.
*Aprende a manejar las relaciones interpersonales.

Preguntas y respuestas

CARLOS GUILLERMO MAHECHA MONTAÑA
Psicólogo
EXPERTO EN DESARROLLO HUMANO
¿Qué pasa por la mente del victimario?
“El matoneo tiene diversas formas, no podríamos hablar de un tipo de pensamiento específico, pero normalmente lo que ocurre en la mente del victimario es un rechazo, una intolerancia hacia las personas que tienen esa característica de raza o defecto físico que es el objeto de su ira. Lo que pasa con el chico o con la chica que generan ese comportamiento,  es que normalmente están heridos, son personas que tienen una historia de heridas psicológicas que los llevan a desquitarse de alguna manera contra un ser humano con unas características específicas. Piensan: “Los quiero eliminar de mi camino”, “me dan asco”, y ésta  es la versión infantil de la intolerancia adulta y es algo que hace parte de la especie humana”.
¿Por qué ahora el bullying es más comentado?
“Ahora lo que pasa es que el fenómeno de violencia que estamos viviendo en Colombia es algo que está creciendo. Esta violencia se ha visto toda la vida, pero el fenómeno es demasiado frecuente y empieza a ser alarmante y ha llegado a extremos”.
¿Qué pasa en la mente de la víctima?
“Así como está el fenómeno del rechazo, está el de la baja autoestima. Las víctimas son chicos rechazados porque no están cumpliendo un patrón específico. El problema es que muchas veces el chico que tiene una baja autoestima ni siquiera se siente tan diferente a los demás, que el mismo empieza a aislarse, posee una inhabilidad social, no sabe cómo manejar las bromas. Entonces eso produce el rechazo del grupo. No es en todos los casos, pero normalmente ocurre de esta manera, se menosprecian a sí mismos. El grupo es el que empieza  a hacer las burlas y si no tiene amistades fuertes, se queda solo”.
¿Han influido las redes sociales en el matoneo?
“El bullying o matoneo es un tema de la relaciones entre dos personas, el agresor y la víctima, o un grupo de agresores y de víctimas. Usualmente las relaciones las manejamos sobre la comunicación. En el momento en que aparecen las redes sociales aparecen los vicios y cualidades de los seres humanos, ya que las redes sociales son una forma de comunicación. Dependiendo de la red social en la que se esté generando la burla, la víctima se puede sentir más o menos asediada. El asunto con las redes sociales es que lo que antes hacían en el curso ahora se hace con todos”.

María Elena López
Psicóloga de familia
¿Qué es lo que pasa en el interior de los chicos que realizan el matoneo a sus compañeros?
“En cuanto al agresor, conviene mirarlo más allá del cliché o del prejuicio. No siempre es una persona malvada y sin sentimientos. Por el contrario, es usual que pueda necesitar tanta ayuda como la víctima, y que no sea consciente de las consecuencias de sus actos. Incluso puede ser un estudiante aventajado o tener liderazgo en el grupo, de hecho es muy común ver a este tipo de estudiantes agrediendo a sus compañeros. Algunos son muy inteligentes y quieren sobresalir. Lo que es de resaltar, es que el agresor puede ser cualquier tipo de estudiante; los líderes deportivos o académicos, por ejemplo, pueden ejercer acoso al sentir que tienen poder, son populares y están apoyados por un gran número de compañeros”.
¿Qué pasa en la vida de los chicos que lo sufren?
“La víctima puede inclinarse a:
a. Disminuir su  potencial para defender sus derechos
b. Tener un bajo rendimiento escolar.
c. Desarrollar sentimientos de venganza.
d. La depresión y el suicidio”.
¿Cómo se puede detener?
“La intimidación escolar es una realidad imposible de ocultar; está claro que no es un simple problema de chicos y que tiene graves consecuencias para todos los actores del conflicto. Por esta razón los adultos, padres y profesores, tienen la labor de prevenirlo y actuar oportuna y responsablemente cuando estos casos se presentan”.
¿Qué pueden hacer los padres?
 “La presencia activa y responsable de los padres es fundamental a la hora de prevenir y manejar la intimidación escolar. Es muy importante saber que muchos de los comportamientos que promueven o provocan el acoso, están relacionados con los que se  adquieren en casa. Cuando este tipo de casos se presentan, no resulta útil asumir que la responsabilidad es exclusiva del colegio y que les corresponde a ellos resolverlos. La familia es la formadora por excelencia de los valores que posibilitan la convivencia y, por lo tanto, su participación para solucionar estos problemas es vital”.

Publicada por
BELKYS P. ESTEBAN
Su voto: Ninguno (10 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones