Martes 21 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Jóvenes
Patrocinado por:
Miércoles 04 de Septiembre de 2013 - 12:01 AM

Que tener un hijo no sea tu proyecto de vida

No está mal desear ser padre o madre y tener una familia... pero en la adolescencia ¡es una verdadera locura! Si estás pensando que la vida se compone solo de las emociones sexuales y la maternidad o paternidad, es muy posible que más temprano que tarde te des cuenta que entre más edad tengas, mejor será tener un bebé.

Aunque creas que tener un hijo en la adolescencia no es una idea descabellada porque tus padres o los de tu pareja tienen dinero y te pueden ayudar, no te engañes: tener un hijo a tan temprana edad es una verdadera ¡irresponsabilidad!

La vida plantea muchos retos. A veces crees que estás perdidamente enamorado o enamorada de una persona y que estarán juntos para para toda la vida. Está bien que creas eso si es lo que te hace feliz, nadie tiene por qué dañarte la ilusión, pero… ¿por qué pensar que tener un hijo mantendrá el amor para siempre?

Tener un hijo debe ser algo pensado y planeado cuando ya eres mayor, cuando has experimentado lo que es trabajar, lo que es ganar y a veces perder en la vida, cuando te has enamorado una y otra vez y descubierto que tú y tu pareja estarán en la misma onda para tener un bebé. ¡Y eso no pasa a los 15 años!

En la adolescencia no se ha vivido lo suficiente y aunque hayas visto casos de jóvenes –mira el programa ‘Teen Mom’ y verás que sus vidas no son precisamente “lo máximo”- que han logrado salir adelante con un hijo, habría que preguntarse a qué costo.

Y no solo se trata de pensar “claro, puedo levantarme a las cinco de la mañana y alimentar a mi bebé”, o “claro, pues me pongo a trabajar”. No, lo realmente importante es qué clase de educación recibirá tu hijo cuando tú ni siquiera sabes qué hacer con la tuya. Seamos realistas: si estás pensando en tener un hijo a esta edad, es muy posible que tu hijo o hija pase por la misma situación. ¿Eso es realmente lo que querrías para él? Sin duda algo falló en tu educación si estás pensando en ser padre o madre a los 15.

No es que tener un hijo sea algo negativo, pero hazlo cuando tu proyecto de vida ya esté en marcha, cuando hayas cumplido tus sueños y metas y tengas en realidad algo valioso que ofrecer a una criatura.

Cómo hacer tu proyecto de vida

1 Tómate un tiempo para pensar a conciencia qué es lo que más te gusta hacer y si tienes habilidad para ello. En caso de que no lo sepas date un mes para experimentar con las artes, la música, la literatura, matemáticas, biología, física, deportes... en fin, la idea es descubrir para qué tienes habilidades y si eso te hace feliz.

2 Una vez que sepas para qué eres bueno, identifica el contexto a tu alrededor: dónde podrías seguir una carrera, cuánto te costaría, qué pensarían tus papás del asunto.

3 Busca contactos. Entre tus amigos del facebook, twitter o internet busca personas que puedan orientarte sobre el tema para que no andes en las nubes y sepas si lo que pensabas que sería tu futura profesión en realidad lo es. No tengas miedo de enviar unos cuantos correos electrónicos a esas personas.

4 Busca en la Historia mundial y local personas que hayan hecho lo mismo que tú para que alcances un poco de inspiración. Muchas veces nos desanimamos porque no sabemos si lograremos ser buenos en aquello que anhelamos ser. La Historia te demostrará que quienes sobresalen son quienes perserveran.

5 . Prepara una charla con tus padres. Ellos serán siempre tu mayor apoyo si los incluyes en tus planes. Si al principio no están de acuerdo contigo, no te ofusques ni amenzaces con marcharte. Al contrario, diles con calma que perseverarás y que solo necesitas una oportunidad para demostrar que serás muy bueno en lo que te has propuesto.

Métodos anticonceptivos

1 Condón o preservativo: Funda de látex que cubre el pene erecto e impide que el semen ingrese a la vagina. Se consigue fácilmente, económico, y se coloca con facilidad. Protege contra la mayoría de enfermedades de transmisión sexual o enfermedades venéreas.

2 Diafragma: Copita de hule rígido que se coloca directamente en el cuello uterino, obstruyendo la entrada de los espermatozoides al útero y trompas de falopio. Se inserta fácilmente antes del coito y puede proteger contra las ETS: gonorrea y clamidiasis.

3 Inyectables: Formas sintéticas de progesterona que son inyectadas trimestralmente. Se basan en la supresión hormonal de la ovulación. Efecto duradero, pero no protege de las enfermedades de transmisión sexual.

4 Píldora: Formas sintéticas de progesterona y estrógeno (píldora compuesta) o progesterona sólo (mini-píldora). El estrógeno impide la maduración del óvulo y la ovulación. La progesterona causa cambios en el endometrio del útero y la consistencia del moco cervical.

5 Píldora del día después: anticonceptivo de emergencia que se puede recurrir cuando falla o no se ha usado otro método.

Publicada por
BELKYS PAOLA ESTEBAN
Su voto: Ninguno (16 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones