Miércoles 27 de Agosto de 2014
Publicidad
Publicidad
Revista Nueva
Patrocinado por:
Sábado 03 de Noviembre de 2012 - 09:06 AM

Isabel Henao, exclusividad incluyente

Revista Nueva/VANGUARDIA LIBERAL
Isabel Henao, exclusividad incluyente
(Foto: Revista Nueva/VANGUARDIA LIBERAL)
Ella asegura que sus diseños no son hechos “por arte de magia”. Pero sin duda alguna, la magia siempre está en ellos. Dueña de una sensibilidad en vía de extinción, Isabel Henao dejó de ser hace tiempo “promesa del diseño”, para ser llamada “maestra y reina del éxito en las pasarelas”. Y por estos días está de celebración.

Quienes estamos ligados de una u otra manera al mundo de la moda recordamos muy bien que hace unos 10 años, cuando apenas se vislumbraba el nombre de Isabel Henao como diseñadora de modas en las publicaciones colombianas, los pocos párrafos que se escribían sobre ella tenían algo en común: los críticos, los periodistas expertos en la materia y los mayores exponentes de la moda, veían a Isabel Henao como una de las grandes promesas del diseño de modas colombiano.

Ahora, casi una década después, esta mujer nacida en Medellín, que de niña no dudaba en dar tijeretazos a los vestidos de sus muñecas para luego reinventarles diseños originales, les dio la razón a todos aquellos que vieron en ella a una figura promisoria; alguien que además lograría ser reconocida como una de las diseñadoras colombianas más prestantes, al punto de también ser llamada “maestra”.

Isabel, que se describe como “una mujer en cada uno de sus mil sentidos; hecha de pequeños pedacitos, de sueños, historias, fortaleza, amor y pasión”, ha demostrado el talento colombiano en las pasarelas nacionales e internacionales, a través de los cortes exquisitos, la mezcla de texturas y la feminidad que transfiere a cada una de sus prendas.

Ella se ha dado el lujo –como pocos diseñadores colombianos- de compartir pasarelas con grandes como Carolina Herrera y Agatha Ruiz de la Prada, un reto y un privilegio que no se les dan a todos, pero que sin duda asumió y superó como lo que es: una profesional.

Isabel sabe que ha dado pasos de gigante en su profesión -fruto del trabajo constante y de la gran pasión creativa que siente, “tan natural como respirar”-. Pero también reconoce que aún le faltan muchos más por dar. “La experiencia trae consigo un invaluable aprendizaje técnico, una madurez en procesos que nunca termina. E incluso así, debo admitir que extraño un poco el riesgo creativo de la inocencia”, asegura.

Demócrata de la moda

Sin duda, el éxito de Isabel Henao está marcado en su destino y los retos no dan espera. Por ejemplo, ya estamos viendo y tocando sus creaciones en “Colombia crea”, un proyecto creado por Falabella e Inexmoda (Instituto para la Exportación y la Moda), el cual busca apoyar el talento y el desarrollo de la industria de la moda colombiana.

Este arrancó invitando a Isabel, junto a otros cuatro de los diseñadores más reconocidos del país -Camilo Álvarez, María Luisa Ortiz, Renata Lozano y Mercedes Salazar- a presentar colecciones exclusivas para la cadena, en las cuales plasmaran su visión y esencia propias. Por supuesto, el resultado no puede ser otro distinto a que  muchas colombianas pueden tener ahora en sus armarios prendas únicas y diseños innovadores, creados por algunos de los talentos más destacados de nuestro país en el campo de la moda.

El proyecto, que ya es realidad y que se puso en marcha hace algunos días, es otro de los pasos que Isabel ha dado para ser protagonista de lo que muchos llaman: “la democratización” de la moda. “Nos interesa llegar cada vez a más mujeres, a más vidas e historias. Que podamos acompañarlas tanto en el día de su boda como en su trabajo; hacerlas sentir únicas, con precios maravillosos”.

Por esto y porque la diseñadora está celebrando un especial aniversario (se cumplieron diez años desde que lanzó su primera colección, en el año 2002), quisimos hablar con ella sobre su proceso creativo, su amor por la moda y sus próximos proyectos.

¿Cuál es su concepto respecto a la moda? ¿Qué lugar tiene en su vida?

La moda para mí es un medio de expresión estética maravillosa, y mi día a día. Es la forma como llegamos a tocar la vida de muchas mujeres. Es un privilegio absoluto el hacer lo que hacemos. 

¿Para qué tipo de mujer diseña Isabel Henao?

Para una mujer que sabe la importancia del vestuario. Que adora verse especial y que además tiene en común conmigo, un sentido renovado del romanticismo. El sello característico de mis colecciones son los detalles. Todo está en ellos. Creo firmemente en que le donan un alma a las prendas y las hace trascender. 

Sin duda alguna, esto de la creación de una colección de moda es, a los ojos de los legos en la materia, algo misterioso y mágico.

Realmente se trata de un proceso arduo. Las colecciones no suceden por arte de magia, son fruto de un trabajo conceptual y de un esfuerzo técnico importantes. Cuando haces algo por primera vez, te enfrentas a mil variables, pero el proceso es increíblemente emocionante. 

¿En qué se inspira a la hora de crear?

En cualquier elemento que pueda hacerme mantener la respiración. Puede ser una imagen, un color, una textura…, ese factor que hace que las ideas se disparen y que todo empiece a formarse a través de la intuición. 

Entre otros de los objetivos de los diseñadores está transmitir un mensaje a través de sus prendas. ¿Cuál es el suyo?

Emociones, ¡sin duda alguna!  El deseo más grande siempre es estimular los sentidos. Que las telas sean bellísimas al tacto, que se aprecien en todas las dimensiones sus colores y sus formas. Las emociones fluyen y es extraño, pero hay momentos en los cuales el proceso creativo toma control sobre ti.

Soy extremadamente sensible y adoro percibir una historia en todas sus dimensiones. Por eso busco el paquete completo: ¿cómo sonaría esa inspiración?, ¿cómo se ve?, ¿cómo se tocaría?... Son tantas emociones, que hacen de este un momento muy estimulante. 

¿Cuáles son sus texturas, telas y colores predilectos?

Adoro la seda. Es para mí el material más noble y cercano a la piel. En cuanto a colores, celebro la feminidad con violetas, magentas y rojos, tonalidades que adoro y son esenciales en mi vida.  

¿Y el infaltable en una colección de Isabel Henao?

La invitación a mirar de cerca. A sentir, a tocar. 

Todos los diseñadores tienen prendas favoritas en cada una de sus colecciones… 

Es cierto. En mi caso, los vestidos siempre son esenciales. Son una celebración del ser mujer.  ¿Hay acaso una prenda más favorecedora y romántica que un vestido?

¿Su más grande desafío y los momentos más difíciles de su carrera?

El reto se presenta todos los días, con cada proyecto que se inicia. Creo que el principal y esencial es perdurar y "reinventarte", manteniéndote fiel a tus valores.

En cuanto a lo más complicado, ¡conformar un equipo! No eres nadie sin una estructura a tu alrededor, y es difícil tener cada pieza de esa estructura. Tengo en este momento la bendición enorme de contar con mujeres maravillosas que son mi familia del día a día, a quienes debo lo que soy. 

¿Cómo son los diseños de su nueva colección, la cual explora lo que se ha llamado “la democratización de la moda?

Está compuesta por prendas y accesorios con detalles muy especiales, y a la vez… ¡tan usables! Tenemos dos historias de color: una en tonos neutros, como arena, beige y negro. Y otra en acentos de color, como naranja, magenta y uva. Desde los tops, a los vestidos, pasando por las pashminas y los collares, todas son piezas que invitan a apropiarse de ellas, a integrarlas al día a día de una manera muy personal. 

¿Qué viene en la vida profesional de Isabel Henao?

Dentro de poco lanzaré una segunda línea para mi marca, con historias de vestuario más orientadas al día a día y con precios maravillosos. Nos interesa llegar cada vez a más mujeres, a más vidas e historias. Que podamos acompañarlas tanto en el día de su boda como en su trabajo y hacerlas sentir únicas.

Algunas confesiones

“Una prenda favorita en mis colecciones son los vestidos. Siempre son esenciales. Son una celebración del ser mujer.  ¿Hay acaso una prenda más favorecedora y romántica que un vestido?”.

“Siempre he creído que lo que hacemos debe ser exclusivo, más no excluyente. Y este ha sido todo un reto -explica Isabel refiriéndose a su nueva colección-, por tratarse de una producción un poco más masiva de lo que estamos acostumbrados a trabajar”.

“Soy extremadamente sensible y adoro percibir una historia en todas sus dimensiones. Por eso busco el paquete completo: ¿cómo sonaría esa inspiración?, ¿cómo se ve?, ¿cómo se tocaría?... Son tantas emociones, que hacen del proceso creativo un momento muy estimulante”. 

Isabel se describe como una mujer “hecha de pequeños pedacitos, de sueños, de historias, de fortaleza, amor y pasión”.

La diseñadora paisa se ha dado el lujo, como pocos diseñadores colombianos, de compartir pasarelas con grandes como Carolina Herrera y Agatha Ruiz de la Prada.

Publicada por
REVISTA NUEVA
Sin votos aún
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones