Miércoles 16 de Abril de 2014
Publicidad
Publicidad
Revista Nueva
Patrocinado por:
Sábado 17 de Noviembre de 2012 - 08:42 AM

Mitos que “cubren” su piel en vacaciones

Revista Nueva/VANGUARDIA LIBERAL
Mitos que “cubren” su piel en vacaciones
(Foto: Revista Nueva/VANGUARDIA LIBERAL)
¿Los autobronceadores son seguros? ¿Dentro del agua la piel está protegida de la radiación UV? ¿Los betacarotenos ayudan a broncearse? En la siguiente guía encontrará mitos y verdades alrededor del cuidado de la piel en estas vacaciones.

El sol comienza a asomarse y los días que marcamos en el calendario para descansar junto a la playa o la piscina están cerca… No lo podemos negar, ¡qué sensación tan reparadora y relajante! Sin duda alguna, este tiempo de descanso no solo mejora nuestro estado de ánimo, también es importante para la regulación de las funciones corporales y pautas de sueño, la activación del metabolismo, la circulación e incluso es beneficioso para el sistema inmunológico.

Sin embargo, no cabe la menor duda de que así como el sol nos brinda beneficios, también puede resultar muy perjudicial, en especial para la piel, el órgano más extenso de nuestro cuerpo, que recibe toda esa energía a través de la radiación solar. Y esta última incide directamente sobre la piel con sus tres diferentes tipos: UVC, UVA y UVB; los dos últimos son catalogados como los más perjudiciales, así que ¡a cuidarse!

Aquí, un recuento sobre los mitos más comunes respecto al cuidado de la piel durante las vacaciones. ¿Qué es verdad y qué mentira? ¿Cómo disfrutar de lo mejor del sol?

  • ¿Broncearse es saludable?

¡Claro que no! Sin  embargo, ¿quién no está de acuerdo con que dejar de lado el tono pálido de la piel y pasar a lucir un color dorado espectacular es uno de los objetivos de la gran mayoría durante las vacaciones? ¡Muchos lo queremos!

Pero lo que pocos sabemos es que esta “inofensiva” actividad (broncearse) es una forma de defensa de nuestro organismo contra los daños producidos por la radiación UV.

Según lo explica el doctor John Alexander Nova, del Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta, “el efecto de bronceado es solo el grito de la piel ante los rayos solares. Durante la exposición, la melanina sale a la superficie de la piel con el objetivo de protegerla, haciendo que ese color dorado tan llamativo aparezca. No es un efecto estético, es un efecto protector”.

Por su parte, el doctor Guillermo Sánchez, médico epidemiólogo e investigador, resalta que el hecho de buscar un color dorado hoy, puede acarrear encontrar un cáncer en el futuro. “Broncearse es una de las situaciones que más daño causan a nuestra piel. Además, el peligro se incrementa en un país como el nuestro, pues está localizado en la región ecuatorial, uno de los lugares del planeta donde los rayos solares ‘pegan’ con mayor fuerza. Por eso, y aunque usted crea que se protege adecuadamente, la realidad puede ser otra”.

  • El autobronceo: ¿una mejor opción?

¡Falso! Estudios han detectado que muchas cremas y lociones autobronceadoras también son sustancias nocivas, las cuales, potencialmente, pueden desarrollar cáncer de piel.

Explica el doctor Sánchez que este tipo de sustancias aceleran el efecto de la radiación ultravioleta y son peligrosas porque incrementan el riesgo de quemaduras y, más adelante, de desarrollar lesiones cancerosas. “Tal vez, temporalmente, nos bronceemos al utilizarlas. Pero en realidad podemos causar lesiones sobre el ADN de nuestras células”, indica el especialista.

La alarma se extiende de igual manera al uso de las cámaras de bronceo. A la vez que logran en tiempo récord tonos perfectos, a ese mismo ritmo triplican el riesgo de contraer cáncer.

  • En el agua estamos protegidos

¡No! Si usted piensa que estando en la piscina o en el mar el riesgo de quemaduras disminuirá, está equivocado. Los expertos aseguran que el agua proporciona una protección mínima contra la radiación UV; incluso aumenta la exposición, pues refleja el 10 por ciento de estos rayos. Por eso recomiendan el uso de camisetas u otro tipo de prendas que minimicen el riesgo. “Realmente es la única manera de proteger la piel”, recalca el doctor Nova.

A lo mejor ahora está pensando en una salida fácil: usar protectores solares resistentes al agua. ¡Tampoco son la solución! Según lo explica el doctor Nova, “las cremas solares tienen una resistencia relativa al agua. Al bañarnos, su capacidad de protección disminuye entre el 40 y el 60 por ciento. De este modo, un factor de protección 50 se reduciría a un 20, lo cual, básicamente, nos deja desprotegidos ante el sol. Debemos olvidarnos de la resistencia al agua y aplicar la crema cada vez que nos metamos en la piscina o al mar, e incluso cuando sudemos”.

  • ¿El protector solar es la mejor opción ante los rayos UV?

Más o menos… Aunque el uso de protector solar es una excelente e indispensable alternativa, debemos recalcar que no es una “vacuna” contra los nocivos rayos solares. Incluso solo hay una diferencia del tiempo que dura el efecto de protección entre un protector solar factor 15 y uno factor 100. Esto significa que si usted usa un factor 15, debe aplicar el producto seis veces al día; mientras que si se decide por uno de factor 100, necesitará reaplicarlo cuatro veces.

Recuerde que existen otras alternativas de protección como los sombreros, las camisas frescas de manga larga y las gafas de sol, elementos muy efectivos, que sin duda protegen al máximo la piel y evitan quemaduras casi en un ciento por ciento.

Algunas investigaciones han concluido que quienes sufren de 9 a 10 quemaduras producidas por el sol durante su vida, ¡tienen cuatro veces más riesgo de desarrollar cáncer de piel en el futuro!

“Eso quiere decir que si usted fue a la playa o a la piscina, y en cada una de esas vacaciones se quemó hasta acumular fácilmente 10 historias de quemaduras, en el futuro tiene cuatro veces más riesgo de desarrollar cáncer de piel que quien no ha sufrido esta situación”, asegura el doctor Sánchez.

  • En días nublados, ¿estamos fuera de peligro?

¡Falso! ¿Para qué usar bloqueador o protegernos del sol si no lo vemos? Este es uno de los mitos más comunes alrededor de la radiación solar. Sin embargo, el hecho de que parezca que hay ausencia de rayos fuertes de sol, no quiere decir que los ultravioleta no estén ahí.

Según los especialistas, hasta el 80 por ciento de la radiación UV solar puede atravesar una nubosidad poco densa e incluso la neblina de la atmósfera aumenta la exposición a la radiación UV. Un cielo que nos parece gris y nublado, solo puede reducir los rayos UV en un 20 por ciento, lo que añadido a las superficies reflectantes -como la arena, el agua o la nieve- hace que uno esté expuesto a los rayos UV del sol, incluso en un día nublado. Así que uso del bloqueador solar es independiente del clima… y ¡debe ser diario!

  • “¡Sí al sol!... Necesito vitamina D”

No… Otra de las excusas más comunes para tendernos al sol sin medida es la obtención de vitamina D, necesaria en la mineralización de los huesos, el fortalecimiento del sistema inmune y el mejoramiento de algunos tipos de enfermedades dermatológicas como el acné y la psoriasis.

Sin embargo, algunos estudios recientes indican que no es necesario obtener la vitamina D mediante la exposición solar. También se puede conseguir consumiendo leche, cereales, yogur, jugo de naranja y atún. Incluso, algunos dermatólogos están de acuerdo en que puede ser obtenida mediante un suplemento, sin crear riesgos para la piel.

  •  Los betacarotenos, ¿dan color a la piel?

¡Cierto! Los alimentos que contienen betacarotenos como zanahorias, mango, calabaza y verduras de hoja verde (lechuga y espinacas, por ejemplo), hacen que la piel adquiera un color naranja o amarillo y pueden favorecer un mejor tono a la hora de broncearse.

Pero estos alimentos deben ser consumidos en grandes cantidades para poder obtener resultados. Además, los especialistas recalcan que de todas maneras SIEMPRE debemos mantener la piel protegida, pues comer zanahoria o mango no contribuye en nada a la protección contra el sol.

  • Los niños no necesitan protección

¡Error! Se estima que el 80 por ciento de exposición al sol de una persona se produce antes de los 18 años. Los niños aún no tienen desarrolladas las barreras naturales con que cuentan los adultos para protegerse de los rayos UV y por esto la ecuación obligada cuando los pequeños van a exponerse al sol es: protección y más protección.

A los menores de 3 años de edad, póngales una camiseta ligera, un gorro y aplique abundante protector solar de alto FPS. Los expertos advierten que los menores de un año no deben exponerse al sol directo, pues su piel es todavía muy delgada y frágil.


6 pasos para disfrutar del sol… saludablemente

Les preguntamos a nuestros expertos cómo disfrutar del sol saludablemente. Y nos dieron estos tips.

1.     Use ropa y gafas protectoras

Los sombreros de ala ancha y la ropa suelta protegen del sol. Y para reducir el riesgo de lesiones oculares, use gafas de sol que filtren toda la radiación UVA y UVB.

2.     Use bloqueador solar

El bloqueador solar de amplio espectro con un factor de protección de 15 o más, y su reaplicación cada dos horas, o después de trabajar, nadar, jugar o hacer ejercicio al aire libre, puede ayudar a reducir los efectos nocivos de la radiación UV. Evite los excesos durante la exposición al sol, incluso si se ha aplicado filtro solar.

3.     Conozca el índice UV

Evite la exposición excesiva a la luz solar y utilice el índice UV para planificar sus actividades al aire libre:

-          Factores UV 1 y 2: puede permanecer en el exterior sin riesgo.

-          Factores UV 3, 4, 5, 6 y 7: necesita protección y medidas para evitar los rayos solares (sobre todo al medio día).

-          Factores UV 8, 9, 10 y 11: necesita protección extra y medidas para evitar los rayos solares (sobre todo al medio día).

4.     Reduzca la exposición al sol del mediodía

Los rayos UV solares son más intensos entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde. Reduzca la exposición al sol durante esas horas.

5.     Aproveche la sombra

Busque la sombra cuando los rayos UV son más intensos. Ahí estará mucho más protegido.

Publicada por
REVISTA NUEVA
Etiquetas:
Su voto: Ninguno (4 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones