miércoles 12 de agosto de 2009 - 10:00 AM

232 comerciantes de Feghali, ad portas de recibir escrituras

Johana Pinzón es una vendedora de ropa infantil que decidió un día dejar la informalidad de las ventas ambulantes, cansada del sol, el agua y el temor de que su mercancía cayera en manos de las autoridades. Fue entonces que se acogió al Plan de Recuperación del Espacio Público que lideraba la Administración Municipal de ese entonces, y pasó a convertirse en uno de los inquilinos de los 559 locales del Centro Comercial Feghali, el 5 de noviembre de 1998.

Hoy, esta madre de dos hijos es uno de los 232 vendedores de Feghali que está a un paso de ver cristalizado su sueño de tener la escritura de su negocio, después de 10 años de espera.

Como requisito previo para tal fin, los comerciantes se capacitaron en el Sena y recibieron los diplomas que los certifican como expertos en propiedad horizontal, ética y valores y mercadeo. El proceso que tuvo el acompañamiento de la Alcaldía, a través de la Defensoría del Espacio Público.

Luis Mejía es otro vendedor, que tiene un puesto de lencería, que se muestra orgulloso por haber cursado la capacitación: 'Ha sido una experiencia maravillosa adquirir conocimientos sobre mercadeo y el trato al cliente', que  en su opinión, no se aprende en el rebusque de la calle.

Un gran logro


Para Rigoberto Olarte, administrador del Centro Comercial, situado en pleno centro de Bucaramanga, se trata de un gran logro, pues significa por un lado, que el Gobierno local está apostando por Feghali y por otro lado que ‘sí paga’ operar dentro de la formalidad.

En ese sentido, afirma que aspira a que dentro de dos meses las escrituras ya estén en poder de sus dueños.

síntesis
Cambiar el concepto cultural de la calle


De acuerdo con Diego Frank Ariza Pérez, defensor del Espacio Público del Municipio, la Administración local está resuelta a sacar adelante estos centros comerciales, como Feghali, San Bazar, y otros espacios en las plazas de mercado, para eliminar ese 'paradigma de que fueron un fracaso, y que los que están en la calle entiendan que no pueden seguir invadiéndola en forma vitalicia'.  

En ese orden de ideas, dice que la solución no se limita sólo a entregarles un local a estas personas, sino propender por instruirlas y motivarlas gracias a este tipo de capacitaciones.

'Es importante que los vendedores, ahora formales, se comprometan en el arreglo de los pasillos, utilicen un lenguaje moderado, les permitan a  los clientes unos espacios para que puedan transitar… que pongan de su parte y cambien ese concepto cultural de la calle, donde se debe infundir el orden y el respeto', sostiene el funcionario.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad