Jueves 11 de Octubre de 2018 - 04:20 PM

Esta es la estrategia para reducir la violencia de género en Santander

La educación se convirtió en la herramienta clave para prevenir la violencia de género en Santander. A los estudiantes se les inculca el respeto hacia las diferencias, mientras que mujeres líderes trabajan para erradicar el machismo en sus comunidades.
Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
Esta es la estrategia para reducir la violencia de género en Santander
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)

Cecilia Esther Payares Medina, funcionaria de la oficina de Participación Social de la Gobernación de Santander, explicó a Vanguardia.com la estrategia que se implementa en la región para reducir el machismo que genera hechos de violencia.

Uno de los frentes en que se trabaja es en la educación de una 'nueva generación' de niños para que rompan los estereotipos de una cultura machista. Es decir, este cambio se trata de dejar a un lado aquellas creencias que, por ejemplo, inculcan que los varones no deben llorar y que el color azul es masculino mientras que el rosa es femenino.

Lea también: No guarde silencio: Siga estos pasos para denunciar si fue víctima de la violencia en Santander

"Estos patrones culturales hacen que de una u otra forma haya un desequilibrio en la igualdad de género. Pero esa visión puede ser cambiada", recalca la experta.

Para empezar, hace un año y medio se lanzó un plan piloto en 12 colegios de Santander, la mayoría ubicados en el área metropolitana de Bucaramanga, además de las provincias de Vélez y García Rovira.

"Se desarrolló una primera etapa para realizar unos estudios para encontrar los diferentes procesos de cada región. Cada espacio tiene una forma particular de ver las masculinidades y la violencia de género", explicó Cecilia Payares.

De acuerdo con la líder del proyecto, el ejercicio arrojó buenos resultados, pues mejoró el trato entre hombres y mujeres al interior de estas instituciones educativas. "La primera infancia es una base fundamental para enseñarle a los niños a respetar y valorar el otro género. Cuando sean adolescentes serán personas sanas, que no van a violentar a ninguna mujer".

Lea también: Bucaramanga vista desde la mirada de cinco niñas

Otro de los aspectos importantes es el ejemplo de la familia, pues los niños imitan los patrones que observan. "Sin importar si se es hombre o mujer, en las familias debe haber roles compartidos como la crianza de los hijos. Los hombres también cocinan y hacen quehaceres domésticos, y las mujeres también podemos hacer trabajos pesados", afirma Payares.

La funcionaria recomienda que en las escuelas se motive a los estudiantes para que piensen más allá de pasar una materia o ganar el año escolar. "Debemos enseñarles a ser un mejor ser humano que pueda ayudar y respetar las diferencias del otro. Hay que cambiar el concepto de la educación basada en la competencia, porque genera agresiones".

Los adultos se pueden reeducar

El esfuerzo para reducir la violencia de género en Santander también está dirigido a los adultos, ya influenciados por factores como creencias religiosas. "Como adultos tenemos arraigados una cantidad de conceptos que nos dividen como personas. Tenemos que reeducarnos", señaló la funcionaria.

Payares resalta que el reto está en lograr comprender que todos los seres humanos, independientemente de su género, tienen los mismos derechos y debemos verlos como sujetos de derechos. "Prima el respeto ante la otra persona, antes que las diferentes ideologías que cada uno tiene".

Lea también: Hombres: a cambiar los estereotipos

En Santander existe un programa llamado 'Gestoras sociales de afecto', que funciona desde hace tres años y medio. El motor de esta iniciativa es un grupo de lideresas que desarrollan estrategias para la prevención de violencia de género.

"La idea es vincular al género masculino para que entienda las diferentes situaciones que vive una mujer en su interior. Así los hombres pueden ser más empáticos frente a las condiciones de vulnerabilidad de las mujeres", explicó Payares.

Para la experta, los programas de prevención contra la mujer no solo deben estar dirigidos a las mujeres, sino que también deben enfocarse en los hombres. "Quienes más deben aprender las normas y restablecimiento de valores son ellos. Los hombres deben estar en este escenario porque si no involucramos a quienes nos agreden será difícil cambiar la situación".

Lea también: Fallo determinó que el Estado puede ser responsable de violencia de género

Unas 5 mil mujeres se han capacitado sobre los procesos de restablecimiento de derechos y rutas de atención frente a los diferentes tipos de violencia en Santander.

"Hemos llegado a tener 700 mujeres graduadas en procesos de restablecimiento de derechos y prevención de la violencia. Ellas mismas se reúnen y realizan trabajos social comunitario".

Cifras de violencia

Según un informe de la Universidad Libre, durante el primer trimestre de 2018 se reportaron 3.014 casos de mujeres maltratadas por sus parejas y excompañeros sentimentales en Colombia. De esos casos, 172 se ocurrieron en Santander.

Lea también: Fue enviado a prisión tras ser acusado de apuñalar a su expareja en Girón

Cecilia Payares comentó que desde el año 2012 se notifican en el sistema de vigilancia epidemiológica los casos de violencia. Sin embargo, es difícil calcular qué tanto han aumentado o disminuido realmente, ya que existe un subregistro.

La funcionaria señala que según las cifras los hechos de violenciaregistrados van en aumento. "Las personas actualmente son conscientes de que deben denunciar. No solamente las mujeres somos violentadas, también los hombres, pero mucha gente sigue sin denunciar por miedo al estigma".

Ejemplo para Latinoamérica

Estas iniciativas fueronelegidas para ser expuesta durante la conmemoración de los 70 años de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la Organización de Naciones Unidas, Cepal, que se realizará en Chile. "La idea es que otros países copien el modelo de que realizamos en Santander. Queremos ser un buen ejemplo internacional", expresó Payares.

La experta asegura que estas estrategias pueden ser implementadas en países como Perú, Bolivia y Argentina. "Los índices de violencia contra la mujer también son muy altos en estos países.

Video: El testimonio de Yolanda: vivir con miedo siendo una mujer migrante en Santander

Publicada por
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
culona festivo
Sorteo del 15 de Oct
7
1
4
2
dorado festivo
Sorteo del 15 de Oct
6
8
8
3
Astro Luna
Sorteo del 15 de Oct
acuario
0
0
5
3
Publicidad