Viernes 07 de Diciembre de 2018 - 12:01 AM

Escándalo por denuncia de plagio de un docente a dos universitarias

Un docente y un estudiante, de una de las universidades más reconocidas de Bucaramanga, están involucrados en un polémico caso de presunto plagio. Dos universitarias los acusan de copiar, textualmente, un trabajo de investigación que ellas realizaron.
Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
Esta redacción logró establecer que el estudiante implicado en dicho caso de plagio sufrió una sanción por parte de la Santo Tomás, que le impedirá participar en cualquier actividad o evento desarrollado por la Universidad durante un año.
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)

“Es insólito que esto ocurra en una universidad... El profesor se aprovechó de que era nuestro asesor y nos plagió dos trabajos”.

El testimonio corresponde a una estudiante de octavo semestre de derecho de la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga, quien denunció que ella y otros dos compañeros de clases fueron víctimas de un plagio. El docente “utilizó los textos” en un libro que publicó.

Las universitarias Camila Durán y Diana Merchán, aseguran que un docente y un alumno de la citada facultad firman como autores de un libro, cuyo 47% de producción corresponde a su producción intelectual. “Ellos copiaron textualmente nuestros documentos sin darnos crédito”.

Ellas acusan al profesor y abogado César Romero Molina, y al alumno Luis Gómez Monterroza, del plagio.

La Universidad Santo Tomás ya inició los respectivos procesos de investigación y de sanción, contra los implicados en este escándalo.

Los hechos

Las denunciantes, miembros del Semillero de Investigación de Hacienda Pública de la Universidad Santo Tomás, realizaron un trabajo de investigación formativa, “bajo la asesoría del docente César Romero Molina, durante 2016 y 2017”.

Igualmente, afirman que en 2016 redactaron otro documento, que también habría contado con el asesoramiento del maestro.

“César Romero nos dijo que iba a incluir nuestros textos en otro documento que él estaba haciendo, y prometió que íbamos a figurar como coinvestigadores por lo aportado. La Universidad tiene registro de que, junto con otro compañero, somos los autores de esos escritos”, indicaron las afectadas.

Según Diana y Camila, periódicamente enviaban adelantos de dichos documentos al profesor César Romero. Ellas afirman que quien era su auxiliar, Luis Gómez, también tenía acceso a dicha información.

La publicación

A principios del presente año, las estudiantes se enteraron de la publicación de un libro en materia de derecho, en el cual aparecían como autores el docente y abogado César Romero y el alumno Luis Gómez.

“Luego de leer dicho libro nos dimos cuenta que el 47% del texto tiene una copia, textual, de nuestro trabajo de investigación y del otro escrito que le presentamos al profesor César”, señalaron las denunciantes.

Las universitarias quedaron sorprendidas e indignadas tras tal publicación, pues aseveran que “no hicimos ningún contrato de cesión, ni firmamos un documento que acredite la venta de los derechos de autor”.

“Nos quisieron callar”

Otro hecho polémico en este caso es la entrega de una considerable suma de dinero, por parte de uno de los personajes denunciados a las universitarias afectadas.

“Nos reunimos con César y Luis. Ellos nos ofrecieron y nos entregaron un millón 600 mil pesos con la finalidad de que dicho asunto no saliera a la luz pública. Sin embargo, no se solucionó y aclaró la vulneración de derechos de autor con el libro”, dijeron Diana y Camila.

Vanguardia Liberal habló con el docente y abogado César Romero Molina, pero el profesor aseguró estar incapacitado a raíz de una afección de salud, y prefirió no dar declaraciones sobre la denuncia en su contra.

Es pertinente informar que, en 2009, Romero Molina estuvo envuelto en otro escándalo, tras ser requerido por la Fiscalía.

En ese entonces, dicho organismo investigativo lo requirió por presuntas irregularidades realizadas con el proceso de liquidación del Instituto Departamental de Salud de Arauca.

Luis Gómez Monterroza, el alumno implicado en este caso de plagio, desmintió las acusaciones en su contra y aseguró que “no cometí ningún plagio. La sanción que me impusieron es ilegal e injusta. En la facultad no me escucharon, violaron mi derecho al debido proceso... esto es una persecución para acabar con mi vida”.

Según el estudiante, “yo también soy autor de esos trabajos que presentaron ellas, al igual que mi profesor César, realizamos asesorías. No incluimos los nombres de ellas en el libro, porque se trató de un documento realizado en clases, más no de una obra pública”.

Con relación a la polémica entrega de dinero a las denunciantes, Gómez Monterroza dijo que “nosotros teníamos una relación de amigos. Por eso acordamos que había irregularidades, que posiblemente se podrían subsanar, y yo les ofrecí una suma de dinero para que dejáramos así las cosas. Yo hice esto para evitar escándalos”.

Vanguardia Liberal entrevistó a la decana de la Facultad de Derecho de la Santo Tomás, Johana Riaño Acosta, quien aseguro que “a partir del informe que recibimos, en septiembre pasado, se inició la investigación en contra del alumno implicado por violación al reglamento disciplinario”.

Según Riaño Acosta, tras llevarse a cabo el respectivo proceso probatorio y luego del debido análisis, se evidenció que en efecto hubo una “responsabilidad” del alumno implicado en este polémico caso.

“Se tomaron las pruebas del caso y se vinculó al estudiante. Se le respetaron todas las etapas procesales y le garantizamos el debido proceso. Se tomó la decisión de sancionarlo; él apeló, el caso pasó a Consejo Académico Particular (segunda instancia), y finalmente el Consejo confirmó la sanción”, informó la Decana.

Con respecto al docente implicado, Riaño Acosta indicó que “lo que hicimos fue remitir copias del informe al Departamento de Talento Humano, pues como facultad no somos los competentes para iniciar una investigación contra él”.

Vanguardia Liberal pudo conocer, a través de fuentes en la Universidad, que el profesor César Romero Molina se declaró en incapacidad médica desde septiembre pasado. Es decir, completa cerca de tres meses ausente de la institución. Su investigación iniciaría una vez se presente.

“Es la primera vez que ocurre un caso de estos. Como facultad, y las demás directivas de la Universidad Santo Tomás, estamos muy atentos a prevenir hechos como este”, señaló la Decana.

Publicada por
Contactar al periodista
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 
manizales
Sorteo del 12 de Dic
3
2
9
2
valle
Sorteo del 12 de Dic
9
7
9
7
Astro Luna
Sorteo del 12 de Dic
libra
2
3
0
1
Publicidad