martes 02 de febrero de 2010 - 10:00 AM

$60 mil es la comisión por llevar heridos a las clínicas

Un accidente ocurrido en la carrera 27 con calle 36 cobró la vida de Enrique*. Él, un hombre de 70 años, fue arrollado por una buseta de servicio público mientras intentaba cruzar la vía.

Pocos minutos después del impacto, Enrique fue auxiliado por una ambulancia de la Defensa Civil. Sin embargo, sus familiares aseguran que, inexplicablemente, en vez de ser transportado al centro asistencial más cercano, ubicado a escasas dos cuadras del lugar del incidente, la ambulancia prefirió recorrer aproximadamente unas 13 cuadras.

Y es que a pesar de que los especialistas consideran que los primeros 20 minutos son vitales para salvar una vida, en el caso de Enrique este tiempo corrió, pero en su contra: 'Retardaron en gran manera que él pudiera recibir atención adecuada y oportuna, pues la institución a la que lo llevaron, además de ser alejada del sitio del accidente, no contaba con los equipos idóneos, por lo que al final tuvimos que trasladarlo a la clínica donde deberían haberlo llevado en un principio', sostuvo una hija de la víctima.

Aunque el caso de Enrique bien podría ser considerado como otro de los ya acostumbrados ‘paseos de la muerte’, se trata más de un caso de la ‘guerra del centavo’ que se da entre taxis y ambulancias; una situación que cada vez se hace más evidente en la ciudad de manera selectiva, pues se presenta con personas que resultan heridas en accidentes de tránsito.

De esta manera lo confirmaron a Vanguardia Liberal miembros del cuerpo médico de algunas instituciones de salud de Bucaramanga, una integrante de una empresa privada de ambulancias, al igual que varios conductores de taxi.


Hay tarifas

De acuerdo con las denuncias recibidas por esta Redacción, las instituciones de salud no dudan en ofrecer comisión a quien les lleve heridos en accidentes de tránsito, debido a los ‘jugosos’ cobros que pueden realizarle al Soat,.

'Desde hace tiempo las ambulancias y los taxis reciben pagos por los lesionados en accidentes viales. Algunos lugares ofrecen más y otros menos, pero de alguna manera estos pacientes ya tienen un valor para las clínicas… Es bastante común en todas las entidades privadas por el recaudo que pueden realizar con el Soat', aseguró Patricia García, quien por algún tiempo fue miembro de una empresa de asistencia médica.

La tarifa, según García, es en promedio de $60 mil. Sin embargo 'hay una clínica que paga $50 mil y otra ofrece $70 mil, que es la tarifa más alta en toda el área metropolitana'.

Con respecto a las formas de pago empleadas, tanto García como otras de las fuentes consultadas por Vanguardia Liberal, que solicitaron reserva del nombre, coincidieron en que cada institución cancela de manera diferente: algunas dan ‘vales’, otras registran el nombre de los conductores o de las empresas, y pueden entregar los pagos en el instante o en los días siguientes.


Ambulancias confirman los pagos y se defienden

Leidy Jimena García, directora de Ambulancias ABC Vital, manifestó: 'El Soat no tiene una tarifa fija para nosotros, así que eso lo están haciendo las clínicas, a partir de un manejo interno… eso sí, sabemos que las instituciones cobran un precio elevado por la atención de estos pacientes y a nosotros nos pagan por el valor que ellos quieran y cuando quieran'.

Y agregó: 'Las aseguradoras deberían ser quienes se hagan responsables de prestar los primeros auxilios en estos casos para evitar todo esto de los pagos. Aunque me imagino que las empresas quieran ganar más, a nosotros en realidad no nos interesa el Soat sino la atención inmediata…'.

A su turno, Javier Gómez, subgerente de Ambulancias Emergencias, advirtió que las autoridades deben prestar atención a este tema: 'No existe una regulación sobre esto, razón por la cual se presta para abusos e irregularidades como las denunciadas ahora'.

El subgerente de esta empresa también recalcó que si bien no tienen en cuenta ninguna tarifa, sí reciben los pagos 'porque si intentamos cobrar nosotros mismos a la aseguradora, nos hemos encontrado que pagan menos que lo que ofrecen las clínicas. No sé cómo suceda esto o cómo lo manejen las clínicas, pero así sucede'.

Por su parte, Leidy Jimena García explicó: 'Algunas veces los vehículos se desplazan no al lugar más cercano sino a uno donde más reciban a los paciente de urgencias y donde esté menos congestionado. A nosotros nos avisan en qué lugar está más fácil la atención y dónde se presenta congestión en ese instante. A veces nos retienen los vehículos hasta 45 minutos o una hora'.


Secretaría de Salud desconoce la situación

Al consultar sobre el tema, María Leonor Jaime, secretaria de salud municipal, aseguró que desconocía que se estuviera presentando estas acciones e invitó a que la ciudadanía denuncie los casos.

'Sí se habla bastante de eso, pero cuando procedemos a verificar, no logramos comprobar nada y además nadie ha presentado denuncia alguna sobre esto. Lo que debe hacer la ciudadanía es darnos a conocer lo sucedido, y nosotros procederíamos a llevar la denuncia ante las instancias respectivas', afirmó la funcionaria.

Y aclaró que 'la norma sí establece que en todo momento los pacientes deben ser llevados al centro más cercano. Nadie debe omitir esto'.


Los taxis también ‘la rebuscan’

María Hernández, es otra ‘paciente soat’ que esta Redacción conoció. Sin embargo, su traslado no fue realizado por una ambulancia sino por un taxi, que atravesó casi toda la ciudad para que recibiera atención médica.

El accidente se presentó el 31 de octubre del año pasado mientras transitaba en un vehículo por la carretera antigua a la altura del puente de Portón del Tejar, en el sur de la ciudad, y sin explicación alguna, fue transportada hasta la Quebradaseca; ignorando al menos tres centros asistenciales que se encontraban más cerca.

'Estaba casi inconsciente así que no supe por qué me llevaron hasta allá; además, no me sacaron exámenes que deberían haberme hecho pues tenía golpes en mi cabeza, nariz y mandíbula. El taxista que me prestó el servicio pudo llevarme a otro lado pero no lo hizo', aseguró.

Sobre esto, un conductor de taxi, que pidió reserva de su nombre, confirmó que el gremio también se beneficia de los ‘incentivos’ que ofrecen las clínicas: 'Al momento de recoger algún herido nos cuidamos de que no esté grave o que se vaya a morir en el carro… Sabemos en qué sitios nos va mejor llevar pacientes y en algunos casos hacemos arreglos con las instituciones'.

Y agregó: 'Aunque en ciertos lugares nos pagan en el mismo momento que dejamos los heridos de tránsito, en otros tenemos que esperar hasta el día siguiente, y en una clínica nos dan los lunes, miércoles y viernes para hacer los cobros'.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad