martes 23 de octubre de 2018 - 10:49 AM

700 familias de un barrio al Norte de Bucaramanga tienen sus casas a punto de caerse

Un fallo del Tribunal de Santander ordenó la reubicación de cerca de 700 familias que viven en el sector 2 del barrio Villa Rosa en el 2001, a la fecha el traslado no se ha cumplido en su totalidad y la situación de las viviendas empeora con cada temporada invernal.

Grietas en las paredes, hundimientos, muros caídos y pisos fracturados es el común denominador en las casas de las manzanas 9 a la 28 del barrio Villa Rosa sector 2, a causa de una falla geológica. 

“Desde el año 2001, y en cabeza de la anterior Junta de Acción Comunal se adelantó una acción popular para exigir la reubicación de cerca de 700 familias afectadas por esta falla”, manifestó Orlando Espitia Camacho, Presidente de la Junta de Acción Comunal de Villa Rosa sector 2. 

El Tribunal de Santander falló a favor de las familias y obligó a la administración municipal a llevar a cabo el proceso de reubicación; “han pasado los años y seguimos en la misma situación”, aseguró  Espitia Camacho. 

Sin embargo el problema que enfrenta esta comunidad es más complejo de lo que parece, pues algunas familias accedieron al traslado pero en su lugar llegaron nuevas personas a ocupar los predios que no han sido demolidos. 

“Antes del Invisbú estaba el Inurbe, que posteriormente fue liquidado, este último tomó una lista de las personas que no quisieron acatar el traslado y decretó que si determinado número de familias no se trasladaba se congelaban los precios. En ese entonces estaban dando cerca de 20 millones de pesos a las personas de esa lista, logrando así la reubicación de 200 familias, pero en su lugar ahora tenemos lo que nosotros llamamos cuidanderos de confianza”, señaló Espitia.

Lea también: “La tragedia de Barrancabermeja es culpa de los urbanizadores piratas”: Vicepresidenta Ramírez

El riesgo empeora con cada temporada invernal pues el terreno se vuelve más inestable. "Por las lluvias tenemos problemas en la red de alcantarillado, el agua se rebosa y se inundan los patios", explicó.

Adicionalmente las casas de Villa Rosa colindan con el barrio José María Córdoba, en donde las viviendas fueron demolidas pero “la CDMB no hizo la recuperación ambiental como lo dicta la norma y se convirtió en un asentamiento”, continuó. 

Fabio Buitrago, habitante del barrio Villa Rosa también dio a conocer su posición, “si hay un fallo y por ende se dio un buen fin a la acción popular la idea es que se cumpla con la reubicación, pero si en dado caso ya no hay por que llegar a esto, lo ideal es que se expida un certificado que asegure que en el barrio ya no hay riesgo alguno y que el valor comercial vuelve a unificarse dependiendo del estrato en el que se encuentre”, indicó.

El invisbu responde

A juicio de Aychel Patricia Morales, Directora del Instituto de Vivienda de Bucaramanga, Invisbu, “desde la administración municipal anterior se han adelantado varios procesos porque habían soluciones de vivienda para reubicar en su momento, de hecho se reubicaron muchas familias en La Inmaculada y Campo Madrid. Este año se les hizo una oferta de soluciones de vivienda en los saldos que quedaban de Reserva La Inmaculada y de Norte Club pero las familias no aceptaron”.

Por su parte Fabian Leonardo Infante, Jefe de la Oficina Jurídica del Invisbu añadió que “el año pasado hicimos una reunion con las familias de Villa Rosa y Villa Helena para ofrecerles una solución de vivienda, sobre todo con 29 familias que estaban en riesgo inminente, pero solo cinco aceptaron y en el momento están en trámite de acción en pago”.

Adicionalmente el proceso de reubicación no se ha podido completar por diferentes situaciones, como lo explica Infante.

Le puede interesar: Sin salida cuatro municipios de la provincia de Soto en Santander

“Muchas de las familias se encuentran adelantando un proceso de sucesión porque, en su momento, el dueño del inmueble falleció y en muchos otros casos quienes dejaron el inmueble lo arrendaron, por eso antes de cumplir con el traslado, se debe entregar la vivienda a la administración y cumplir con la acción en pago”.

Finalmente añadió que “es importante aclarar que en algunos casos hemos manifestado a los beneficiarios que pueden buscar la casa y nosotros les entregamos el subsidio por reubicación al que tienen derecho, que en este momento son 50 salarios mínimos”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad