miércoles 20 de enero de 2021 - 12:00 AM

A El Carrasco le quedan cuatro meses de licencia y aún no hay alternativa

La Superintendente de Servicios Públicos hizo un llamado de alerta a los alcaldes de los municipios que disponen en dicho relleno sanitario de Bucaramanga. Señaló que deber ser “prioridad” la gestión de una solución para remplazar El Carrasco.
Escuchar este artículo

Ya pasaron casi dos años desde que un juez ratificó la orden de cierre y desmantelamiento de actividades de relleno sanitario en El Carrasco, y las autoridades locales de gobierno aún no han resuelto una alternativa de fondo para este grave problema.

Solamente en Bucaramanga se generan diariamente alrededor de 500 toneladas de residuos sólidos, que en estos momentos no se sabe con certeza a dónde se podrían llevar ante el inminente cese en la disposición de desechos en El Carrasco, que se tiene proyectado para mayo entrante.

Lea también: No va más el convenio UIS-AMB que buscaba terreno para un relleno

La poca efectividad y las demoras de los gobernantes locales para definir una alternativa ante el cierre de dicho relleno fueron advertidas por Natasha Avendaño García, superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, quien este lunes y martes realizó una visita de control a la capital santandereana.

Avendaño García señaló que “falta coordinación y trabajo” por parte de los mandatarios, frente a lo cual hizo un llamado de alerta y de responsabilidad a los alcaldes de los 16 municipios que disponen en El Carrasco para que gestionen de forma conjunta posibles soluciones.

Tras recorrer el relleno sanitario, la funcionaria informó a Vanguardia cuál es su estado y reiteró la importancia del cese en la disposición de residuos ante el riesgo que representa la cercanía que existe con el Aeropuerto Internacional Palonegro.

Se agota el tiempo

La Superintendente de Servicios Públicos manifestó que “en enero del año pasado estuvimos en la ciudad y les dijimos a los alcaldes recién posesionados que debían tomar una decisión. Un año después estamos otra vez en Bucaramanga, pidiendo que asuman este problema como una prioridad, porque en estos momentos El Carrasco tiene licencia ambiental solo hasta mayo próximo”.

Cuando se ratificó el cierre de El Carrasco en 2019, expertos y la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, concluyeron que la manera más segura para estabilizar y clausurar el relleno era con la conformación de diques y la disposición de más desechos.

Avendaño García indicó que “a El Carrasco le quedan cuatro meses. El relleno se encuentra en un proceso de cierre, la disposición no se ha prolongado para tener una vida útil indefinida, sino que dada la última orden judicial se está avanzando en un proceso de clausura que implica unas etapas de estabilización, con la cual se deben disponer algunos residuos. Pero todo con es con miras al cierre.

“Falta coordinación y trabajo entre los 17 alcaldes. El problema no es solo de Bucaramanga, también les compete a los demás mandatarios”, agregó la funcionaria.

Este mes se inició la disposición de residuos en la ‘celda de respaldo 2’, el único punto autorizado para disponer en El Carrasco, según lo permitido por Anla. Se calcula que tiene capacidad para 120 mil toneladas aproximadamente, y su adecuación costó cerca de $3.000 millones.

“No operará de por vida”

La Superintendente verificó este martes cómo avanzan las labores de disposición y de estabilización en El Carrasco, un relleno sanitario que no debería estar operando por su proximidad con el aeropuerto de Bucaramanga, dejó en claro la funcionaria.

Ante las decenas de incidentes registrados en el espacio aéreo entre aeronaves y gallinazos, en El Carrasco se implementaron controles rigurosos y protocolos más estrictos en el manejo de las basuras para evitar la presencia de estas aves.

Al término de su visita al relleno sanitario Avendaño García informó que “El Carrasco de hoy es muy diferente al que vi luego del derrumbe que hubo en 2018. Hoy tiene un tratamiento de lixiviados adecuado, y también se han recuperado y reconformado las celdas que generaron amenazas ambientales.

“Pero este relleno no puede operar de por vida, porque estar dentro del cono de aproximación del aeropuerto es una condición ineludible y que genera mayor responsabilidad para encontrar una solución”, agregó la Superintendente.

El más reciente esfuerzo de los alcaldes del área metropolitana en la gestión de una alternativa fracasó a mediados del año pasado, luego de que se confirmará la terminación anticipada y sin conclusión de un estudio que se puso en marcha para hallar un sitio idóneo en el cual se pudiera construir un nuevo relleno sanitario para los 16 municipios de Santander.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
José Luis Pineda Arenas

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad