lunes 10 de agosto de 2020 - 12:00 AM

‘A media marcha’ están las obras de la Conectante C1-C2

La ejecución de esta nueva infraestructura vial se encuentra interrumpida, debido a la falta de un permiso que debe ser entregado por la Alcaldía de Floridablanca para el uso de las vías industriales, que es por donde pasará la maquinaria.
Escuchar este artículo

Aunque varios ciudadanos en Floridablanca han denunciado que en estos momentos se adelantan trabajos con maquinaria en la Conectante C1-C2, que constituye la Unidad Funcional 1 de la Autovía Bucaramanga – Pamplona, la Concesión desmiente dicha información.

Al parecer, el permiso que debe otorgar la Alcaldía de Floridablanca, a través de la Dirección de Tránsito y Transporte, para el uso de las vías rurales aún no se ha concedido, razón por la cual el contratista se encuentra ‘de brazos cruzados’ a la espera que se pueda concertar este convenio.

Juan Carlos González Rojas, director de la Concesión Autovía Bucaramanga – Pamplona, precisó que “es una mentira que estén afirmando que nosotros, la Concesión o CSS Constructores S.A., esté ingresando por las vías de Floridablanca con cualquier tipo de maquinaria amarilla o volquetas. Lo pueden verificar con la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, y con la Interventoría, en los diferentes informes de avance. No se está transitando bajo ningún esquema, ni ningún tipo de maquinaria”.

Lea también: ¿Cuál es el impacto ambiental que tendrá la Autovía Bucaramanga - Pamplona?

De acuerdo con información suministrada a Vanguardia, en la Unidad Funcional 1 actualmente se avanza en la construcción del box coulvert sobre la quebrada Mensulí, en inmediaciones de la Universidad Pontificia Bolivariana, que es donde iniciará esta vía que atravesará los cerros orientales y terminará en el kilómetro 8 de la vía a Cúcuta; también se efectúan adecuaciones de la madera, cerca a Montefiore, que había quedado previamente, las cuales no están relacionadas con talas recientes porque no se han llevado a cabo de ninguna manera.

Con respecto a la falta de la firma del convenio para el uso de vías industriales, que incluso fue uno de los temas que se incluyó entre los 13 requerimientos que realizó la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, sobre presuntas inconsistencias que se encontraron frente al cumplimiento de la licencia ambiental otorgada para la Conectante C1-C2, el director del proyecto aseguró que actualmente se adelanta un acercamiento con la Administración Municipal, con la intermediación de la Gobernación de Santander para llegar a un acuerdo de concertación.

La concertación consiste en que la Alcaldía de Floridablanca facilite el ingreso por ciertos corredores y la Concesión -en contraprestación- hace mantenimiento y mejoramiento de las mismas en diferentes épocas durante su uso que puede durar cerca de 18 meses.

“Nosotros le presentamos a la Gobernación y a la Alcaldía nuestro plan que consiste en las rutas a seguir, en el tipo de intervención de cada una de las vías, el cronograma, incluso el presupuesto. Esa propuesta la están estudiando, por lo tanto, sería muy inapropiado que nosotros ingresáramos algún tipo de maquinaria sabiendo que en el último mes nos hemos reunido dos veces con el gobernador (Mauricio Aguilar) y una vez con el alcalde (Miguel Moreno) para llegar a este acuerdo”, comunicó el ingeniero González Rojas.

Por otro lado, se pudo conocer que también se han tenido algunos inconvenientes con la gestión predial para avanzar con otra parte del aprovechamiento forestal.

Sin visto bueno

El exalcalde de Floridablanca, Héctor Guillermo Mantilla Rueda, aseguró que nunca estuvo de acuerdo con el proyecto y por eso nunca se les otorgó viabilidad para nada.

De hecho, desde la Oficina Asesora de Planeación, durante su mandato, se encontraron varias irregularidades relacionadas con el hecho de que el perfil vial no contaba con andenes, además de eso en la actualización del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, esta carretera no fue incluida en el documento, lo que complica la ejecución del proyecto.

Adicionalmente, el incremento de la circulación de vehículos pesados produce afectaciones en las vías que conectan al Casco Urbano con las veredas, ya que esta infraestructura no está diseñada para soportar dicha carga, generando detrimento físico y presupuestal, tal como se ocasionó por Altos de Limoncito, donde se causó daño a placa huellas, por transitar con vehículos no autorizados ni bajo los protocolos establecidos para el traslado de estos automotores.

En seguimiento

El alcalde Miguel Ángel Moreno confirmó que desde la Dirección de Tránsito y Transporte de Floridablanca aún no se ha emitido autorización y se está revisando la utilización de las vías.

“Debemos recordar que esto es un proyecto del Gobierno Nacional y quien hace seguimiento es Anla. Nosotros planteamos dentro del Plan de Desarrollo, una meta que consisten en crear una mesa de seguimiento, de carácter técnico, a la licencia ambiental. Lo hicimos de la mano de una de las concejales del Municipio que planteó precisamente esta iniciativa”, comunicó.

El objetivo de esto, dijo el mandatario, es verificar que la compensación ambiental se realice de la manera que es, que la tala que se tenga que realizar y que eventualmente esté ejecutando el contratista no esté por fuera de lo determinado en la licencia ambiental.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad