miércoles 17 de marzo de 2010 - 10:00 AM

Acapulco pide a Ruitoque S.P agilidad en suministro de agua

Las más de 600 familias que viven en la vereda Acapulco de Girón esperan tener agua potable en sus casas en las próximas semanas, luego de que por generaciones consumieran el líquido de uno pozo que se secó en diciembre pasado. Ante eso, cuentan los segundos para que la empresa Ruitoque S.P apresure la instalación de las domiciliarias.

La entidad que se encargará del suministro de agua a la comunidad, de manera permanente realiza la conexión en las viviendas de los propietarios que se han acercado a la oficina provisional que ubicó la empresa en el lugar para llenar los requisitos exigidos.

Precisamente, el procedimiento que realiza Ruitoque S.P. no ha satisfecho las necesidades e inquietudes de la comunidad que en su mayoría desconoce el proceso que deben cumplir para que se realice la obra en sus casas.

Así lo manifestó Socorro Rueda, una habitante de la manzana 53 lote 12, quien, a pesar de haberse acercado a la oficina para disipar dudas, aseguró que no ha encontrado respuestas claras y mucho menos ha logrado ser una de las beneficiadas del proyecto: 'Cuando fui a la oficina me dijeron que instalaban domiciliarias a personas seleccionadas y por preferencia, y yo considero que debe ser por necesidad. Cuando le pedí una explicación sobre la forma en la que dan el agua, la que atienden no me dio respuesta'.

Pascual Moreno habitante de la manzana 33 lote 7, tiene una situación particular, pues no es propietario de la vivienda en la que actualmente vive; la dueña está fuera de la ciudad y no sabe cuándo llegará. El afectado aseguró que paga todos los recibos que figuran a nombre de la dueña y que cuando instalaron el gas recibió la autorización de la empresa, a diferencia de Ruitoque.

Es así, como varias personas de Acapulco aún no cuentan con el servicio de agua, pues no han recibió suficiente información sobre los trabajos que se llevan a cabo, al parecer, por preferencia.


Acalpulco Pide transparencia a la Alcaldía

Además de la demora que anuncian los habitantes de Acapulco sobre la forma de entregar el agua, señalaron que la Administración Municipal no los visita, y las poca veces que lo ha hecho, ha sido para pedirles que hablen bien de su gestión y administración.

Lo que interpretan como una forma de manipulación. Una de las situaciones la vivió la presidenta de la Junta de Acción Comunal, Nohema Viviescas, quien procura pensar cada palabra antes de hablar, como lo dice ella, porque fue demandada por la Administración Municipal por injuria y calumnia: 'Por pelear porque acá no tenemos agua, no hay puesto de salud, por pedir cosas como líder para la comunidad he salido perjudicada'.

Según un habitante que pidió reserva de su identidad, 'el Alcalde pide que hablen bien de su gestión y que ha cambio él agiliza las obras'.

Al respecto, el mandatario Luis Alberto Quintero, dijo que luego de la demanda que interpuso contra la presidenta de la Junta, le pidió que si demostraba que había agua, ella decía que había cumplido con la entrega del líquido, después de 40 años desde que la vereda duró sin acueducto.

'Me gusta hacer conciliación, me arrepiento de la denuncia, yo la retiré, no entiendo por qué está en contra, cuando después de 40 años de esperar, por fin hay agua potable(…) No espero que me elogien, no espero sino compensación de Dios', manifestó el Alcalde.


Responde

Ruitoque S.P.

Sobre las inquietudes que tiene la comunidad, el asesor y contratista de Ruitoque S.A. S.P. Ramiro Rangel, explicó que a más tardar en tres meses estarán instaladas todas las domiciliarias en las viviendas que cumplan con los requisitos como son: llenar un formulario, certificado de libertad y tradición, copia de cédula certificado de pozo séptico que entrega la Cdmb.

Lo más importante, según el Asesor, es que las personas demuestren que son dueñas del predio y la vivienda, pues han encontrado casos de personas arrendatarias que exigen la conexión sin autorización del propietario de la casa.

Por eso, dijo, 'el propietario debe autorizar al arrendatario para que se instalen las cometidas, sin eso no se puede, ninguna empresa lo hace, ni lo puede hacer, porque luego llega el recibo y el arrendatario no llegara a pagar, y llega el dueño y dice que por qué se hizo la conexión sin su permiso, habría problemas'.

Según Ruitoque S.P., la idea es realizar las conexiones de manera ordenada. Mientras tanto, aseguró que el agua se regaló en dos ocasiones para abastecer a las personas, para lo cual se llenó el tanque.

Sin embargo, personas como Pascual Moreno no lograron beneficiarse con el agua que provisionalmente dieron. Una vez se acabó, tuvo la necesidad de pagar 35 mil pesos por una pimpina grande que alcanzará para tres días, 'pero haciendo rendir, se ahorra, la que se gasta en lavar los platos se echa al inodoro,  y así siempre, la situación es muy difícil para todos, yo vivo con cinco personas más'.

En el recorrido que hizo Vanguardia Liberal encontró por la carretera personas que venden las pimpinas de agua que recogen de fincas de la parte baja, por 15 mil, 30 mil de acuerdo a la cantidad y a la época.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad