sábado 01 de octubre de 2022 - 12:00 AM

Actores viales analizan qué se debe hacer con las ciclorrutas de Bucaramanga

Uno de los planteamientos que surgió consiste en la instalación de fotomultas sobre las ciclorrutas con el fin de controlar y castigar la invasión de automotores. Mientras algunos actores sugieren modificaciones en ciertos trazados, otros advierten que falta mayor inversión y gestión de las autoridades en cultura vial.

Al tiempo que la Alcaldía de Bucaramanga proyecta la construcción de otros 15 kilómetros de ciclorrutas, funcionarios del Municipio también analizan cómo responder ante los ajustes solicitados por la justicia en tres corredores de la actual cicloinfraestructura, en donde según peritos existen diversos conflictos en materia de movilidad.

Inconvenientes para el paso de automotores de emergencia debido al espacio que se restó en carriles vehiculares, cruces críticos con deficiencias en señalización y afectaciones en actividades de cargue y descargue de mercancías son algunos de los problemas detectados en la construcción y habilitación de espacios exclusivos para pedalistas en la capital santandereana.

Lea también: ¿Qué quedó mal hecho en las ciclorrutas de Bucaramanga?

Estándares internacionales, expertos y autoridades locales insisten en que el futuro de la movilidad se encuentra en la implementación de medios de transportes alternativos y sostenibles en materia de medio ambiente, como el caso de la bicicleta. De hecho, muchos bumangueses concuerdan en la expresión “ciclorrutas sí, pero no así”.

¿Qué falta entonces para optimizar el funcionamiento de la cicloinfraestructura en la ‘Ciudad Bonita’? Vanguardia recopiló las opiniones de varios actores clave en dicho asunto.

Le sugerimos: ¿Por qué cada vez se respeta menos a los peatones en Bucaramanga?

Mientras los ciudadanos más radicales piden el desmonte y la eliminación de los 20 kilómetros de ciclorrutas, en los cuales se invirtieron más de $15.000 millones, otro sector de la ciudadanía señala que falta más atención y gestiones por parte de las autoridades en materia de control y cultura vial, planificación y ordenamiento del territorio, promoción de medios alternativos, entre otras labores.

Los expertos advierten que es importante que el Gobierno Local tenga en cuenta estas pautas, sobre todo de cara al diseño y construcción de los 15 kilómetros nuevos de ciclorruta que se prometieron a través del Plan de Desarrollo de Bucaramanga 2020-2023.

Desde mayo pasado el Municipio puso en marcha mesas de trabajo con el fin de iniciar los diseños preliminares de esta nueva cicloinfraestructura. De acuerdo con los cálculos iniciales, se necesitan más de $10.000 millones para la ejecución de este proyecto.

Tratamos de obtener mayores detalles sobre el progreso que registra esta iniciativa, pero el Secretario de Infraestructura de la Alcaldía de Bucaramanga no emitió declaraciones hasta el cierre de la presente edición.

No obstante, esta redacción conoció que varios líderes y profesionales expertos en materia de movilidad y medios alternativos han sido consultados por funcionarios del Municipio frente al nuevo proyecto de ciclorrutas.

El Alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, indicó el pasado jueves que, a diferencia de la administración de Rodolfo Hernández, el actual gobierno no impondrá los trazados de las ciclorrutas y que tales determinaciones se concertarán con los bumangueses.

$!Actores viales analizan qué se debe hacer con las ciclorrutas de Bucaramanga

‘Se avanza por buen camino’

Diego Moreno, director de la Corporación Ciclaramanga: “Las ciclorrutas se hicieron con base en regulaciones avaladas por el Ministerio de Transporte, en este caso la Guía de Cicloinfraestructura para Ciudades Colombiana. Se diseñó con apoyo de organizaciones como ONU-Hábitat. Como ciclista, pienso que quedaron bien hechas las ciclorrutas, ya que quedaron directas, por vías principales y bien segregadas. Lo que falta es complementar esta red para que conecte más puntos del área metropolitana”.

Este activista agregó que “las autoridades tampoco han hecho mucho por promover y fomentar el uso adecuado de las ciclorrutas. Mensajes en redes sociales y ciclopaseos no representan suficiente promoción, hay que invertir más recursos”.

Daniel Pico, usuario de las ciclorrutas: “Lo que falta es control contundente por parte de las autoridades. Todos los días vemos las ciclorrutas invadidas con automotores parqueados y hasta transitando por ellas. Ya me han golpeado tres veces, en dos ocasiones se ‘volaron’ los conductores y ni siquiera me auxiliaron, y la última vez la comunidad me ayudó a retener al infractor para que respondiera. Una buena idea es la instalación de cámaras para multar a quienes invaden los carriles de los ciclistas. Porque, por ejemplo, ya he presentado numerosas evidencias y quejas ante Tránsito para ver qué soluciones hay, pero hasta la fecha el problema es el mismo”.

Carlos Parra, concejal de Bucaramanga: “falta gradualidad, que el proceso de implementación de ciclorrutas no sea de la noche a la mañana. Tampoco podemos hacer una inversión en infraestructura, sin invertir en promoción. Por ejemplo, se invirtieron $15.000 millones en infraestructura, pero menos de $50 millones en promoción del uso de la bicicleta”.

$!Actores viales analizan qué se debe hacer con las ciclorrutas de Bucaramanga

‘Un sistema difícil de implantar’

Aquiles Torres, ingeniero especialista en vías y transporte: “Me pregunto cuántas personas que viven en Floridablanca o el norte de la ciudad, en el oriente y occidente utilizan las ciclorrutas. La topografía de Bucaramanga hace que este sistema de transporte sea muy difícil de implantar. Hoy, estos espacios necesarios para un desplazamiento más rápido son utilizados por vendedores ambulantes, motociclistas y peatones. Valdría la pena desmontar las ciclorrutas o trasladarlas a otras vías”.

Este experto cuestiona planteamientos relacionados con la adecuación de ciclorrutas o carriles exclusivos para pedalistas en corredores primarios de la capital santandereana. Para Torres se trata de “barbaridades, como permitir que ciclistas utilicen la carrera 27 exponiendo su vida y ocupando un carril para su desplazamiento”.

Juan Manuel Álvarez, abogado especialista en derecho urbano y ordenamiento territorial: “Las ciclorrutas se deben planificar con una proyección a futuro, y con su propia reglamentación, no pueden depender únicamente de las disposiciones que se fijaron en el POT (Plan de Ordenamiento Territorial). Esta planificación debe hacerse pensando en el área metropolitana, y pensando también cómo se va a conectar con el norte de Bucaramanga, al igual que con Metrolínea.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
José Luis Pineda Arenas

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad