sábado 16 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Adjudicación de la Estación de Transferencia de Provenza dejó varios interrogantes

La adjudicación ayer a las 3:15 p.m. de los contratos para la construcción de la Estación de Transferencia de Provenza, una obra que costaría $25.000 millones y necesaria para la operación de los buses el próximo 22 de diciembre, dejó tres interrogantes.

El primero tuvo que ver con la diferencia de precios de las propuestas económicas, si se compara el valor postulado por la firma ganadora respecto a los otros tres concursantes del proceso.

A juicio de Otacc, una de las empresas participantes, y de la veeduría de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, el valor ganador 'resulta preocupante porque hay mucha diferencia respecto a las propuestas de las demás firmas'. Es decir, que el valor ganador es demasiado económico respecto a los demás.

'Existe inconformidad a la hora de comparar las propuestas. Hay una diferencia de $5.000 millones, por ejemplo, entre la propuesta ganadora y otro de los concursantes, cuando las obras son las mismas… No podría asegurarlo, pero eso explica por qué en la ciudad hay obras que no se han terminado (tramos de la autopista a Floridablanca)', comentó José Rubén Cavanzo, representante de la firma Otacc.

Sergio Cavanzo, represente de la misma firma, apuntó: 'Y es más preocupante todavía porque en los planos que nos suministraron había mucha información inconsistente. Es decir, la de los planos no correspondía con la que se obtenía en el lugar de la obra… Eso hacía variar el diseño para la cimentación'.

Por su parte, Héctor Retamoso, veedor de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, hizo un llamado a Metrolínea: 'Es preocupante que para un mismo proyecto se presenten diferencias tan grandes en las propuestas económicas. La observación que hago es que revisen las capacidades y la experiencia, para no repetir historias del pasado. Esperamos que en este caso las obras se hagan bien y que la interventoría esté muy pendiente del desarrollo de los trabajos'.

A su turno, Sara Inés Pinilla, funcionaria de Metrolínea, leyó en el acta que el Banco Mundial aprobó la adjudicación de los contratos a la firma BM3 Obras y Servicios S.A., por cumplir con todos los requisitos y presentar las propuestas más económicas.

Frente a los cuestionamientos, Antonio Herreño, representante de BM3, aseguró que los precios fueron producto de un estudio con un grupo de profesionales, y que le cumplirán a la ciudad con las obras.

Por fuera, edificio

El segundo interrogante tuvo que ver con las obras que contempla la licitación. Aunque Metrolínea aseguró que la construcción de la Estación de Transferencia de Provenza incluía la construcción del edificio administrativo del proyecto, en las obras adjudicadas ayer tal estructura se quedó por fuera.

El propio representante de la firma ganadora, Antonio Herreño, así como el director de Infraestructura de Metrolínea, Hernán Agredo, confirmaron que las obras contratadas consistirán en la construcción de una estación en el costado oriental en el sector de Provenza, otra estación en el costado occi-dental, así como en la adecuación de túneles para pasar desde esas dos estaciones a la estación central.

'El edificio de Metrolínea es una obra que se hace con recursos de Metrolínea. Por eso no está incluido en el presupuesto de esta obra. Estamos pendientes de analizar qué se va a hacer', comentó Agredo.

Frente a qué pasaría entonces con el Centro de Control de Operación, lugar especial para recibir la información del recaudo y de las rutas cuando rueden los buses y que estaría ubicado dentro del edificio, Agredo aseguró que tal espacio 'sería construido en parte dentro de la estación occidental'.

Sobre cuándo comenzarían las obras de infraestructura, el funcionario no concretó una fecha, 'ya que todo depende de la legalización de los contratos tanto del constructor como de la interventoría. Esperamos que sea en 15 días, pero esas obras tienen que estar terminadas antes de diciembre de este año'.

En silencio

Dado que las obras de Metrolínea se realizan en parte con recursos públicos, el proyecto estaba obligado a anunciar la fecha y hora de la audiencia pública para la adjudicación de estos contratos.

No obstante, el proyecto no informó sobre tal audiencia con avisos en medios, boletín de prensa ni en su página web, donde además las fechas de adjudicación estaban desactualizadas.

Cuando Vanguardia Liberal indagó sobre la adjudicación de la interventoría para la construcción de esta estación, Hernán Agredo informó que en la mañana de ayer adjudicaron la interventoría.

'La firma ganadora fue el Consorcio Estación, integrado por Incosa y GPI, a un costo de $1.476 millones incluyendo el IVA y demás impuestos', agregó.

Al cierre de esta edición, esta Redacción intentó comunicarse con el gerente de Metrolínea, Félix Francisco Rueda, para conocer su versión sobre los interrogantes ya que no estuvo presente en la audiencia. Sin embargo, no obtuvo respuesta. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad