jueves 29 de julio de 2021 - 12:00 AM

Advierten fallas y deterioro en dos colegios emblemáticos de Bucaramanga

Hablamos del Inem y del Aurelio Martínez Mutis Sede C. Baterías sanitarias inhabilitadas y problemas estructurales originados por la humedad son las afectaciones reportadas por padres de familia y maestros.
Escuchar este artículo

Sin traumatismos y bajo una vigilancia rigurosa por parte del Gobierno Local, desde este miércoles se retomaron las actividades presenciales en colegios públicos y privados de Bucaramanga. Con el reinicio de la alternancia, docentes y padres de familia advirtieron las fallas y deterioro evidenciados en dos sedes oficiales.

De acuerdo con lo reportado desde las comunidades educativas inconformes, desde el año pasado se solicitaron intervenciones en las instalaciones principales del Inem y del Aurelio Martínez Mutis Sede C. Sin embargo, hasta la fecha no se han materializado estas mejoras o reparaciones que se reclaman.

Lea también: Richard Aguilar presentó su renuncia al Senado

Como “positiva” y “ordenada” calificaron los padres de familia esta jornada inicial de regreso a las aulas en la capital santandereana. Las autoridades locales dejaron en claro que se retomará la presencialidad en cada plantel, hasta tanto se verifique que las instalaciones cumplen las condiciones para la aplicación de los protocolos de bioseguridad.

“Al ingreso en cada institución a los estudiantes se les aplicará alcohol isopropílico en la manos y se les cambiará el tapabocas. La Secretaría de Educación logró con éxito que 47 colegios oficiales volvieran hoy a la presencialidad”, informó la Alcaldía de Bucaramanga.

De acuerdo con lo precisado por las autoridades, en colegios de Bucaramanga no se podrá superar el 50% del aforo total en las sedes educativas.

Es importante precisar que las sedes en donde se retomó la alternancia desde este miércoles funcionan correctamente y son aptas para clases presenciales con bioseguridad. En la jornada de ayer no se denunció ningún descuido ni irregularidad en aquellos planteles que volvieron a tener actividades con presencialidad.

Apenas funciona el 33% de los baños

En las últimas horas docentes presentaron evidencias ante la opinión pública sobre las fallas que existen en las baterías sanitarias del colegio Inem. De las tres áreas de baños que existen en su sede principal, actualmente se tiene habilitada solamente una de ellas.

“Es deplorable el estado de los baños en el Inem de Provenza. Si ocurre en uno de los mejores colegios, cómo estarán los demás”, manifestó uno de los educadores.

Sin lavamanos ni inodoros están las dos zonas de baños en mención. De acuerdo con lo asegurado por las directivas del plantel, justamente en estos momentos se adelantan trabajos de construcción para renovar las baterías sanitarias en dicha sede, en donde hay alrededor de 5.500 estudiantes matriculados.

“En estos momentos esas baterías no están funcionando, porque se están haciendo adecuaciones. Los baños están siendo intervenidos a petición de los estudiantes, a través de los Acuerdos Escolares el Municipio nos entregó cerca de $280 millones y estamos en proceso de ejecución de las obras”, explicó Danny Luz Algarín, rectora del Inem.

También le sugerimos leer: Multitudinaria manifestación en conmemoración de tres meses de paro en Bucaramanga

Según lo informado, por ahora se tiene planeado recibir grupos pequeños de estudiantes para clases presenciales en dicha sede, acorde con la cantidad de baños disponibles dijo Algarín.

“Tenemos una batería en funcionamiento. Vamos a definir cuántos estudiantes podrían regresar al colegio en alternancia para determinar el número de alumnos que se podría atender con los baños que tenemos disponibles y en servicio”, agregó la Rectora del Inem.

“Tenemos daños estructurales”

El caso del Aurelio Martínez Mutis Sede C es mucho más complejo. Según padres de familia, la edificación se encuentra en riesgo de colapsar debido al avanzado estado de deterioro. Son evidentes los impactos negativos de la humedad en paredes y en placas.

“La escuela tiene cerca de sesenta años. Las placas y los techos representan riesgos para los niños, que ven clases en grados desde preescolar hasta quinto. La planta física es una amenaza para los alumnos. Exigimos soluciones”, manifestó una de las madres que reportó dicha situación.

El Alcalde de Bucaramanga ya conoció en persona el deterioro que existe en dicha infraestructura, que normalmente acogía a más de 300 estudiantes.

Le sugerimos también: Estos son los cambios que tendrá subsidio del programa Colombia Mayor en Bucaramanga

En compañía de líderes comunitarios en noviembre de 2020 el mandatario Juan Carlos Cárdenas recorrió las instalaciones del Aurelio Sede C. Ese mismo día le prometió a la comunidad del barrio La Victoria, en donde se localiza dicho colegio, que mejoraría dichas instalaciones.

Hasta la fecha no se han iniciado obras. Padres de familia señalan que la edificación “no está en condiciones” para el regreso a clases presenciales.
Desde el Gobierno Local se aseguró que las mejoras de dicha sede ya se gestionan, y que lo planeado es disponer recursos en 2021 para iniciar su pronta intervención.

“El Taller de Arquitectura de la alcaldía ya tiene priorizado este proyecto, para elaborar los diseños y definir presupuesto durante el segundo semestre”, precisó Ana Leonor Rueda, secretaria de Educación de Bucaramanga.

Dato: El Alcalde de Bucaramanga y la Secretaria de Educación verificaron este miércoles el cumplimiento de medidas y las condiciones en sedes para la alternancia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
José Luis Pineda Arenas

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad