viernes 19 de julio de 2019 - 9:40 AM

Alcalde de Oiba denuncia que sus pobladores “están muriendo” por negligencia de las EPS

Los habitantes de Oiba, Santander, se sienten abandonados por parte de dos EPS que operan en este municipio. La Administración Local pide al Gobierno Nacional y la Superitendencia de Salud tomar cartas en el asunto para evitar muertes por falta de atención.

El alcalde de Oiba, Carlos Miguel Durán Rangel, arremetió contra las EPS Medimás y Comparta, pues denuncia que tienen en el olvido a sus afiliados que se encuentran en ese municipio. “Personas diagnosticadas con cáncer llevan hasta siete meses sin ningún tratamiento. Cuando fallecen tienen el descaro de llamar a la familia a decirle que lo iban a operar al otro día”.

El mandatario criticó que los afectados ni siquiera con acciones de tutela e incidentes de desacato han logrado acceder a los servicios médicos. “Todos los días llega gente llorando a la Alcaldía porque no les hacen procedimientos como radioterapias o quimioterapias, no los operan ni les dan citas con los especialistas. Recientemente se me acercaron dos señoras con cáncer a las que no le han dado cita con el oncólogo desde hace cinco meses”.

Según Durán Rangel, pese a que ha realizado llamadas a clínicas de la región para que reciban a los pacientes “todas nos dicen que no hay contratados servicios. Se nos está muriendo la población. Las EPS sí se están ganando dinero, todos los meses recogen la plata de los afiliados pero no los atienden”.

Lea también: Esta es la magnitud de la crisis en el área de Urgencias del Hospital Universitario de Santander

El Alcalde de Oiba aseguró que hace poco se comunicó con el gerente Regional de Medimás sin recibir una respuesta positiva. “Se limitó en decir que la situación es terrible, pero que en las oficinas de Bogotá no han definido nada para la atención de estas personas. En Comparta ni siquiera me responden el teléfono, puedo marcar todo un día completo y no contestan. El personal que trabaja acá solo dice que se encargan de recibir y enviar documentos”.

Ante esta situación, la Administración Local redactó un oficio dirigido al Ministerio de Salud y la Superintendencia de Salud para que se produzca una solución. “No podemos permitir que la población se nos muera y las EPS se sigan ganando el dinero gratis”.

Hace dos años se inauguró el nuevo hospital San Rafael de Oiba, en el que laboran cinco médicos, dos bacteriólogas y dos odontólogos, en el que solo se pueden atender casos de primer nivel como medicina general, partos y urgencias.

Allí se atienden aproximadamente 40 consultas diarias. No obstante Durán alega que “cuando se debe remitir un paciente encontramos el problema. Se ordena que sean asistidos por especialistas y las EPS no les dan autorización. Si llegan a Socorro o Bucaramanga, simplemente les responden que no atienden a pacientes de Medimás o Comparta”.

Lea también: Usuarios se plantaron frente a las instalaciones de Medimás

Crisis en Santander

La crisis en el sistema de salud no solo se evidencia en Oiba, sino en todo el departamento. El servicio de urgencias del Hospital Universitario de Santander atiende en ocasiones al más doble de personas para la cual está diseñada esta sala de emergencias. El pasado miércoles se recibieron a más de 230 personas, pese a que cuenta con 94 camas.

Lea también: Colapsó área de urgencias del Hospital Universitario de Santander

Esta situación se debe a que las aseguradoras no cuentan con una red hospitalaria sólida que atienda a sus usuarios, así que a los enfermos no tienen otra alternativa más que acudir a los servicios de hospitales públicos.

Pacientes de San Gil también viven un calvario similar. Allí la clínica Santa Cruz de la Loma de San Gil anunció en días pasados que está al borde del cierre, gracias a las deudas de las EPS que alcanzan los $4 mil millones. Esta situación obligó a los usuarios y trabajadores a salir a protestar.

Lea también: Usuarios y sindicatos marcharán hoy en San Gil

¿Qué responden las EPS?

Tras estas denuncias, Medimás EPS, aseguró que adelanta una serie acciones como la realización de mesas de trabajo en la región. “El pasado 16 de julio, directivas de Medimás EPS viajaron a Santander con el propósito de reunirse con representantes de las principales clínicas y hospitales que atienden a los más de 240 mil afiliados en dicho departamento”.

Según la aseguradora, durante estos encuentros se pactaron nuevos compromisos con el ánimo de fortalecer la red, “asegurando el acceso a los servicios de salud para cada uno de los usuarios”.

Lea también: A diario 567 colombianos presentan una tutela buscando servicios de salud

Con respecto a los pacientes con enfermedades de alto costo como el cáncer, la atención se está garantizando en la Clínica Materno Infantil San Luis, para la población infantil; y en la Unidad de Hematología y Oncología UNIDHOS, para los adultos.

En cuanto a la situación de la clínica Santa Cruz de la Loma de San Gil, Medimás precisó que también sostuvo un encuentro en las instalaciones de la dirección general de la EPS, “llegando a algunos acuerdos puntuales, sobre temas de cartera, para que el centro de salud pueda seguir funcionando y abriendo sus puertas para la población de San Gil y municipios aledaños”.

$!Alcalde de Oiba denuncia que sus pobladores “están muriendo” por negligencia de las EPS
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad