viernes 10 de enero de 2020 - 2:30 PM

Alejandro Alvarado será el nuevo director de Tránsito de Bucaramanga

El historiador y abogado, Omar Alejandro Alvarado Bedoya, será el nuevo jefe de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, DTB.
Escuchar este artículo

Alvarado, de 28 años, le confirmó a Vanguardia que en próximos días se posesionará como el nuevo director de la DTB, entidad encargada de la movilidad y la seguridad vial de Bucaramanga.

Él reemplazará a Juan Pablo Ruiz, quien había asumido el manejo de la DTB desde marzo del 2019, a finales del gobierno del ex alcalde Rodolfo Hernández.

La llegada de Alvarado se dará dos semanas después del inicio de la gestión del nuevo mandatario, Juan Carlos Cárdenas Rey, quien se posesionó como mandatario el pasado 1 de enero.

De acuerdo con Alvarado, las razones por las que Cárdenas Rey le encomendó una de las entidades más criticadas de la ciudad tienen que ver con su experiencia en temas de transparencia.

“Durante tres años me encargué del programa de transparencia y lucha contra la corrupción en el gobierno de Rodolfo Hernández. Creo que la prioridad es aumentar la confianza en la DTB. Es más desde una perspectiva de ordenar administrativamente la entidad y proyectar una entidad que sea competitiva y que la gente sienta orgullo de la Dirección de Tránsito”, dijo Alvarado Bedoya.

El próximo director de tránsito fue columnista de la Silla Vacía y de Vanguardia. Además, fue abogado asesor de la Cámara de Comercio de Bucaramanga en temas de infraestructura, específicamente con el tema de la vía Barrancabermeja contra Isagen.

Sobre su experiencia en temas de movilidad, para ocupar el cargo principal en una de las instituciones más importantes de la capital de Santander, Alvarado afirmó que en el manual de funciones de la DTB se establece un requisito y es “estar diplomado en temas de seguridad vial y yo cuento con la certificación. Tambien es cierto que la entidad tiene un comandante de agentes de tránsito y tiene una subdirección técnica. Creo que más allá de lo técnico, que lo técnico está establecido en el organigrama y lo cumplo, la ciudad tiene otros desafíos, con los gremios, la informalidad... Creo que el error es pensar en la DTB como una organización que se encarga de controlar los trancones de la ciudad y de sancionar al que se pase el semáforo en rojo”.

Alvarado Bedoya es amigo cercano de Manolo Azuero, ex alcalde de Bucaramanga, y trabajó en la administración de Rodolfo Hernández desde los primeros meses de su mandato.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad