jueves 18 de febrero de 2021 - 12:00 AM

Alistan decreto para exigir que se recicle en Bucaramanga

El próximo mes el Gobierno de Bucaramanga expedirá un decreto mediante el cual se implementará el reciclaje de forma obligatoria. Dicha normativa fijará sanciones para aquellos que no cumplan con la separación desde la fuente.
Escuchar este artículo

En estos momentos avanza la estructuración de una nueva normativa municipal para exigir que los bumangueses hagan la separación de residuos sólidos en sus viviendas y lugares de trabajo, acorde con el código de colores que definió el Gobierno Nacional y que comenzó a regir desde enero de 2021.

La Subsecretaría de Ambiente de la Alcaldía de Bucaramanga informó que en marzo entrante se expedirá un decreto con parámetros que indicarán cuál es la logística que debe existir y qué tipo de sanciones enfrentarían quienes infrinjan dicha ley, entre otras especificaciones.

Lea también: Buscan aumentar el reciclaje a 50 toneladas diarias en Bucaramanga

Desde hace casi una década las autoridades locales tratan de regular y hacer obligatorio el reciclaje en la ‘Ciudad Bonita’. En 2012 incluso se publicó un decreto que imponía la separación desde la fuente a los bumangueses, normativa que fracasó y que jamás se cumplió, y que en estos momentos ya no tiene “fuerza ejecutoria”. (Ver recuadro)

La nueva regulación que decretará la Alcaldía de Bucaramanga contempla responsabilidades para los usuarios del servicio de aseo y consejos de administración, e igualmente para empresas prestadoras, cooperativas y entidades privadas de reciclaje, entes del Municipio, entre otros actores fundamentales para lograr la correcta clasificación de aprovechables.

Mediante la aplicación de dicha normativa, y con la ejecución de proyectos como la construcción de la gran Estación de Clasificación y Aprovechamiento, ECA, en Bucaramanga se busca incrementar el índice de reciclaje hasta el 7,5% para 2023. En la actualidad en la capital santandereana se recicla alrededor del 2% de desechos, según estadísticas de la Supertintendencia de Servicios Públicos.

Hélbert Panqueva, subsecretario de Ambiente de la Alcaldía de Bucaramanga, indicó sobre dicho decreto que “aspiramos a publicarlo en marzo entrante. Empezaremos a aplicarlo de manera gradual, en donde ya hay rutas de reciclaje operativas. Porque, por ejemplo, no podemos obligar al barrio Kennedy a reciclar, cuando ni siquiera hay ruta de reciclaje en el sector.

El Gobierno Local anunció una inversión por más de $3.000 millones para la construcción de la gran ECA, la cual inicialmente tendría capacidad para hacer el aprovechamiento de hasta 50 toneladas diarias de residuos.

Pregunta y respuesta

El subsecretario de Ambiente de la Alcaldía de Bucaramanga, Hélbert Panqueva, respondió de forma preliminar varias inquietudes que Vanguardia formuló sobre la nueva normativa de reciclaje que se decretará próximamente.

¿Cómo se exigirá el cumplimiento de la separación en la fuente?

“En el decreto se van a establecer sanciones para las personas que no cumplan con la separación en las bolsas de colores. Actualmente estamos analizando la posibilidad de que inicialmente existan sanciones de tipo pedagógico, con trabajo social, antes de llegar al castigo pecuniario, con el fin de promover este hábito en las personas y que así separen los aprovechables. Estamos terminando de definir todos los detalles técnicos, relacionados con la logística, y también los detalles normativos”.

¿En el caso de conjuntos residenciales y edificios, cómo se aplicarían las sanciones?

“Las propiedades horizontales, como multiusuarios, deben tener puntos de separación definidos en su infraestructura y garantizar un cuarto para separar los residuos; así los deben entregar a los recolectores. Este es uno de los detalles que se está discutiendo. Soy partidario de que en caso de una sanción esta deba recaer en la administración. Los comités que existen al interior de estos Consejos de Administración deben definir la logística para que el edificio o el conjunto gestione de forma adecuada sus residuos.

¿Habrá instrucciones y pautas para las empresas que recolectan residuos?

“Claro que sí. No logramos nada con que el usuario saque sus residuos separados y llegue el camión compactador y los mezcle, no serviría para nada. Muchos ciudadanos reciclan de forma voluntaria desde hace varios años y justamente se desmotivan porque muchas empresas no cumplen con la logística requerida para el reciclaje. Se deben organizar las rutas, los camiones, las cooperativas de recicladores, las bolsas y la pedagogía previa. Para que haya una aplicación exitosa de las normas debe existir educación con los ciudadanos; para esto nos estamos preparando”.

¿Qué pasó con la aplicación del decreto que se expidió en 2012, por qué fracasó?

“Ese decreto ya perdió su fuerza ejecutoria. Jurídicamente estaba soportado en unas normas que ya fueron derogadas, y actualmente el contexto normativo es totalmente diferente. Por ejemplo, en ese entonces solo los recicladores podían prestar el servicio de reciclaje. La aplicación de este decreto no fue exitosa porque se pensó en abarcar toda el área metropolitana, y fracasó porque no se siguieron las recomendaciones, como el principio de gradualidad. En este caso simplemente se impuso una hora cero para obligar a clasificar los residuos, sin logística ni rutas de recolección organizadas”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad