sábado 07 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Árboles viejos ponen en riesgo la integridad de los residentes

Era la 1:30 de la mañana, cuando los habitantes del barrio San Francisco escucharon un estremecedor crujido que los obligó a salir de sus camas y asomarse por las ventanas.

Lo que vieron los dejó perplejos, ya que en el lugar en el que hacía unas horas se habían reunido más de 50 residentes del sector, ahora yacía una de las enormes ramas del caracolí ubicado a un costado del polideportivo.

'Estuvimos muy de buenas, porque si la rama hubiera caído tres horas antes, habría sido una tragedia anunciada', expresó el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio San Francisco, Pedro A. Gómez.

Para algunos de los vecinos, esta situación es inaceptable, sobre todo si se tiene en cuenta que en varias ocasiones han enviado cartas a la Administración Municipal y a la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, en las que expresan el grave peligro que representan estos árboles para los habitantes del barrio.

'No podemos esperar a que suceda algo lamentable para actuar, es indispensable que las autoridades hagan presencia en nuestro barrio y revisen el estado en que se hallan los caracolíes y, si es necesario, que los talen', agregó Pedro Gómez.

Además, no se trata sólo del riesgo que representa la caída de una rama o de uno de los árboles, también se está viendo afectada la estructura del polideportivo por el crecimiento de las raíces, que han comenzado a agrietar el concreto de la cancha de baloncesto.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad