jueves 21 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Aseguradoras estarían sacando el quite al pago de póliza por incumplimiento de arrendatarios

Aunque este servicio parece enredarse con las cláusulas del contrato y las directrices del Gobierno Nacional, experto asegura que no hay excusa para que la entidad no responda por lo pactado.
Escuchar este artículo

La propietaria de un inmueble comercial en Bucaramanga denuncia que nadie quiere responderle por el canon de arrendamiento, ni siquiera la aseguradora.

Es decir, al ver que la arrendataria no efectuaba el pago del canon de arrendamiento, ella procedió con la respectiva reclamación ante la aseguradora. Según lo establecido en el contrato, esta entidad debía reconocer el valor de la indemnización; sin embargo, la respuesta no fue la que se esperaba.

Dicha aseguradora después de analizar el caso, concluyó que la indemnización se suspendía, a partir de abril, porque de acuerdo con las condiciones de la póliza, la cobertura aplica cuando la falta de pago de los cánones se da por un incumplimiento atribuible al arrendatario; en ese sentido, al no existir responsabilidad por parte del arrendatario no se genera la obligación de indemnizar para la aseguradora.

La arrendataria argumentó que a raíz de la emergencia generada en el país por el COVID-19 no tiene permiso para desarrollar su actividad económica, lo que le imposibilita cumplir el pago con el pago del canon mensual, dado que se encuentra en una situación imprevisible e irresistible que se considera un hecho de fuerza mayor que la exonera de su responsabilidad.

Este caso se convierte en el claro ejemplo de algunos de los efectos que ha traído la emergencia actual sobre los contratos de seguro de cumplimiento que, el últimas, su finalidad es servir de garantía a los contratos de arrendamiento suscritos entre distintos arrendadores y arrendatarios.

Lea también: Camas vacías ponen en riesgo finanzas de clínicas y hospitales en Santander

Voz del experto

Ante el cuestionamiento de si hay posibilidad o no de afectar la cobertura otorgada por la aseguradora, Samuel Villamizar, abogado especialista en Seguros y Seguridad Social, explicó basado en este caso puntual que “la aseguradora debe responder por el no pago del canon de arrendamiento, independiente de si la arrendataria presenta situaciones especiales como lo está alegando. Sin embargo, se hace necesario evaluar si en el clausulado se estableció como una exclusión que no se haría la cobertura cuando el arrendatario se encuentre en causales de fuerza mayor o caso fortuito”.

El abogado aclaró que el caso de fuerza mayor o caso fortuito lo debe declarar una juez de la república, más no la aseguradora.

“En este caso, a la propietaria del predio le tocará demandar para que la aseguradora reconozca esos pagos, teniendo en cuenta que el fin de la aseguradora es cubrir, amparar el riesgo que existe del no pago del inquilino. La arrendataria se puede exonerar del pago por efectos del COVID-19, pero no la aseguradora”, acotó el abogado.

De acuerdo con lo que se pudo establecer, respecto a este tema se ha despertado mucha controversia porque hay quienes aseguran que el Decreto Legislativo 579 del 15 de abril de 2020, por intermedio del cual adoptó medidas transitorias frente a los contratos de arrendamiento, no es claro, por ende, hay mucha confusión.

Expertos en la materia aseguran que lo cierto es que todos deben pagar y, quienes han presentado dificultad, deben realizar acuerdos de pago para ponerse al día. Pero es necesario que cuando se presente algún inconveniente, se le avise a tiempo a la aseguradora.

DATO: La oferta de pólizas de arrendamiento, por lo general, cubren: canon de arrendamiento, cuotas de administración, servicios públicos, asistencia domiciliaria, renta y honorarios de abogado.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad