sábado 28 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Así buscan en Bucaramanga y su área acortar las distancias y mayor equidad

EL Plan Maestro Limítrofe, que sería aprobado este año, busca generar inversiones en zonas periféricas de Bucaramanga y su área, en salud, transporte, educación, cultura y seguridad.
Escuchar este artículo

Hay personas que viven en Bucaramanga y tienen un centro de salud que les queda a una cuadra, pero dicho centro ya hace parte del territorio de Girón. A ellos no los atienden por residir en otro municipio. Lo mismo pasa con la educación y otros asuntos... El área debe ser un núcleo y existir sincronización entre los municipios”.

Esta es la visión de ciudad que tiene Rodolfo Torres, director del Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, entidad que acaba de formular un proyecto de desarrollo social con la contribución y asesoría de la Organización de las Naciones Unidas, ONU Hábitat.

Lea también: 12 de cada 100 personas son pobres en Bucaramanga y su área

Tal iniciativa pretende mejorar el acceso a servicios, fortalecer la inversión social y acortar las distancias para 72 mil ciudadanos en la capital santandereana, Floridablanca, Girón y Piedecuesta.

El funcionario indicó que “se deben eliminar las fronteras invisibles que existen. Un ejemplo actual ocurre en el sector de Las Mojarras (entre Floridablanca y Bucaramanga), en donde existe una calle que la mitad es de un municipio y la otra mitad del otro territorio... es absurdo.

¿Quién se hace responsable de estos sectores? ¿Qué organismo territorial los atiende o invierte? Nos toca es ponernos de acuerdo entre las autoridades y gobiernos municipales”, señaló Torres.

Fortalecer las centralidades urbanas

ONU Hábitat y AMB crearon el Plan Maestro Limítrofe, una política que espera ser aprobada este año por los cuatro gobiernos del área metropolitana, para que se implemente a partir de 2020.

Uno de sus principales ejes es la consolidación de centralidades barriales, para que los habitantes de 60 vecindarios limítrofes encuentren servicios y atención cercana a sus lugares de residencia, y no tengan que desplazarse hasta las zonas céntricas de cada municipio.

Alfredo Báteman, consultor de ONU Hábitat en Colombia, explicó que “identificamos que en estas zonas limítrofes existen grados de prosperidad mucho más bajos que el resto del área metropolitana. Se trata de sectores que se han ocupado irregularmente en ecosistemas naturales de protección, y de poblaciones que tienen problemas para acceder a servicios sociales.

El proyecto busca, entre otras cosas, la consolidación de cuatro centralidades barriales priorizadas: Dangond, El Porvenir, Hacienda San Juan y Caldas. Estos vecindarios actualmente ya tienen un rol como centralidades en cada territorio. La idea es que se fortalezcan los servicios sociales allí, para el beneficio de los sectores aledaños”, agregó Báteman.

¿Cómo se aplicaría este proyecto en la realidad?

Nicolás Corso, asesor de planeación del AMB, informó que el Plan Maestro Limítrofe diagnosticó “qué necesidades o prioridades existen en cada uno de estos 60 barrios.

Por ejemplo, si se identificó que en determinado sector existe un déficit de atención a la primera infancia y que hace falta equipamiento al respecto, lo cual genera que los padres lleven a sus hijos a jardines infantiles que se ubican lejos de sus viviendas, el Plan advierte esta necesidad para que entre los municipios del área de influencia se pongan de acuerdo y atiendan dicha deficiencia. En este caso, sería la construcción de un jardín”, aclaró Corso.

Para la formulación de este Plan, además de contar con la asesoría de ONU Hábitat, el AMB también propició encuentros de gabinetes con los cuatro gobiernos y múltiples reuniones con líderes sociales y comunales de cada municipio.

¿Qué falta para que se apruebe?

Nicolás Corso, asesor de planeación del AMB, indicó que “la ONU ya entregó la formulación del proyecto. Actualmente estamos en la etapa de adopción para que, como hecho metropolitano, quede incluido dentro del Plan Estratégico Metropolitano de Ordenamiento Territorial, Pemot, que es el gran instrumento de planificación para la ciudad entre 2020 y 2050”.

El Director del AMB, Rodolfo Torres, afirmó que “el Plan Maestro Limítrofe se hará realidad este mismo año. Apenas lo apruebe la Junta Metropolitana (compuesta por los alcaldes y representantes del concejo de cada municipio, entre otras personas) se debe adoptar. De hecho, tenemos programado socializar este proyecto en Barcelona (España), en diciembre próximo”.

Dato:

31 mil viviendas en Bucaramanga presentan condiciones precarias, según cifras reveladas por el Concejo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad