miércoles 18 de noviembre de 2020 - 12:01 AM

Así es el panorama por las lluvias en Santander

La Dirección Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres confirmó que esta zona del país también se encuentra en alerta tras las precipitaciones que se registran desde la semana pasada. En más de 25 municipios ya fue decretada la calamidad pública.
Escuchar este artículo

Las lluvias no dan tregua. Desde diferentes municipios del territorio santandereano se reportan emergencias. Algunos están incomunicados o presentan carreteras intransitables, quebradas desbordadas y alerta por riesgo de deslizamientos.

La intensidad de las precipitaciones que arrecian sobre el departamento han provocado crecientes súbitas en varios afluentes de la región. También hay amenazas por fenómenos de remoción en masa, debido a la saturación de las montañas.

En el más reciente balance entregado por el director de Gestión del Riesgo de Desastres de Santander, César Augusto García Torres, se advierte sobre el colapso de la vía entre Macaravita y Capitanejo por la afectación que generó la fuerza de las aguas de una quebrada en la tarde del pasado lunes. “La creciente súbita entre estos dos municipios ge-neró la pérdida de banca”, se afirmó.

Aunque aún se trabaja en el barrido para calcular la magnitud del daño, se estima que unas 300 familias se encuentran afectadas.

En la madrugada del lunes también se registró una creciente de una quebrada de La Cueva que afectó la vía que de San Gil conduce a Charalá, en jurisdicción del Páramo. Aunque en este punto ya se habilitó el paso con normalidad, el alcalde Filemón Solano afirmó que las vías terciarias de esta localidad, al igual que las de muchos otros munici-pios, se encuentran intransitables.

“Hay unos dos kilómetros muy afectados, sobretodo en la vereda Caguanoque por el desbordamiento de la quebrada El Espino. Al menos 150 familias están afectadas. Ya tenemos maquinaria allí y se están evaluando los daños, unas tres viviendas se inundaron”, comentó el mandatario.

Estas emergencias se suman a la registrada la semana pasada en la provincia García Rovira, cuando otra creciente dejó incomunicados a unos mil habitantes de Enciso con Carcasí. Frente a esta situación, la Dirección de Gestión del Riesgo de Desastres de Santander confirmó que “estamos trabajando con maquinaria en la rehabilitación y recuperación de la vía”.

Por otro lado, se pudo establecer que, desde hace varios días, se viene presentado caída de material sobre la vía a Barrancabermeja, lo que ha obligado a cierres temporales de este importante corredor. No obstante, en lo corrido del martes no se tuvieron novedades diferentes al tránsito restringido a un solo carril en el sector conocido como Mata de Cacao.

Se mantendrán las lluvias

El paso de una nueva onda tropical ha generado las lluvias que se registran esta semana y se mantendrán por varias horas más. El meteorólogo Juan Barrios, explicó que en Santander se espera un volumen considerable de lluvias para este miércoles.

El experto recordó que en los meses de octubre y noviembre son comunes las ondas tropicales durante periodos de tres a siete días. “Actualmente se prevé que Santander y Norte de Santander tengan lluvias. La temporada más lluviosa se extiende hasta mediados de diciembre para empezar a un tránsito de condiciones más secas”.

Por el momento, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, mantiene alertas hidrológicas y por riesgo de deslizamientos en el sur del departamento, el Magdalena Medio, el norte y oriente del departamento.

Ante esta situación, cada seis horas el Ideam está enviando reportes a los comité locales de gestión del riesgo para que se pongan en marcha planes de contingencia.

Embalse Topocoro

El Director de Gestión del Riesgo de Santander confirmó que hacia el mediodía del martes se abrieron las compuertas del embalse Topocoro. “Ya hay una orden de Isagén para empezar con los vertimientos. El embalse alcanzó a llenarse en más de un 90% de su capacidad”.

Por esta razón, las autoridades hacen un llamado a las personas que viven aguas abajo del embalse para que tengan precaución y así proteger vidas. “Estamos trabajando en los planes de prevención con Isagén y los organismos de so-corro, para que la gente no esté cerca a la orilla de los ríos y no permitan que sus hijos estén ahí. Todo el ganado debe trasladarse hacia la parte alta de las montañas para evitar cualquier pérdida”.

Bucaramanga

Si bien en la capital santandereana no han ocurrido situaciones qué lamentar, la ciudad se mantiene en alerta. Entre la tarde del pasado lunes y la madrugada del martes se reportaron caída de árboles en diferentes sectores, como la calle 45 que comunica con Girón y sobre la cual cayeron varias rocas.

Luis Ernesto Ortega, coordinador de Gestión del Riesgo de Desastres de Bucaramanga, indicó que por el momento no hay reportes de inundaciones o deslizamientos. Las pequeñas emergencias están siendo atendidas por el Cuerpo de Bomberos y la Secretaría de Infraestructura.

El funcionario confirmó que bajo constante monitoreo se encuentran los ríos De Oro y Suratá, que aunque no se han desbordado, por momentos sus caudales han aumentado considerablemente.

“Tenemos un sistema de alertas tempranas. En la madrugada del lunes el río de Oro subió de nivel producto de las fuertes lluvias en la parte alta de Piedecuesta y Girón. En horas de la noche se hizo constante seguimiento al río Su-ratá por amenaza de creciente súbita, cuando su nivel alcanzó 2,23 metros, muy cerca de los 2,50 metros que generan alerta. No obstante, empezó a bajar y se encuentra por debajo del 1,80 metros”, explicó.

Según el coordinador de Gestión del Riesgo de Desastres de Bucaramanga, se espera que la temporada de lluvias se extienda hasta fin de año. “El Ideam nos ha advertido que el Fenómeno de La Niña está en pleno desarrollo. Todos los cuerpos de socorro están en alerta para atender cualquier emergencia”.

Se recomienda a la ciudadanía evitar la invasión de predios especialmente en las riberas y zonas que no son aptas pa-ra construir por el alto riesgo que representa.

Inundaciones

Otro de los sectores en alerta es el bajo Rionegro, donde se cuentan cerca de 200 damnificados por el desbordamiento del río Lebrija. “Hay afectaciones a varias viviendas en caseríos de los corregimientos de ese sector”, señaló la Gobernación de Santander.

La inundación más grave ocurrió en la vereda Simonica del corregimiento La Tigra de Rionegro, donde se adelanta un censo para determinar con certeza cuáles son los daños. Adicionalmente, otros sectores como los corregimientos como Llano de Palma, Galápagos y San Rafael padecen el deterioro de las vías terciarias. "Incluso ya se registró una accidente en una vía rural que dejó dos adultos y dos niños heridos en la tarde de este martes", relató el alcalde Rubén Darío Villabona.

El mandatario aseguró que este municipio solo cuenta con una pajarita y una volqueta para atender 38 veredas de 10 corregimientos. Por esta razón se busca el apoyo de la Gobernación de Santander y el Gobierno Nacional para lograr habilitar el paso de los sectores incomunicados. "La gente no tiene forma de sacar sus productos, más de 2 mil personas están afectadas por el deficiente estado de las vías. En el casco urbano tuvimos un deslizamiento en el barrio La Gloria".

Asimismo, habitantes en inmediaciones del río Carare una vez más han sufrido inundaciones. Actualmente, según reporte oficial, unas 100 familias sufren esta situación por los desbordamientos que se registran en sectores de Puerto Parra y el corregimiento de Puerto Araujo de Cimitarra.

Abelardo Pérez Romero, el alcalde de Puerto Parra, detalló que las vías rurales de este municipio colapsaron. Entre tanto, se encuentra inundado el casco urbano, donde se cuentan unas 130 familias damnificadas porque el alcantarillado no tiene capacidad suficiente de recolección de aguas. En los campos del municipio se han perdido cultivos de plátano, yuca y maíz.

También se hace especial seguimiento al comportamiento de los ríos Chicamocha, Suárez y Sogamoso por la alta probabilidad de desbordamiento. Ante esta amenaza, las autoridades piden a quienes viven a las orillas estar alertas a los caudales y terrenos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad