sábado 28 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Así es una noche de rumba en el Parque de Las Palmas

Las rumbas de todos los fines de semana en el Parque de Las Palmas son para los jóvenes 'parches de desenfreno'. Son una mezcla de ruido, licor, cigarrillo y drogas que disparan la euforia de quienes acuden a ese lugar. También hay que decir que, en algunos momentos, el área se convierte en  un centro de tertulia cultural con la participación de artistas que promueven allí obras teatrales.

Sin embargo, todos estos programas, que divierten a más de uno, tienen aburrido al vecindario, no sólo porque los trasnocha, sino porque además deterioran la imagen del parque.

Ante los desórdenes que se presentan a avanzadas horas de la noche, producto de las borracheras, los escándalos, las riñas y las ventas de sustancias alucinógenas, las personas que viven en sus alrededores les solicitaron a las autoridades locales y policiales ‘bajarle el volumen’ a este tipo de rumba.

Vanguardia Liberal, atendiendo la invitación que nos hicieron varios de los allí residentes, aceptó la propuesta de pasar toda una noche en este parque para comprobar tales denuncias.

La jornada periodística se cumplió el pasado sábado y esto fue lo que encontraron nuestros reporteros:

Vea además en la edición impresa

  • opine / ¿Por qué le gusta rumbear allí?
  • LISTA / ‘Top 5’ de violaciones a las normas en Las Palmas
  • HABLA EL ALCALDE
  • línea de tiempo / Hora a hora

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad