miércoles 20 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Así será el Viaducto de la Carrera Novena

Durante la primera semana de junio, la ciudad conocerá los prepliegos para la construcción del Viaducto de la Carrera Novena, una obra prometida desde hace dos décadas, que en los proyectos de la administración costará $70.000 millones y debe concluirse antes de terminar el actual gobierno municipal.

Esa es la promesa de la Alcaldía de Bucaramanga, después de que el pasado lunes el Consorcio Diseños Viales Urbanos presentara los diseños en fase dos del Viaducto, así como de los intercambiadores de la calle 45 con carrera novena y del Mutis, que unirán en sus extremos a la estructura de 530 metros de longitud.

Sin embargo, el alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas, aclaró que la primera obra que se construirá será el Viaducto, ya que el Municipio cuenta con los recursos económicos. Se trata de un crédito por $100.000 millones aprobado por la Financiera de Desarrollo Territorial, Findeter, de los cuales $70.000 millones estarán destinados para la obra.

'En 20 días publicaremos los prepliegos del Viaducto, para que las obras sean adjudicadas en un plazo de dos a tres meses. La licitación será internacional y la construcción tardará 20 meses', dijo Vargas.

Sobre la construcción de los intercambiadores de entrada y salida al Viaducto, el mandatario explicó que depende de la venta de las acciones de Telebucaramanga, para así obtener $80.000 millones, contando los $30.000 millones restantes del crédito.

'Creemos también que en un plazo de dos a tres meses contaremos con la plata de las acciones de Telebucaramanga, para también sacar a licitación los dos intercambiadores clave', agregó el funcionario.

Hace parte de la Troncal

Durante la exposición de la obra , Jaime Niño, responsable de la firma de diseño, explicó que el Viaducto y los dos intercambiadores de conexión hacen parte de la Troncal Metropolitana Norte-Sur, un proyecto que comienza en el Bulevar Santander con carrera novena y termina en el Anillo Vial.

'El Municipio comenzará con el Viaducto y los dos intercambiadores porque son las obras más urgentes para mejorar la movilidad de la ciudad', indicó.

En relación con detalles de la obra, Niño señaló que el Viaducto tendrá dos calzadas, cada una con tres carriles y separador central, previendo que la estructura tendrá una saturación de 3.000 vehículos por hora durante los próximos 20 años.

Sobre su utilidad, la directora del Área Metropolitana, Alfa Gélvez, indicó que la estructura descongestionará el Centro, retirando el tráfico del oriente con Quebradaseca al sur así como la congestión del norte de la capital santandereana.

¿Y los predios ya comprados?


Frente al interrogante sobre qué pasará con los predios que ya había comprado el Municipio para desarrollar proyectos viales aledaños a la nueva estructura, la directora del Área Metropolitana, Alfa Gélvez, explicó que tiene que haber claridad sobre las obras.

'El Viaducto es una obra que hace parte de la Troncal Metropolitana Norte-Sur. Este proyecto es independiente de la Conexión Alterna Centro Ciudadela Real de Minas pasando por San Miguel, que tuvo una modificación en sus diseños (primero se conoció popularmente como el ‘Carreteable), para el cual ya se compraron predios y todavía se está gestionando la compra de terrenos', dijo.

Gélvez indicó que para la construcción de la Conexión Alterna se requiere de 164 predios, de los cuales 64 ya fueron comprados, 11 están en proceso de negociación y 89 más están para comenzar el proceso de compra. Los predios están ubicados en los barrios Villas del Romero, Chorreras de Don Juan, San Miguel y Gómez Niño.

Según cuentas de la funcionaria, 15 predios de Villas del Romero serán utilizados para la construcción del intercambiador de entrada al Viaducto, mientras que los otros 149 predios de los demás barrios serán intervenidos con la construcción de la Conexión Vial Externa.

Predios, tarea pendiente

Aunque ya se presentaron parte de los diseños del Viaducto y los dos intercambiadores, el Área Metropolitana y el Consorcio Diseños Viales Urbanos desconocen cuántos predios se afectarán con el desarrollo de las estructuras. Ambas entidades coinciden en que el Viaducto pasará sobre una escarpa de propiedad de la autoridad ambiental, Cdmb, hecho que no representaría ninguna dificultad para su construcción.

Sobre por qué se desconoce la afectación predial de los intercambiadores, la directora del Área, Alfa Gélvez, señaló que los diseños presentados por ahora están en fase dos. Es decir, que falta una etapa adicional de diseño para que estos datos sean específicos. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad