viernes 24 de julio de 2009 - 10:00 AM

Así violan los jóvenes el ‘toque de queda’

Falsificar documentos de identidad, sobornar a vigilantes de establecimientos nocturnos, aprovechar la mayoría de edad de algunos amigos hasta pasar inadvertidos en la calle o en un parque, son las estrategias que vienen empleando muchos menores de edad en Bucaramanga para infringir el ‘toque de queda’ que durante cuatro meses los ha obligado a dormirse temprano.

El conocido refrán 'hecha la Ley, hecha la trampa' se aplica como ‘anillo al dedo’ en este caso: muchos adolescentes en la ciudad recurren a cualquier ‘truco’ para burlar el control de las autoridades. Todo se vale con tal de quebrantar la Ley.

‘Rumbeaderos’ públicos

Los parques en la capital santandereana, especialmente Las Palmas, San Pío, Las Cigarras y Los Leones, se convirtieron en centros de diversión callejera para muchos jóvenes, cuyo ingreso a bares, tabernas y discotecas está vetado.

Esta situación fue confirmada por la Policía: 'como a los menores de edad  ya no les permiten la entrada a establecimientos nocturnos, entonces han optado por quedarse en las calles y los parques para consumir bebidas alcohólicas', explica la subteniente Johanna Alexandra Brito García, coordinadora de la Policía de Infancia y Adolescencia en Bucaramanga.

Pese a que es un hecho que estos sitios se han convertido en una especie de ‘rumbeaderos’ al aire libre, hay quienes sí lo hacen dentro de las cuatro paredes de un negocio.

Susana*, de 16 años, confiesa: 'a mi edad quiero salir con mis amigos y es un problema no tener cédula, pero siempre encuentro la manera de entrar a los sitios y pasar como mayor'.

La joven, estudiante de décimo grado de un colegio privado, admite que la forma más fácil es que sus amigas le presten la cédula, aunque dice que en varias ocasiones su novio ha tenido que pasarle plata al vigilante para poder entrar.

Patrocinan el desorden


Pero la cosa va más allá y en la práctica se observa que los mismos centros nocturnos patrocinan el desorden, actúan sin límites de horarios, y fomentan que los menores desobedezcan la norma.

Ejemplo de ello son 15 adolescentes, entre los 14 y 17 años, quienes fueron sorprendidos hace dos semanas encerrados en el cuarto de una discoteca de la calle 34 con carrera 32, en la famosa ‘Zona Rosa’, donde el alcohol y las drogas estaban a la orden del día.

Si bien la realidad muestra que todavía hay quienes se atreven a violar el Decreto 0086, la Coordinadora de la Policía de Infancia y Adolescencia considera que la medida ha sido efectiva.

En su opinión, los operativos, que se adelantan especialmente los viernes, sábados y domingos -cuando hay lunes festivos-, reflejan que los jóvenes, salvo contadas excepciones, prefieren no salir, antes que ser ‘pillados’.

Así mismo, la subteniente Brito García destaca que los padres de familia están más comprometidos con sus hijos y del mismo modo los negocios nocturnos ‘se cuidan’ para no dejar entrar a menores de edad y de esta forma evitar sanciones e inclusive el cierre del lugar por siete días o en forma definitiva.
*Nombre modificado a petición de la joven entrevistada.

Está Surtiendo efecto: secretario de gobierno

'Hoy en Bucaramanga, se está acatando la norma que el Señor Alcalde implantó, sin querer decir con esto que no hay quienes la infringen, pero no es una cifra considerable'.

Con estas palabras, Édgar Salcedo Silva, secretario de Gobierno de Bucaramanga, se refiere a los resultados que ha arrojado la  aplicación del Decreto 0086  firmado por el alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza.

A su juicio, la norma desde todo punto de vista ha sido positiva y está funcionando; en gran medida lo atribuye a que los padres se han amparado en ella para no dejar salir a sus hijos en horas de la noche.

Corrobora esta afirmación analizando las cifras: 'empezamos con 200 menores infringiendo la norma en enero pasado cuando por primera vez se implementó el ‘toque de queda’, y ya vamos con 15 . Esto quiere decir que está surtiendo efecto'.

No obstante, Salcedo Silva reconoce que no todos los fines de semana los operativos de la Policía y funcionarios de la Alcaldía abarcan la totalidad de sectores de rumba de la ciudad para controlar el ‘toque de queda’, ya que las tomas masivas se concentran en las Comunas Norte, Centro y Cabecera, donde se verifican primordialmente antecedentes penales y porte de armas o de estupefacientes.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad