martes 24 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Asomiflor recibe acompañamiento de la Personería de Floridablanca

Cerca de 600 improvisadas casas, algunas construidas con madera y plástico y otras con estructuras de cemento y ladrillo, constituyen este asentamiento humano.

Desde el pasado 4 de abril los habitantes de Asomiflor, el asentamiento humano ubicado sobre la Transversal Oriental, frente al barrio García Echeverry, perdieron la tranquilidad. La furia de la naturaleza arrasó más de 10 casas y amenaza con derrumbar otras tantas. Lo preocupante de la situación es que la tierra no para de moverse y esto podría conllevar a que la cifra de afectados alcance hasta las 2.500 personas.

La sensación de muchos de los afectados, aseguran, es de impotencia, sobre todo de quienes tienen sus viviendas al borde del talud. Hasta el momento no hay obras de mitigación ni soluciones que salten a la vista por parte de la Administración Municipal.

“Lo único que hacen los de la Alcaldía es entregar plásticos y decirnos que evacuen. Pero el riesgo sigue ahí, cada día son más los afectados. Cuando menos pensemos se van a caer otras casas y la vía (en sus dos sentidos) quedará tapada con una montaña de tierra. Esto no da espera”, precisaron.

Lea también: Los escenarios de riesgo en el área ante persistentes lluvias

Frente a la difícil situación que allí se registra, la Personería Municipal de Floridablanca inició acercamientos y acompañamiento permanente a los residentes de este asentamiento que, en su mayoría, son desplazados por la violencia, migrantes y reinsertados.

La personera María Margarita Serrano Arenas comunicó que “el objetivo es monitorear lo que permanentemente está ocurriendo en el sector de Asomiflor para transmitir esa realidad a las autoridades competentes, encargadas de la gestión y atención de desastres, para de esa manera salvaguardar los derechos humanos y la vida de esta población”.

No obstante, Serrano Arenas indicó que el jueves 19 de noviembre, en la tarde, se coordinó una mesa amplia de inspección, diálogo y concertación con la comunidad en la parte alta, para conocer de primera mano la situación, debido a que la temporada de lluvias aún continúan en la región.

Se levantaron actas de la visita, las cuales serán entregadas a entidades del orden nacional, departamental y municipal, con el fin de coordinar acciones efectivas que garanticen los derechos humanos de la población y prevenir una tragedia anunciada desde hace más de siete meses.

José María Santos, quien representa a la comunidad como presidente de la asociación Asomiflor, afirmó que “mientras no nos construyan el muro o la pantalla anclada que nos prometieron, la vida aquí seguirá siendo de zozobra, intranquilidad y miedo, especialmente cuando llueve. Tenemos 14 casas en grave riesgo de deslizamiento, algunas ya fueron deshabitadas, pero en las otras todavía viven familias enteras, la mayoría niños, muchos de ellos de brazos”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Ingrid Paola Albis Pérez

Periodista egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro de Vanguardia desde 2010. Trabajó con Q’hubo Barrancabermeja en 2016 cubriendo temas judiciales. En la actualidad es reportera de la sección Área Metro, apoya en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo y es la encargada de la campaña ‘No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida’ donde se manejan temas de violencia contra la mujer.

@PaolaAlbis

ialbis@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad