domingo 23 de junio de 2019 - 12:00 AM

Ataque Cerebrovascular, primera causa de discapacidad en los santandereanos

Al presentarse un ataque cerebrovascular, cada segundo que pasa, mueren millones de neuronas que controlan distintas funciones del cerebro.

El Ataque Cerebrovascular, ACV, es la tercera causa de muerte en el mundo. De igual manera, se reconoce como la principal causa de discapacidad, cuánto más tiempo ocurra entre la detección de los síntomas del ataque y la atención médica, mayor es el riesgo de daño cerebral severo.

Tal evento, ocurre cuando se bloquea el flujo de sangre o se presenta sangrado en las arterias que van al cerebro.

Según cifras del Dane, en 2017, en Santander se registraron 3.654 casos de enfermedades cerebrovasculares.

Lea también: Santander busca que se atienda al 90% de personas con VIH

“Estoy viva de milagro”

Hace dos años Luz Amparo Bohórquez, de 64 años de edad y quien vive en San Gil sufrió un ACV. Hoy, gracias a que fue intervenida a tiempo, da testimonio de que se puede sobrevivir a esta patología.

Según relata, el 8 de agosto de 2017 se le empezó a desviar la boca, una amiga fue quien se dio cuenta.

“Estaba pidiendo una cita médica y de casualidad me encontré con una amiga, ella notó algo raro en mí, me preguntó qué pasaba pero yo me sentía bien. Unas horas después me la volví a encontrar, en ese momento ya me sentía desorientada y el lado izquierdo de mi cuerpo no me respondía”, recuerda Luz Amparo.

Tras acudir a la clínica decidieron trasladarla en helicóptero hasta Bucaramanga. En el Hospital Universitario de Santander, HUS, la intervinieron de urgencia.

Gracias a la terapia endovascular, Luz Amparo logró salvarse.

“Estuve ocho días en UCI, físicamente me sentía bien para lo que hubiera podido ser”, explica.

A pesar de que tuvo que empezar a hablar desde cero, porque el ACV le afectó el lenguaje, hoy se encuentra mucho mejor.

“Nunca me imaginé que me podía pasar esto, sin embargo entendí que el tiempo es indispensable para lograr combatir una enfermedad cerebrovascular. Doy gracias a todos los que formaron parte de mi recuperación”, finalizó con nostalgia la mujer.

Lea además: ¿Por qué los niños son agresivos en el aula de clase?

Adultos mayores, los más vulnerables

Según el neurólogo Javier Francisco Torres, el ataque cerebrovascular se puede presentar en adultos jóvenes o adultos mayores, no obstante, es más frecuente en la población mayor.

“Cada vez en el país hay más personas mayores, por lo tanto hay mayor probabilidad de que se presenten más casos de ACV. Antiguamente la patología infecciosa era la más frecuente, hoy en día la gente se muere de enfermedades crónicas no transmisibles, enfermedad coronaria, ataques al corazón, diabetes, obesidad y una de las consecuencias de todo esto es el ACV”, explicó el médico.

Un diagnóstico oportuno

Ante un posible ataque cerebrovascular, atender los síntomas es de suma importancia para salvar la vida y evitar secuelas que afecten la independencia de la persona. El tiempo es el mejor aliado en este padecimiento.

Pérdida de fuerza, sensación de hormigueo en cara, pierna o brazo de un solo lado, alteración repentina del habla, pérdida súbita de la visión de manera total o parcial en uno o ambos ojos, sensación de vértigo intenso y dolor de cabeza repentino, son signos de alarma que indican que está presentando un ACV.

“Ante los síntomas el paciente debe trasladarse inmediatamente al servicio de urgencias. Aquí el tiempo es oro, tiempo es cerebro. Tenemos los minutos contados para salvar las neuronas afectadas”, indicó Torres.

Dicha enfermedad es tratable si se detecta a tiempo, por eso es importante acudir a un centro médico que esté en la capacidad de resolver la urgencia neurovascular.

Le puede interesar: Atento: A partir de julio rota el Pico y Placa en Bucaramanga

¿Por qué se produce un ACV?

Existen ciertos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de que una persona presente un ACV.

Tener la presión arterial elevada, la obesidad, el colesterol alto, la diabetes, el sedentarismo, una mala dieta, el consumo de drogas, fumar y las bebidas alcohólicas son factores que si están presentes y no se controlan, aumentan la probabilidad de desarrollar un ACV.

¿Cómo prevenir un ACV?

La mejor manera de prevenirlo es controlando los factores de riesgo. Los hábitos saludables son fundamentales.

Realizar actividad física, mantener una buena alimentación, no fumar e ingerir alcohol de manera moderada hace que se reduzca la posibilidad de contraer un ACV o enfermedades crónicas no transmisibles.

Terapia endovascular, una intervención que salva vidas

Desde el 2015, en el Hospital Universitario de Santander, HUS, se implementó la terapia endovascular, un procedimiento mínimamente invasivo que se realiza a través de las arterias para mejorar el tejido que está dañado por medio de elementos de última tecnología.

“Esta terapia, en donde no se utiliza bisturí ni se hacen grandes cortes en la piel nos permite tratar diversas patologías como las aneurismas cerebrales, las malformaciones vasculares cerebrales, el ataque cerebrovascular isquémico o cuando las arterias se reducen por depósitos de grasa, a través de pequeñas agujas que navegan por las arterias, con catéteres que son como un pitillo delgado”, explicó Joaquín Fernando González, médico radiólogo intervencionista, coordinador y fundador del servicio de terapia endovascular del HUS.

Las punciones realizadas son por la arteria femoral y la arteria radial, sin embargo, esta última es la que está siendo más utilizada ya que disminuye en mayor medida el riesgo de complicaciones.

Desde el inicio de la terapia, en el HUS se han tratado a más de 50 pacientes con casos de ACV.

De tan solo seis horas disponen los médicos para intervenir las arterias, pues por minuto se mueren 1.8 millones de neuronas, aumentando la posibilidad de discapacidad en el paciente.

¿Cómo prevenir un acv?
La mejor manera de prevenirlo es controlando los factores de riesgo. Los hábitos saludables son fundamentales.
Realizar actividad física, mantener una buena alimentación, no fumar e ingerir alcohol de manera moderada hace que se reduzca la posibilidad de contraer un ACV o enfermedades crónicas no transmisibles.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad