Publicidad

Bucaramanga
Lunes 26 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Aumentan casos de menores con afecciones emocionales mentales y consumo de drogas en Santander

Durante la última vigencia se elevaron considerablemente los casos de niños y adolescentes que necesitaron servicios de salud especializados en Santander debido a problemas relacionados con afecciones emocionales mentales y consumo de drogas

Compartir
Imprimir
Comentarios
En Bucaramanga, este tipo de casos de salud mental se atienden a través de la ‘Línea Amiga’: 317 428 6386. (Fotos: Archivo / VANGUARDIA)
En Bucaramanga, este tipo de casos de salud mental se atienden a través de la ‘Línea Amiga’: 317 428 6386. (Fotos: Archivo / VANGUARDIA)

Compartir

En Bucaramanga, este tipo de casos de salud mental se atienden a través de la ‘Línea Amiga’: 317 428 6386. (Fotos: Archivo / VANGUARDIA)

Cambios abruptos en el estado de ánimo, agresividad y desinterés por las actividades del colegio y del hogar, son algunas de las señales de alerta sobre afecciones mentales en menores de edad. (Fotos: Archivo / VANGUARDIA)
Cambios abruptos en el estado de ánimo, agresividad y desinterés por las actividades del colegio y del hogar, son algunas de las señales de alerta sobre afecciones mentales en menores de edad. (Fotos: Archivo / VANGUARDIA)

Cambios abruptos en el estado de ánimo, agresividad y desinterés por las actividades del colegio y del hogar, son algunas de las señales de alerta sobre afecciones mentales en menores de edad. (Fotos: Archivo / VANGUARDIA)

La adicción a las sustancias psicoactivas entre niños y adolescentes santandereanos crece a un ritmo alarmante, de acuerdo con las estadísticas más recientes publicadas por una de las organizaciones que acumula mayor trayectoria en este tipo de asuntos en el departamento: IPS Niños de Papel.

Además de los preocupantes indicadores sobre consumo de drogas, dicha entidad también alertó sobre un incremento en la cantidad de menores que necesitaron atención especializada para la intervención de afecciones relacionadas con la salud mental.

Le sugerimos: Comienzan a vencer los descuentos del Impuesto Vehicular en Santander

Vanguardia habló con una profesional en psicología que forma parte de la IPS Niños de Papel. Ella explicó cuáles son las señales tempranas que pueden advertir los padres de familia o acudientes sobre un posible consumo de drogas a edades tempranas en hijos, sobrinos y otros familiares menores de edad.

Según la IPS, en 2023, las consultas ambulatorias crecieron un 76 %, en comparación con los reportes de 2022.

Mientras en 2022 la IPS Niños de Papel brindó un total de 14.002 consultas externas, en 2023 este indicador se elevó hasta los 24.762 casos, clasificados de la siguiente manera:

Psicología (12.087), psiquiatría infantil (6.615) psiquiatría (5.439), trabajo social ( 406) y terapia ocupacional (215).

Este tipo de tratamiento no obliga al paciente a permanecer ingresado en un centro hospitalario. A través de atención ambulatoria, se brindan servicios de psiquiatría infantil, psiquiatría, psicología, trabajo social y terapia ocupacional.

Otro de los tratamientos ofrecidos se denomina ‘Hospital Día’. Según dicha IPS, a través de este programa también se brinda atención, “pertinente e indicada”, sin necesidad de internar al usuario, “reduciendo el costo médico”.

En esta modalidad de servicio también se observó un crecimiento en la cantidad de pacientes, del 20 %.

En 2022 fueron atendidos 397 menores por problemas de salud mental, 106 por farmacodependencia y otros 42 casos fueron clasificados como “dual” (salud mental y farmacodependencia).

En comparación, en 2023 fueron atendidos 421 por problemas de salud mental, 163 por farmacodependencia y 71 fueron casos “dual”.

A lo largo de 2023, la institución atendió un total de 570 nuevos pacientes.

En los casos más críticos y urgentes, los menores son hospitalizados para mantener un estricto seguimiento de los hábitos y conductas. Es el tratamiento más drástico, con el fin de estabilizar los síntomas del niño o adolescente.

En la pasada vigencia, este tipo de hospitalizaciones se incrementó en un 45 %.

En 2022 fueron atendidos 442 menores por problemas de salud mental, 241 fueron clasificados como “dual” y 208 como farmacodependencia.

En 2023 fueron atendidos 587 menores por problemas de salud mental, 383 por farmacodependencia y 324 por situación “dual”.

En total, durante 2023 se reportaron 1.264 ingresos nuevos de pacientes hospitalizados.

Beatriz Arenas Villamil, gerente regional de IPS Niños de Papel, explicó que dicho aumento registrado en la cantidad de consultas y en el número de pacientes se debe tanto a la ampliación de la cobertura por parte de la institución, así como a un mayor demanda de servicios por parte de la población santandereana.

“Hemos venido fortaleciendo los procesos de atención y servicio con las EPS, que son las entidades que nos remiten a los pacientes. También desarrollamos diferentes jornadas de servicio en municipios como Socorro, Rionegro y San Gil”, explicó Arenas Villamil.

Este trabajo en campo ha permitido establecer lazos directos de comunicación con las comunidades, facilitando el acceso a diagnósticos tempranos y a la atención oportuna de menores que sufren afecciones emocionales, mentales o problemas de drogadicción.

“En el momento en que identificamos que esa conducta y ese estado emocional del menor altera su funcionalidad y desempeño en el colegio, en las relaciones con sus familiares, en la correlación con sus pares, su interacción social y sobre todo cuando él mismo pone en riesgo su vida a raíz de impulsos que generan autolesiones o episodios de agresividad hacia otros, se requiere de un tratamiento individualizado y de un seguimiento continua, conocido como servicio hospitalario”, explicó Viviana Castillo Durán, psicóloga de consulta externa de la IPS Niños de Papel.

La experta explicó a padres de familia y acudientes las señales tempranas a tener en cuenta, sobre un posible consumo de drogas en niños o adolescentes.

“Cuando empezamos a observar cambios en su estado de ánimo, por ejemplo, se vuelve más irritable, se disgusta por cualquier llamado de atención, muestra desinteres por su proceso escolar y deberes en casa, e incluso conductas de aislamiento o que también comienza a relarcionarse con compañeros negativos, a evadirse de la casa, a tomar cosas sin autorización y si se vuelve agresivo, debemos encender las alarmas y evaluar qué puede estar generando este cambio”, recomendó Castillo Durán.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por José Luis Pineda

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad