martes 02 de marzo de 2021 - 12:00 AM

Autoridades sanitarias descartan criaderos de vectores en las piscinas de Acualago

Escuchar este artículo

Las quejas constantes de los ciudadanos que viven en inmediaciones del parque Acualago, a causa del incremento desmedido de zancudos, hacen parte de las razones por la cuales la Alcaldía de Floridablanca, a través de su Secretaría de Salud, programó una visita de control al lugar que permanece inactivo desde el 18 de marzo de 2020.

De acuerdo con Olga Lucía Caballero, jefe de la mencionada cartera, la intervención permitió constatar que las piscinas del complejo acuático no son criaderos de vectores como el Aedes aegypti, encargado de la transmisión del dengue.

En ese sentido, dijo la funcionaria, “la comunidad puede estar tranquila que las piscinas en este momento no son potenciales para criaderos de la larva para Aedes aegypti. Lo que sí encontramos en la visita, fue que debido a las lluvias hubo unos estancamientos de agua en las alcantarillas y en los depósitos de máquinas donde se decidió aplicar el larvicida, que se llama Abate, para evitar que proliferen las larvas”.

Cabe resaltar que no son criaderos, porque justo para el segundo semestre de 2020 se implementó un método de control biológico que consiste en la siembra de peces larvívoros, los cuales se convierten en poderosos depredadores de zancudos.

“Durante el recorrido que hicimos encontramos que permanecen peces larvívoros, encargados de devorar todas aquellas larvas que son potenciales transmisores de dengue”, subrayó Caballero.

Javier Herrera, biólogo de la Secretaría Local de Salud, explicó que dichos peces se encuentran en las fuentes hídricas del mismo municipio. Son dos especies que de allí se sacan, poecilia y gambusia, para hacer este tipo de control.

De hecho, en un reciente ensayo se evidenció que uno de estas especies puede devorar en cinco minutos más de 50 larvas.

Con respecto a la tonalidad verde que tiene el agua de las piscinas, el biólogo explicó que se están formando muchas algas producto de los árboles que se desfolian (tiran sus hojas) y a las lluvias que arrastran residuos sólidos.

“Es una tonalidad de color verde que es en cierta forma desagradable para la comunidad, pero nosotros como Secretaría de Salud, por intermedio de la siembra de peces, estamos garantizando que no sea factor de riesgo para el desarrollo de zancudos”, aclaró Herrera.

En 15 días se realizará una nueva actividad control e inspección al parque, con el fin de erradicar depósitos de agua y eliminar posibles criaderos de zancudos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Ingrid Paola Albis Pérez

Periodista egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro de Vanguardia desde 2010. Trabajó con Q’hubo Barrancabermeja en 2016 cubriendo temas judiciales. En la actualidad es reportera de la sección Área Metro, apoya en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo y es la encargada de la campaña ‘No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida’ donde se manejan temas de violencia contra la mujer.

@PaolaAlbis

ialbis@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad