viernes 14 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Bucaramanga no se queda por fuera

La promesa de recibir ganancias de hasta el 300% en pocos meses, con sólo aportar una suma de dinero, la ilusión de recibir beneficios y de comprar una casa propia, fueron las razones por las que varios bumangueses se vincularon a empresas captadoras de dinero ilegales o poco confiables, denominadas como presuntas ‘pirámides’ locales.

Hoy, después de haber invitado a participar a los ciudadanos, de viajar para captar nuevos clientes y prestar dinero bajo el supuesto de aumentar la ganancia, ya habría quienes se quedaron con las ‘manos vacías’ o recibieron menos de lo ‘invertido’.

Aunque la Policía Metropolitana de Bucaramanga asegura desconocer la situación, Vanguardia Liberal conoció los testimonios de bumangueses que advierten la presencia de ellas en la ciudad, e indagó sobre la futura presencia de otra, amparadas en mercadeo por medio de volantes.

Un joven, quien pidió la reserva de su nombre, cuenta que en marzo pasado pidió prestados $6 millones para invertirlos en la Corporación Club para el Fomento de la Recreación, El Turismo y la Educación, Cortures, que tenía oficinas en Bucaramanga en la calle 33 con carrera 28, cerca a la sede del Gaula.

La última vez que recibió dinero fue en mayo pasado y lo recuperado, $4 millones, volvió a invertirlos. En agosto pasado los asesores de la Corporación le indicaron que no había dinero, que esperara. Cuando fue a reclamar de nuevo, el local ya estaba cerrado.

'Todo se veía tan legal y bonito. Uno iba a la oficina y allá le recibían la plata. Eso no era con un banco sino con un asesor. La plata decían que la producían porque tenían una fábrica de plásticos', indicó.

Sobre el incumplimiento de la Corporación, agregó: 'Se rumoraba cuando cayó ‘Chupeta’ (narcotraficante), entonces decían que la plata se había perdido por eso… Eso fue un rumor de los asesores... A los asesores los llevaron a la finca de Cortures y se contaba que el dueño tenía yates y cabañas. Eso lo hacían para animar a la gente, porque nos decían que los viajes allá nos salían a nosotros más baratos'.

Sobre las víctimas, el joven señaló: 'Hubo gente que vendió casas y carros… Policías es lo que más hay, pero ellos no quisieron demandar porque los destituían de la institución'.

Y añadió: 'La Fiscalía llegaba allá y todo porque la gente denunciaba. Los que más denunciaban eran los vecinos que se quejaban por el número de personas en el sector… Mi sueño era la casa. Eso le pasa uno por querer la plata fácil, que así como llega, se va. Mire ahora, me toca trabajar duro para pagar'.

‘Caímos en dos, y al tiempo’

Una mujer que también solicitó la reserva de su nombre narró que hace 15 meses invirtió un poco más de un $1 millón en la Corporación Superservi, una entidad que tenía sede en la calle 35ª con carrera 54, y se trasladó a la calle 52 con carrera 31.

En la Corporación le dijeron que al cabo de seis meses obtendría una ganancia de $3 millones, pero hoy asegura que ni recibió la promesa y aún le adeudan dinero. Según explicó, la Corporación le indicó que ya no entregaría más ‘ganancias’.

'Nosotros confiamos. Metimos a mucha gente, había como 5.000 personas. Parecía que todo iba bien, pero el 28 de abril pasado nos dijeron que no. Cuando fuimos a cobrar el cheque nos dijeron que la Superintendencia Bancaria los había intervenido, que ya no podían responder, pero iban a pagarnos. A mí me deben $400.000, pero dijeron que eso hacía parte de la retención en la fuente y el IVA'.

'Al principio la plata la consignábamos en un banco, luego nos dijeron que en otro, y al final era directo de la oficina… Ahora nos dijeron que si queríamos recuperar los $400.000, que nos pasáramos a la entidad nueva que se llama Servitros, y teníamos que pagar $170.000 más. Yo dije que no'.

Lo peor, reconoce la fuente, es que mientras sucedía esto, ella invirtió con su esposo otros $2 millones 600 mil en otra entidad similar que funciona vía Internet: 'Eso sí lo perdimos todo. Yo lo hice porque quería tener la cuota inicial para nuestra casa, que es nuestro sueño. No sé como nos lavaron el cerebro', apuntó.

‘Yo confío en la comercializadora’

Durante la búsqueda, esta Redacción encontró a un hombre que se vinculó a Servitros, quien solicitó la reserva de su nombre y dice confiar en la empresa.
El hombre contó que su inversión es de $2 millones 600 mil y espera obtener $5 millones después de aceptar la propuesta de pasarse de Superservi a Servitros, tras pagar otros $170.000.

'Eso está normal, porque es una comercializadora internacional. Servitros se llama ahora… La ganancia se obtiene en proyecciones y es por posiciones, cuando detrás de uno haya 340 personas. Donde eso fuera estafa, estaría lleno de personas… Esto es una ayuda para uno, para poderse superar'.

POLICÍA: ‘NO hay actividad piramidal’

Al indagar si la autoridad tenía conocimiento de alguna ‘pirámide’ en la ciudad, el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, general Orlando Pineda Gómez, respondió: 'En este momento no, de ninguna. Lo que sabemos por nuestras investigaciones y los controles que realizamos, es que no hay actividad piramidal como tal en el área metropolitana. Lo que sí se presentó en 2007 fueron tres situaciones que ya están judicializadas y están en investigación por parte de la Fiscalía'.

Respecto a si tenía conocimiento de policías víctimas de ‘pirámides’, contestó: 'Lo que conozco es que en 2007 fueron tres intervenciones las que se hicieron y en este momento están judicializadas, a partir de denuncias ciudadanas…. Ahora, miremos al policía como a un ciudadano común y corriente, que por ligereza y descuido le pasó eso'.

Por su parte, la directora Seccional de Fiscalías de Bucaramanga, Álix Aparicio, indicó que todavía no adelantan ninguna investigación.

La respuesta de las corporaciones


Vanguardia Liberal intentó comunicarse con representantes de la Corporación Cortures, pero los teléfonos celulares que aparecían en los documentos entregados a los vinculados no fueron contestados. El primero de ellos estaba fuera de servicio.

Respecto a la situación de Superservi, Elvia Quiñónez, agente comercial de la Corporación, dijo: 'Desde el 28 de abril no se vincula a una persona porque se cerró, la Superfinanciera dio la orden de devolver los dineros, entonces estamos en ese proceso. Aquí había vinculadas unas 3.500 personas y ya hemos devuelto un 80%'.

Al respecto, Jacobo Mauricio Moreno, director nacional de Superservi, respondió: 'Se está devolviendo la cantidad de dinero que corresponde a la Corporación. Estamos en un proceso de liquidación. Lo que se está haciendo es hacer la diferencia y el excedente se divide equitativamente entre todas las personas'.

Frente a la pregunta del porqué la liquidación, señaló: 'Sería interesante que le preguntara eso a la Alcaldía de Bogotá. Eso es por la Alcaldía y no porque nuestros programas no funcionen… Somos una organización social que lo que pretende es ayudar a las personas para que algún día tengan una mejor vida a través del trabajo solidario, un sistema donde todos nos ayudamos'.

LA VOZ DEL EXPERTO
'Penas por hasta 10 años de cárcel'
Hernando Blanco / Abogado

Los promotores de este esquema incurren en dos tipos de delitos: la estafa y el enriquecimiento ilícito.

Toda persona que realice una estafa incurrirá, según el artículo 356 del Código Penal, en penas que van desde uno hasta diez años de cárcel, mientras que por enriquecimiento ilícito, según el artículo 148 del mismo Código, la pena oscila entre dos y ocho años, según los atenuantes y agravantes que se tengan.

Es importante resaltar que debido al principio de consunción (se escoge el delito más grave siempre y cuando exista una relación entre los dos), el delito por el que sería juzgada la persona es el de estafa, siempre y cuando este se configure y se demuestre.

A los afectados por la estafa no les queda más que informar a la Fiscalía para que se configure una denuncia formal sobre ese delito. Los únicos que pueden responder por la deuda son los estafadores.

Sólo hasta hoy y debido a la gran cantidad de casos que están registrando en el país, el Ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, solicitó al Senado un proyecto que regule y castigue este tipo de negocios que cada vez son más comunes en las distintas ciudades del país.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad