jueves 05 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Bucaramanga se sumó al tercer llamado de marcha en el Paro

La capital de Santander vivió la tercera marcha masiva en las últimas tres semanas. Habitantes de Bucaramanga y del área metropolitana se ‘tomaron’ las vías más importantes de la ciudad, en protesta contra las políticas implementadas por el Gobierno de Iván Duque.
Escuchar este artículo

Escrito por: José Luis Pineda.

Vestidos de blanco y con camisetas de la Selección Colombia, miles de ciudadanos salieron a las calles de Bucaramanga para participar en una nueva marcha convocada en el marco del Paro Nacional.

En la movilización de este miércoles, la tercera de las últimas tres semanas, predominaron los movimientos juveniles y estudiantiles, al igual que las organizaciones sindicales, colectivos de ambientalistas y profesores.

Lea también: Comité de paro exige al presidente Duque un diálogo directo

Pero también participaron en gran número ciudadanos del común y personas de la tercera edad, quienes manifestaron su inconformismo por el actual sistema de salud y ante las reformas pensionales, tributarias y laborales que impulsa el Gobierno de Iván Duque.

Uno de los asistentes fue César Amado, de 55 años de edad, quien expresó que “Duque está implementando muchas políticas impopulares y que no benefician en nada al pueblo, como querer subir aún más los impuestos y la entrega de nuestros recursos naturales a extranjeros. Por ejemplo, ¿qué ha pasado con los más de cien líderes asesinados? El Presidente no ha hecho nada al respecto”.

Fue una jornada de protesta en paz. Entre las 6:00 a.m. y las 6:00 p.m., lapso en el cual se dieron las concentraciones y movilizaciones, la Policía Metropolitana de Bucaramanga no reportó desmanes ni hechos de intolerancia por parte de los manifestantes.

Bucaramanga se sumó al tercer llamado de marcha en el Paro

Hasta el cierre de la presente edición, tampoco se habían conocido perjuicios para el comercio. El día transcurrió con normalidad en la mayoría de negocios, excepto en algunos almacenes de cadena y concesionarios que decidieron cerrar sus puertas pasado el mediodía. Eso sí, varios comerciantes tapiaron las fachadas de sus establecimientos como prevención. (Ver recuadro)

Bloqueos y represamientos viales

Como resultado de las diversas concentraciones que hubo este miércoles en Bucaramanga, la movilidad vehicular sufrió múltiples perjuicios en varias vías principales del área metropolitana, desde el principio de la jornada.

En la mañana, se llevó a cabo un ‘plan tortuga’ por parte conductores de transporte especial de pasajeros. Ellos ocasionaron un considerable represamiento sobre la Autopista Bucaramanga-Floridablanca, y luego generaron trancón en las vías céntricas de la ‘Ciudad Bonita’.

Bucaramanga se sumó al tercer llamado de marcha en el Paro

A las dos de la tarde la movilidad comenzó a colapsar en vías principales de Bucaramanga, como las carreras 27 y 33, y la calle 36. Minutos más tarde, los manifestantes dieron inicio a las movilizaciones que partieron desde el arque San Pío, la sede principal de la Universidad Industrial de Santander y el Centro.

Estas tres concentraciones se unieron sobre la carrera 27, y hacia las 4:30 p.m. arribaron a la Puerta del Sol. Allí se realizó un plantón pacífico por miles de ciudadanos, que se prolongó hasta la noche.

Pasadas las 6:00 p.m., la jornada de protesta había finalizado para la mayoría de marchantes, quienes a esa hora ya iban de camino a sus residencias.

Sin embargo, un grupo de jóvenes permaneció en la Puerta del Sol, bloqueando los dos sentidos viales de dicha arteria. Algunos de ellos hicieron barricadas con rocas e incluso hogueras.

Este hecho provocó que la Policía extremara sus acciones preventivas, y hacia las 6:30 p.m. arribó a dicho lugar una tanqueta. Hasta el cierre de la presente edición habían escaramusas de enfrentamientos.

Bucaramanga se sumó al tercer llamado de marcha en el Paro

Cerca de dos horas duró bloqueada la Puerta del Sol por los manifestantes.

El comercio no paró, pero...

Escrito por: EUCLIDES KILÔ ARDILA

“Este tipo de manifestaciones , si bien les apuestan a causas justas, nos hacen mucho daño. Noviembre y diciembre son las temporadas con más movimiento para nuestro gremio y con los continuos ceses y taponamientos de vías, nuestros negocios sufren un gran impacto”.

El testimonio es de Heriberto Romero, un comerciante de la ciudad, que aseguró que nada más en la zona centro de Bucaramanga las marchas han frenado las ventas hasta en un 70% diariamente.

Por fortuna, dijo el comerciante, ayer no se registraron destrozos físicos, ni saqueos; no obstante la incertidumbre de las marchas les golpea de manera fuerte a los bolsillos del comercio formal.

“Además, como pueden ver, el comercio no paró. El problema es que si bien abrimos nuestras puertas, la gente deja de salir por el temor a que se registren hechos vandálicos”, dijo Alberto Ramírez, otro comerciante de la zona.

Bucaramanga se sumó al tercer llamado de marcha en el Paro

Del mismo parecer es Eduardo Manosalva, dueño de otro de los negocios del centro: “La situación que se ha vivido en Bucaramanga durante los últimos seis días impacta de manera negativa a nuestros negocios. Las manifestaciones en nuestro caso se traducen en pérdidas, bajonazos en las ventas y sobre todo en un clima de zozobra para nuestros alicaídos establecimientos”.

El llamado que hace Agustín García, otro de los vendedores formales, “es que las manifestantes también respeten el derecho al trabajo y el derecho a la libre movilidad”.

Asegura que “una cosa es exigir acciones concretas por parte del Gobierno para que cese tantas injusticias y otra muy distinta es pensar que taponando vías se vayan a solucionar las necesidades del pueblo”.

$!Bucaramanga se sumó al tercer llamado de marcha en el Paro
el comercio no paró, pero...
“Este tipo de manifestaciones, si bien les apuestan a causas justas, nos hacen mucho daño. Noviembre y diciembre son los meses y las temporadas con más movimiento para nuestro gremio, y con los continuos ceses y taponamientos de vías, nuestros negocios sufren un duro revés”.
El testimonio es de Heriberto Romero, un comerciante de la ciudad, quien añadió que nada más en la zona centro de Bucaramanga las marchas han frenado las ventas hasta en un 70% diariamente.
Por fortuna, dijo el comerciante, ayer no se registraron destrozos físicos, ni saqueos; no obstante la incertidumbre de las marchas les golpea de manera fuerte a los bolsillos del comercio formal.
“Además, como pueden ver, el comercio no paró. El problema es que si bien abrimos nuestras puertas, la gente deja de salir por el temor a que se registren hechos vandálicos”, dijo Alberto Ramírez, otro comerciante de la zona.
Del mismo parecer es Eduardo Manosalva, dueño de otro de los negocios del centro: “La situación que se ha vivido en Bucaramanga durante los últimos días impactó de manera negativa a nuestros negocios. Las manifestaciones en nuestro caso se traducen en pérdidas, bajonazos en las ventas y sobre todo en un clima de zozobra para nuestros alicaídos establecimientos”.
El llamado que hace Agustín García, otro de los vendedores formales, “es que los manifestantes también respeten el derecho al trabajo y el derecho a la libre movilidad”.
Asegura que “una cosa es exigir acciones concretas por parte del Gobierno para que cesen tantas injusticias y otra muy distinta es pensar que taponando calles se vayan a solucionar las necesidades del pueblo”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad