martes 07 de julio de 2020 - 12:00 AM

Bucaramanga también será parte del piloto de reapertura de templos

Escuchar este artículo

Tal y como ocurrirá con la reapertura de los restaurantes, la capital santandereana también hará las pruebas pilotos para reabrir los templos católicos.

La Alcaldía de Bucaramanga confirmó que protocolizará ante el Gobierno Nacional una propuesta para hacer parte del ‘experimento’ que permitirá el regreso de los fieles a sus parroquias.

Vale recordar que el propio Presidente de la República, Iván Duque, conminó a cada alcalde a tramitar el debido permiso ante el Ministerio del Interior.

La Catedral de la Sagrada Familia, el Templo de San Laureano y el del Sagrado Corazón, entre otros, abrirían sus puertas en tales pruebas.

Los ‘pilotos’ serán muy puntuales en términos de aforos, distanciamientos y uso de elementos como antibacterial. La idea es evaluar el comportamiento de los ciudadanos, si son cuidadosos con los usos del tapabocas; además se revisará la ventilación de los espacios habilitados dentro de los templos. Tal y como se ha hecho con otros sectores productivos, en donde ya se empezó la famosa desescalada, será una reapertura con estrictos controles.

Con respecto a la preocupación expresada por algunos sobre la concentración de personas en un mismo espacio por mucho tiempo, el Municipio reiteró que quiere ajustar tiempos, espacios y distanciamientos de los fieles, para permitir la recuperación de algo tan importante para los bumangueses como lo es la presencia en los cultos.

En ese caso las parroquias deberán cumplir con una rigurosa logística, dependiendo de la capacidad del establecimiento para determinar el aforo permitido y cumpliendo las medidas preventivas en pro de los feligreses.

Ángel Galvis, asesor del Municipio, fue enfático en decir que se estudia la posibilidad de tener un sistema de control de las personas mediante citas previas para evitar aglomeraciones.

“Aunque el Gobierno no ha emitido un documento con las recomendaciones de bioseguridad que se deben implementar, -cosa que se hizo en los sectores de la construcción y la manufacturera-, nosotros hemos venido trabajando todas las semanas con los padres y pastores de la ciudad” agregó.

La petición será enviada al Gobierno y se espera que después del 31 de julio el Ministerio de Salud y del Interior aprueben el plan piloto de reapertura de los templos.

De acuerdo con Roque Julio Quintero Rueda, párroco de San Laureano, “estamos esperando la orden oficial de las autoridades y de la Curia para proceder con toda la logística que se requiere para volver a la presencialidad en las misas”.

Para Monseñor Primitivo Sierra Cano, “la reapertura de los templos responde a una necesidad espiritual del pueblo de Dios, que en tiempos de prueba necesita fortalecer su fe y su confianza en el Señor. Pero abrir los templos es algo que se debe hacer cumpliendo todas las medidas sanitarias”.

PARA TENER EN CUENTA
* Cada iglesia está preparando sus protocolos de bioseguridad y se está a la espera de que la Secretaría de Salud los acepte.
* Existirán restricciones en la duración de las Sagradas Misas: las oficiadas entre semana sólo se harán en 30 minutos, mientras que las del fin de semana no podrán pasar los 50.
* Deberán existir al menos dos metros de distancia entre cada persona y en cada banca debe estar gel antibacterial y alcohol.
* La propuesta es que existan puntos de desinfección en las entradas o en las puertas de acceso a los templos; se debe tomar la temperatura de los creyentes y será precisa la señalización de los puestos en los que sí podría sentarse la gente.
* La Sagrada Comunión sería puesta en un recinto en donde cada fiel la tomaría con sus propias manos, obviamente con guantes.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad