lunes 08 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

Bucaramanga y el área se ‘rajan’ en calidad ambiental

El centro de Bucaramanga, la Ciudadela Real de Minas, Quebradaseca, Chimitá y los ríos de Oro y Suratá son lugares de mayor deterioro ambiental del área metropolitana.

Así lo revelan los continuos monitoreos y estudios que han realizado durante los últimos años tanto la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, como otros organismos ambientales.

'Es hora de comenzar a implementar medidas de inmediato, de manera individual, industrial y gubernamental. Hay que hacer un gran esfuerzo pues las condiciones no son buenas. Se han invertido bastantes recursos pero no se ven resultados; no podemos seguir botando la plata', manifestó Jairo Puente Brugés, experto en medio ambiente y decano de Química Ambiental en la Universidad Santo Tomás.

Por considerarlo de interés para nuestros lectores, este diario presenta una completa radiografía de los índices más contaminantes en los cuatro municipios del área. Veamos:

LISTA
Así están los ríos


1 Río Tona: Sufre deterioro en su recorrido, por vertimientos de origen agropecuario y doméstico rural. Recibe aguas negras del Municipio de Tona.
2 Río Frío: Recibe aguas negras de asentamientos sub-normales y conexiones erradas de alcantarillado en la zona urbana de Floridablanca. Su calidad es pésima, sobre todo aguas abajo de la Planta de Tratamiento de Río Frío.
3 Quebrada La Iglesia: Recibe aguas sanitarias e industriales, además de lixiviados provenientes de El Carrasco.
4 Río Lato: Hay vertimientos de aguas domésticas, parcelaciones e industrias en su parte baja. La calidad es dudosa a su entrega al Río de Oro.
5 Río de Oro: Tiene calidad deficiente debido a la actividad de las zonas industriales de Girón, Chimitá, así como de Piedecuesta, Floridablanca, Girón y gran parte de Bucaramanga.

radiografía  
Lo que respiramos


1. El aire de Bucaramanga tiene niveles de contaminación superiores a los que se registran en ciudades como Los Ángeles, Sao Paulo o Tokio.
2. Los cerca de 153.206 taxis legales, vehículos particulares y motocicletas que ruedan por la capital santandereana son responsables del 86% de la contaminación en la ciudad. Ellos son los generadores número uno de monóxido de carbono, material particulado (smog) y ozono troposférico, las partículas contaminantes más comunes.   
3. La Ciudadela tiene la más alta concentración de ozono troposférico en toda el área metropolitana, e incluso supera la norma establecida como aceptable. Según los expertos, esto explica que sea considera como una especie de 'isla de calor'.
4. Los puntos críticos en materia de contaminación del aire se encuentran en arterias claves, donde día a día existe la confluencia de más de 30 vehículos en los tan comunes ‘trancones’.
5. Los contaminantes aumentan el riesgo para la salud cuando el tiempo de exposición es prolongado. Pueden generar enfermedades dermatológicas y respiratorias crónicas en la población.

así está El agua

1. Los ríos y quebradas de Bucaramanga y su área metropolitana presentan una generalizada contaminación fecal. La norma es que se encuentre 200 coliformes fecales, pero en la mayoría de estos ríos se miden millones de coliformes.
2. El 50% de la contaminación en los ríos se debe a las aguas residuales. Así se evidencia en La quebrada La Iglesia y en los ríos Vetas, Lato y Frío.
3. Las 27 toneladas de basura que se vierten todos los días en los ríos y quebradas del área metropolitana hacen que sus aguas se ‘ahoguen’ cada vez más con toda clase de residuos industriales y domésticos.
4. Los últimos estudios científicos demuestran que cerca del 58% de las fuentes hídricas en el área metropolitana no son aceptables en los aspectos físico-químico y microbiológico.

el Ruido también está alto

1. La norma establece como aceptable o permitido los ruidos de hasta 65 decibles, pero en zonas como el Centro, este nivel puede llegar a 85 decibeles. Lo que hace que la situación sea crítica.
2. Las fuentes móviles son las generadoras de este contaminante, por medio del excesivo uso del pito.
3. Los sectores propensos a ‘trancones’ suelen sobrepasar los límites de ruido permitido.    
4. En las zonas comerciales el nivel máximo de ruido es de 60 decibeles en horario nocturno. En reiteradas ocasiones, los establecimientos de este tipo pueden llegar hasta 75 decibeles.  

Voces de los expertos
Jairo Puente Brugés, experto en medio ambiente y decano de Química Ambiental en la USTA.


'Las partículas contaminantes que encontramos en el aire de la ciudad están asociadas a problemas de salud y respiratorios que afectan más a ancianos y bebés'.
'Un factor que agrava este problema es que la ciudad acabó sus zonas verdes y ha empezado a construir mucho hacia los cerros orientales, los cuales ayudan bastante a limpiar la atmósfera'.
'Por otro lado, en el agua el mayor problema deriva de las aguas residuales urbanas debido a la generación de contaminación fecal.'.

Henry Castro Ortiz, operador de la Red de Monitoreo del Aire.

'La calidad de nuestro aire está regular principalmente por dos contaminantes: el material particulado de 10 micras y el ozono troposférico'.

'Hemos identificado como principal generador de contaminación a las numerosas fuentes móviles que existen, la falta de movilidad, vías muy angostas. De esta manera, la calidad del aire se deteriora más rápido'.

'Como acá no tenemos la cultura de hacer mantenimiento a nuestros vehículos, los gases contaminantes son cada vez mayores. Por aquí es donde deberíamos empezar para mejorar la calidad del ambiente'. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad