lunes 07 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Bumangueses cada vez tienen más acceso a la prueba rápida de VIH

Cumplir la meta 90-90-90, propuesta por ‘ONUSida’ para contribuir al fin de la epidemia de la enfermedad es el objetivo de la Secretaría de Salud de Bucaramanga.
Escuchar este artículo

La meta es que en el 2020 el 90% de las personas que viven con VIH conozcan que tienen el virus. Otro objetivo es que el 90% de aquellos con diagnósticos positivos tengan tratamiento de manera contínua. Finalmente, el 90% de ellos deberían tener el virus controlado y mejorar su calidad de vida. Estas son las metas del proyecto ‘90-90-90’ de la ‘ONUSida’ para combatir, por fin, esta patología.

Y aunque harán falta más estrategias para acabar definitivamente con el Sida, una cosa está clara: Será imposible terminar con la epidemia sin proporcionar el tratamiento del VIH a todos aquellos que lo necesiten.

En Bucaramanga, la Secretaría de Salud trabaja por lograr dicho objetivo.

Maribel Ayala, referente de la dimensión de Salud Sexual y Reproductiva de la Secretaría de Salud local, explicó que además de trabajar en la identificación de los casos y en la garantía del tratamiento, el Municipio se trazó una meta adicional: Cero eventos de transmisión vertical para VIH, es decir cero bebés nacidos con VIH.

“En los controles prenatales hemos realizado tamizaje del VIH a las mujeres gestantes, para que ninguna mamá transmita el virus a su hijo en el parto o en la lactancia materna, por eso hoy no tenemos reportado ningún caso de transmisión vertical”, aseguró la referente de la Secretaría de Salud.

En la población migrante que hoy reside en Bucaramanga también se ha mantenido esa meta.

Lea también: Santander busca que se atienda al 90% de personas con VIH

Saca unos minutos y hazte la prueba

Para trabajar con el resto de la población, la Secretaría de Salud planteó que todas las IPS de Bucaramanga empezaran con el tamizaje de prueba rápida.

“En 2016, si habían dos IPS que practicaran esta prueba eran muchas. Hoy en día, el 98% de las instituciones prestadoras de salud están capacitadas para hacer el tamizaje de VIH a través de la prueba rápida”, señaló Maribel Ayala.

Olvidarse del estigma, la discriminación y el miedo son claves para lograr la detección temprana del VIH.

Si considera que debe realizarse la prueba solo debe acudir al médico, solicitar el examen, que es una pequeña punción en el dedo. Pasados cinco minutos tendrá un primer diagnóstico y se le ofrecerá el tratamiento oportuno.

“El tamizaje de VIH es para hacer un análisis retrospectivo. De aquí para atrás no me he encontrado con el virus, sin embargo está en mí decidir hacerme la prueba y cuidarme con el preservativo en mis diferentes relaciones”, explicó la funcionaria.

246 casos han sido identificados en Santander según el Instituto Nacional de Salud. 6.901 nuevos casos de VIH han sido reportados y confirmados por laboratorio en lo que va del 2019 en Colombia.

Además de las relaciones sexuales, el VIH se transmite por transfusiones sanguíneas, uso de drogas intravenosas o de la madre al hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia.

Lea además: Confirmadas tres muertes por dengue en Santander

$!Bumangueses cada vez tienen más acceso a la prueba rápida de VIH

Población vulnerable tendrá atención garantizada hasta el 2022

Un convenio de subvención para garantizar que en los próximos tres años se pueda prevenir el VIH en la ciudad fue suscrito entre la Secretaría de Salud de Bucaramanga con el Ministerio de Salud, ENTerritorio y el Fondo de Lucha Contra el Sida, Malaria y Tuberculosis.

El programa está dirigido a dos grupos poblacionales que concentran la mayor vulnerabilidad y prevalencia de VIH: hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, trabajadoras sexuales y migrantes.

Adriana García-Herreros, secretaria de Salud de Bucaramanga explicó que este proyecto, que entre el 2020 y el 2022 aportará recursos económicos, busca ampliar la respuesta nacional al VIH y a las enfermedades de transmisión sexual.

“Lo que se pretende es que haya un apoyo al municipio para garantizar y mejorar la respuesta a las patologías de VIH en población clave. Este convenio nos fortalece como municipio para que en tres años, terminada la subvención, seamos sostenibles, con nuestros propios recursos, en el manejo de la enfermedad”.

Le puede interesar: Este es el panorama que afrontan los venezolanos que padecen VIH en Santander

El programa contempla actividades de prevención y educativas en torno a la prevención de VIH y la entrega de preservativos masculinos, pruebas rápidas y kits, lubricantes, kits de material higiénico de inyección, carpas, mesas, sillas, chalecos, gorras, maletines y kits para asesoría y prueba voluntaria (APV).

Así mismo, beneficiará anualmente a más de 2 mil personas con actividades educativas, y de oferta, para diagnóstico de pruebas de VIH.

El convenio de subvención tiene un costo aproximado de un millón de dólares y comenzará a aplicarse entre febrero y marzo de 2020.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad