lunes 13 de julio de 2020 - 12:00 AM

Buscan la empresa que hará la estabilización de El Carrasco

Ya está en marcha el proceso para contratar las obras que con “urgencia” se requieren en El Carrasco, para evitar posibles deslizamientos de residuos. Estos trabajos los ordenó un juez de Bucaramanga, como parte del proceso de clausura de dicho relleno sanitario.
Escuchar este artículo

Para que El Carrasco pueda seguir recibiendo los desechos de 16 municipios de Santander se deben ejecutar trabajos para estabilizar sus celdas, de acuerdo con lo exigido por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, y un juez de la ‘Ciudad Bonita’.

Se requiere hacer una inversión cercana a los $3.500 millones para tales tareas de estabilización, y determinar cuál será la firma constructora; su búsqueda se adelanta.

Lea también: El Carrasco sigue operando para lograr su estabilidad

El objetivo de estas obras es prevenir posibles derrumbes de residuos en dicho sitio de disposición final, como el ocurrido el 3 de octubre de 2018, emergencia que ‘inundó’ el área metropolitana con gases putrefactos y olores ofensivos durante varios días.

Tras dicho evento, la justicia ordenó el cierre y desmantelamiento de este relleno sanitario, pero dejó en claro la necesidad y urgencia de efectuar tareas de estabilización para garantizar una clausura controlada y segura de El Carrasco.

Técnicamente, los expertos que hacen parte de este proceso judicial concluyeron que tal estabilidad se podría lograr con la disposición de más residuos y con la construcción de diques, entres otras acciones, como la ampliación de sistemas para la conducción de lixiviados.

Buscan al constructor

La Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab, informó que ya puso en marcha el proceso de contratación, para definir la empresa que se encargará de ejecutar estos trabajos que “revisten carácter de urgencia”, señaló la entidad.

El constructor deberá hacer actividades como nivelación de terrenos y su impermeabilización con geo membranas, además de la adecuación de sistemas de drenaje, para controlar los lixiviados y evitar así que estos puedan perjudicar acuíferos.

Se harán múltiples excavaciones para la cimentación, conformación y compactación de un dique para dar firmeza a las celdas de disposición.

Además, se tienen que construir múltiples estructura como canales y pozos, para el manejo controlado y seguro de las aguas superficiales que entran en contacto con las basuras, como las lluvias.

Para el próximo 23 de julio está programada una visita a El Carrasco por parte de las empresas interesadas en ejecutar este proyecto.

En su página web la Emab dispone todas las condiciones de este proceso contractual, como el cronograma. Según tal documentación, el cierre y presentación de ofertas será el próximo 5 de agosto y el 27 de agosto entrante se realizará en acto de adjudicación.

La ejecución de este contrato es de cuatro meses, según lo indicado.

¿Que viene luego?

En estos momentos, El Carrasco tiene permiso para seguir operando solamente hasta noviembre entrante, de acuerdo con el aval de la Anla. Con las obras que están por ejecutarse, dicho relleno sanitario podría recibir residuos aproximadamente hasta abril de 2021.

No obstante, se debe tramitar una nueva autorización ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales.

Pedro José Salazar, gerente de la Emab, indicó este domingo a Vanguardia que “ya inició el cierre de El Carrasco. En esta fase de estabilización, Anla es la entidad que requiere estudios técnicos, quien dice qué se debe hacer y quien da la aprobación para que esta clausura se dé de manera técnica y segura”.

Una vez se terminen las obras que están por contratarse, la Anla revisará cómo quedaron y que trabajos adicionales se requerirían para estabilizar este relleno sanitario.

“La clausura de El Carrasco no basta con poner un candado. Se deben estabilizar los terrenos, porque durante varios años seguirán emanando gases y lixiviados, por descomposición de los residuos”, explicó Salazar.

¿Qué hace falta?

Se estima que el cierre, clausura, post-clausura, desmantelamiento y abandono de las actividades de relleno sanitario en El Carrasco tomaría un tiempo total aproximado a los 20 años.

Otro proyecto fundamental para lograr este propósito es la ampliación de la capacidad de la actual planta de tratamiento de lixiviados. Se requiere hacer una inversión que ronda los $2.400 millones, con aportes de los cuatro municipios del área metropolitana.

El Gerente de la Emab indicó que “son equipos importados que están sujetos a la tasa de cambio, pero este es cálculo inicial del costo de esta inversión. El único municipio que ya dio los recursos que se necesitan es Bucaramanga”.

La justicia también estableció que en El Carrasco se deben efectuar acciones orientadas a la recuperación ambiental, como parte del proceso de clausura de este sitio de disposición final.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad