viernes 20 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Calidad del aire en Bucaramanga llegó a su pronóstico más crítico

Este episodio conlleva a que la población no utilice ni siquiera la bicicleta, porque las condiciones no son aptas para realizar actividades al aire libre. Las autoridades locales confirmaron que durante este año, solo en la ciudad, se han generado más de 27 mil consultas por afecciones respiratorias.
Escuchar este artículo

Todas las estaciones de medición de calidad del aire en Bucaramanga, Floridablanca y Girón están en rojo. Esto quiere decir que las concentraciones de partículas contaminantes suspendidas en la atmósfera son tan altas, que pueden causar daño en la salud de las personas; siendo los niños, las mujeres embarazadas, los adultos mayores y los pacientes con enfermedades respiratorias los más vulnerables a este episodio.

Desde el 4 de marzo, cuando la primera estación en la capital santandereana marcó este color, empezó la preocupación. El nivel de polución, con el paso de los días, se volvió incontrolable. Este mes, de hecho, ha sido uno de los más difíciles en los últimos años. Ni siquiera con la implementación de un pico y placa ambiental se logró una leve mejoría a largo plazo.

De acuerdo con los informes entregados por el Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, la zona más afectada en Bucaramanga es la Comuna 16. El equipo que conforma el Sistema de Vigilancia de Calidad del Aire, ubicado en Lagos del Cacique ha arrojado durante estos tres últimos días niveles entre los 59 y 93 microgramos por metro cúbico, para un tiempo de exposición 24 horas.

Este panorama desalentador también se repite en la Comuna Tres. La estación de San Francisco da cuenta que allí la concentración de PM 2,5 ha llegado a elevarse entre 59 y 93 microgramos por metro cúbico para un tiempo de exposición 24 horas.

Lea también: Alcaldes del área metropolitana de Bucaramanga mantienen el toque de queda

De acuerdo con la resolución 2254 de 2007, expedida por el Ministerio de Ambiente, los límites permisibles de material particulado PM 2,5 no pueden superar los 37 microgramos por metro cúbico para un tiempo de exposición 24 horas.

Frente a este hecho, el Grupo de Calidad del Aire del AMB considera que las condiciones meteorológicas desfavorecen los procesos de dispersión de las emisiones contaminantes procedentes de las fuentes móviles, así como los incendios forestales que se han originado en la región.

Iván José Vargas Cárdenas, director del AMB, le explicó a Vanguardia que esta mala calidad del aire en los tres municipios viene ocurriendo por tres factores principales. “El factor climático que se presenta justo en este periodo del año, las fuentes móviles (vehículos) y fijas (industrias), y los incendios forestales. Sin embargo, lo único que podemos controlar en estos momentos son las emisiones de fuentes móviles”.

Vargas Cárdenos ratificó que la situación es muy preocupante, teniendo en cuenta que la contaminación atmosférica desencadena afectaciones en la salud, relacionadas principalmente con enfermedades respiratorias que, en este preciso momento, podrían ser un agravante en todo lo que enmarca la emergencia por COVID-19.

En este sentido, la recomendación del funcionario para todos los habitantes del área es “quédate en casa. Esto ya no es de un pico y placa ambiental. Necesitamos que las personas no salgan, muchos menos en sus vehículos, a menos de que sea estrictamente necesario”.

Plan de mitigación

Con un medida para controlar las emisiones de gases, el AMB inició revisión del parque automotor utilizado para el transporte público convencional.

A la fecha se ha efectuado la revisión de una flota de 27 automotores. Seis no pasaron la prueba, lo que quiere decir que deben quedarse estacionados hasta que no se lleven a cabo los ajustes técnico-mecánicos pertinentes y tengan nuevamente el visto bueno de la autoridad de transporte metropolitano, solo podrán volver a circular.

Los 21 restantes aprobaron y demostraron que están por debajo de los niveles de contaminación y cumplen los parámetros establecidos en la Resolución 910 de 2008, expedida por el Ministerio de Ambiente.

Teniendo en cuenta la información suministrada, las revisiones pedagógicas del AMB continuarán hasta completar el parque automotor del transporte público colectivo y masivo, estimado en 1.150 vehículos.

AMB Y Cdmb

El Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, y la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, reafirmaron su propósito de trabajar mancomunadamente para enfrentar la emergencia sanitaria por COVID-19 y la situación ambiental, que afecta la salud pública de los habitantes del territorio metropolitano.

Así las cosas, las dos instituciones han dispuesto de toda la capacidad humana, técnica y administrativa para garantizar la sostenibilidad ambiental, la salud y la vida de toda la población.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad