martes 06 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Campesinos marcharon en protesta por contaminación

Al menos 500 personas de las veredas La Aguada, Cañadas de Olla Verde, El Santero, El Salado, El Aguirre y Bocas, marcharon ayer desde el aeropuerto Palonegro hasta la alcaldía de Lebrija para dar a conocer la difícil situación por la que viven desde hace 11 años, según afirmó un residente de la zona afectada, Martín Ortiz Oviedo, por los desechos que dos criaderos de cerdos arrojan a las quebradas.

Como único recurso, las personas adquieren el valioso líquido de esas fuentes hídricas, sin que nadie les solucione el problema que, según ellos, ha producido en varias ocasiones enfermedades. Además, con la sequía que llevó a la reducción del flujo del agua, las más de 5.000 personas que viven en las veredas de la región, se han visto en la obligación de buscar el agua en Lebrija y Bucaramanga. Según los afectados, luego de haber tocado las puertas de la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, la Alcaldía de Lebrija, la Gobernación de Santander y hasta el Ministerio del Medio Ambiente, sin respuesta alguna, la marcha pacífica fue la única opción que los llevó a pedir ayuda.

'Tantas insistencias no han valido, pensamos llegar hasta Lebrija para hablar con la alcaldesa del municipio, Sonia Serrano, para ver si por fin nos escucha. Estamos cansados ante la situación que tiene a los niños enfermos por consumir agua con desechos de marranos', enfatizó Ortiz Oviedo.

Al lugar llegó el Grupo Élite Ambiental, GEA, de la Cdmb, para atender las inquietudes y llegar a un mutuo acuerdo con la alcaldía de Lebrija y los porcicultores.


Responde la Cdmb

El tema que es reiterativo y que ha sido dialogado en varias oportunidades por el grupo de conflictos ambientales de la Corporación tiene seguimiento, para lo cual ya se dispuso de un proceso sancionatorio por incumplimiento a la normatividad ambiental.

La afectación de los recursos hídricos, afirmó Marco Alirio Duarte Olarte, Subdirector de Control Ambiental y Desarrollo Territorial, de la Cdmb, es el foco de atención que mantienen para que no continúe el vertimiento de residuos de cerdos a las fuentes de agua que son utilizadas para el consumo de la población.

'La Corporación ha ido al lugar, hemos realizado reuniones con todas las partes involucradas, entre ellas, los porcicultores para que disminuyan el impacto y los malos olores. Con las visitas de seguimiento y el proceso sancionatorio se está controlando el problema', explicó el Subdirector.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad