martes 05 de mayo de 2009 - 6:30 AM

Caso UIS: El equipo de prensa recibió órdenes de espiar

Los periodistas que trabajaban en el área de comunicaciones y televisión de la UIS hasta enero pasado, hicieron pública también las intenciones de un grupo de directivos de la institución para que grabaran a los estudiantes que participaron en disturbios, manifestaciones y reuniones informativas en el segundo semestre de 2007, con el fin de utilizar este material para judicializarlos.


En una carta enviada a la Corporación de Periodistas de Santander, Mario Mantilla, ex director de Televisión UIS, dice: "Este rector (Jaime Alberto Camacho Pico), su vicerrector administrativo y su Secretaria General, en un claro acto de, ignorancia, anti ético e incluso con visos de ilegalidad, nos empezaron a dar órdenes relacionadas con grabar de manera oculta a estudiantes y trabajadores para judicializarlos. En tres oportunidades me negué a mandar al camarógrafo, Juan Manuel Esparza, a grabar disturbios, reuniones de estudiantes y sindicalistas hasta que un día nos obligaron a ubicar en cada una de las entradas a la UIS, con nuestros equipos de grabación a las 5 de la mañana, ocultos en nuestros carros, para grabar a los que intentaran cerrar la universidad".

A esta petición realizada en octubre de 2007, asegura Mantilla, "le dije al resto del grupo que iríamos pero que sólo nos moveríamos con órdenes directas de la Secretaria General, quien nos trataba como si fuéramos miembros de algún organismo de control, con funciones para espiar ilegalmente al interior de la Universidad Industrial de Santander".

La negativa de cumplir con estas órdenes generó enfrentamientos con los tres directivos arriba men-cionados.

"Mi negativa a cumplir semejante despropósito, respaldada por los miembros del grupo, Édgar Tovar, Jhon Jairo Velásquez, Juan Manuel Esparza, Catalina Serrano e Isaac Rey y por la decidida posición de mi jefa, Johanna Delgado, entonces Directora de Comunicaciones , nos llevó a un enfrentamiento directo con los mencionados personajes, recibiendo comentarios por parte de ellos, como que, éramos cobardes, que no defendíamos la institución, que con 'las cositas' que hacíamos (programas especiales en contra de actos violentos y la necesidad de argumentar diferencias con la universidad abierta) no era suficiente, que teníamos las herramientas para hacerlo, cámaras y un poco de argumentos absurdos que rebatí sin discusión en una cita que me pusieron en la Secretaría General para intimidarme", argumenta Mantilla.

Catalina Serrano, otro miembro del grupo, asegura que siempre estuvo al tanto de la situación del equipo de trabajo. "Desde el primer momento respaldé la posición de Mantilla y fui testigo de la orden dada por la Secretaría General".

Dos de los miembros del equipo fueron abordados por líderes estudiantiles que les acusaron de estar filtrando información de las protestas a las autoridades.

"Fui abordado una vez dentro de la universidad y otra fuera. Los estudiantes estaban preocupados por la situación y preguntaron si estábamos entregando información", relató Édgar Tovar, comunicador del equipo de Televisión, uno de los afrontados. 

Según el auxiliar de comunicación para la época de las denuncias, Javier Mauricio Reales, "a nosotros nos dijeron que fuéramos con cautela e intentáramos grabar las entradas de la universidad; nos tocaba estar escondidos en los vehículos, primero por temor a que nos pillaran, segundo ese día estaba lloviendo, pero nos movilizábamos constantemente a la entrada de la carrera 34".

Reales afirma que además de grabar y tomar fotografías, también pidieron que espiara las reuniones de los grupos estudiantiles.

Al equipo de televisión en pleno no se le renovó el contrato este año. Ellos aseguran que fue como retaliación a su negativa de espiar a los estudiantes, mientras que el rector asegura que son por otras razones que aún no ha querido explicar.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad