jueves 29 de abril de 2010 - 10:00 AM

Centros Comerciales denuncian negligencia del gobierno local

El 17 de diciembre de 2009 los Centros Comerciales Cañaveral y La Florida interpusieron un derecho de petición ante el gobierno de Floridablanca, en el que solicitan respuesta sobre el uso del espacio del suelo, específicamente en el lugar donde se halla un puesto de comidas rápidas en medio de ambos centros, si cuenta con permisos y las acciones que ha tomado la Administración para hacer valer el respeto del espacio público.

Martha Leyder Bautista Lasprilla, gerente del Centro Comercial Cañaveral y Claudia Marcela Pérez Mendoza, gerente del Centro Comercial La Florida, quienes presentaron el derecho de petición, obtuvieron respuesta por escrito de la Inspección Segunda de Policía que, en términos generales, indica que 'se iniciará el proceso policivo tendiente a la recuperación del espacio por ustedes señalado, con el fin de cumplir con las etapas propias en cada proceso que en este Despacho se adelanta'.

Sin embargo, pasados cuatro meses la autoridad no ha actuado y las afectadas, en calidad de representantes de los locales de los dos Centros Comerciales, consideran que esto es 'como una negligencia por parta de la Administración de Floridablanca, que no nos contesta el Secretario de Gobierno, sino la Policía no más, y pasado ese tiempo, el carro sigue ahí, no sabemos qué poder ejercen cuando hablamos en calidad de los locales y de la comunidad que está afectada', aseveró Bautista Lasprilla.

Las directivas de los Centros Comerciales reclaman se haga valer la Ley, al señalar que 'la presencia de ese carro de perros ahí, atenta contra toda norma urbanística, de comercio y vial en todo sentido, porque está atravesado en una vía principal. Se sacrifica un carril de entrada a Cañaveral por la permanencia del puesto; además, en la noche se parquean carros a lado y lado de la vía, y dificultan más la movilidad en el sector', dice la Gerente del Centro de Cañaveral.

Sobre la posibilidad de que ocurra un accidente manifiesta que 'cuando le ponemos un carro de perros a una persona en una vía rápida, obliga a que padres, niños y adolescentes se arriesguen par llegar al punto de venta de comidas rápidas, pues deben atravesar la vía rápida y llegar a una isla, donde no deben estar'.

Agregan también que la responsabilidad de que pudiera ocurrir un accidente recae en la persona que pasa por la vía, porque el negocio está debajo de un puente peatonal. 'Si a uno lo atropellan debajo del puente peatonal, -que es el sitio donde está el carro de perros-, nadie le responde, porque así lo contempla la ley que dice que si hay un puente el peatón debe usarlo', puntualiza la representante.

Ante la situación, piden hacer valer los derechos de los más de 250 locales que están en los Centros Comerciales, según las afectadas 'debe hacerse respetar los interés generales de toda una comunidad por encima del interés particular'.


Respuesta de la Secretaría de Gobierno

El secretario de gobierno de Floridablanca, Alberto Barón, aseguró que ya está la resolución que firmó el Alcalde Eulises Balcazar para tumbar la caseta. La demora, según el funcionario, se debe a que 'por la antigüedad desde que están ahí, como 25 años les genera a ellas (las propietarias) algunos derechos y tienen derecho a la apelación, pero se firmó el acta de resolución y la caseta se tumba'.

El Inspector de Policía del segundo Distrito, Daniel Arenas explica que 'está en proceso el buen uso del espacio público, se notificó ayer el desalojo, ellas cuentan con tres días para salir por su propia voluntad, si no lo hacen, actuará la Policía y la Secretaría de Gobierno'.

Sobre la reubicación del negocio el Inspector manifiesta que deben acudir al Banco Inmobiliario de Floridablanca, BIF, encargado de resolver el tema.


Permisos

El negocio llegó al lugar hace 23 años, en 1987, y desde esa fecha las Administraciones de Floridablanca dieron varios permisos temporales a las dos propietarias. El último en expedirse lo aprobó la primera Alcaldía de Eulises Balcazar, del 15 de agosto de 1997 al 31 de diciembre del mismo año. Desde esa fecha el negocio funciona sin permiso, pues ningún otro gobierno se los ha expedido.

La orden dice de manera textual 'el presente permiso se prorrogará hasta el 31 de diciembre de 1997 en el horario de 6:00 a.m. a 12:00 p.m., y podrá terminarse en cualquier momento por quejas de la comunidad'.

Los vecinos del lugar se quejan de la inequidad de la situación pues aseguran que la venta callejera no paga impuestos, mientras que el comercio legal paga impuestos y servicios. De igual manera, la  Gerente Martha Leyder Bautista Lasprilla defiende los interés de los locales al decir, 'a nosotros nos cae toda la ley cuando vamos a poner un letrero, todos pagan industria y comercio, si nos exigen y cumplimos, entonces no comprendo porque la negligencia del gobierno actual, pareciera que no hay Policía ni Secretario de Gobierno que haga algo sobre un puesto que afecta a toda la comunidad de Cañaveral'.


Obras de Metrolínea

El cambio en la infraestructura del lugar por las obras de Metrolínea obligó al CAI a removerse al parque y aunque antes el negocio pasaba desapercibido, teniendo en cuenta que estaba en una bahía amplia, que no mostraba señales de que pudiera presentarse un accidente, ahora el lugar se muestra 'peligroso'.

'El puesto tiene pipetas de gas, imagínese cuando un carro, porque es una vía rápida, se estrelle allá, dicen que llevan 20 años y que nunca ha sucedió un accidente, pero es que antes era diferente era más amplio, pero todo cambió dentro de las normas viales para Cañaveral. Además, había un CAI, pero se fue el CAI y siguió el negocio, eso es muy extraño', señala la representante de Centro de Cañaveral.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad