miércoles 27 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Cierre de la UIS amenaza a comerciantes de la zona

Mauricio Suárez sacaba su carro de venta de frutas a las 6:00 de la mañana y cerraba en la noche. Ayer, cuando apenas eran las 2:00 p.m., este hombre lavaba el mesón y empacaba 'porque la situación está muy dura y no se ha vendido nada'.

El vendedor se refiere al cese de actividades académicas en la sede principal de la UIS, decisión que desde hace 15 días tiene en vilo a estudiantes, padres de familia y comerciantes del barrio La Universidad.

'Soy proveedor de papelería en varios negocios del sector. Hoy (ayer) vine a cobrar facturas y nadie tiene cómo pagarme', indicó Félix Castro Silgado.
Juan Francisco Navas, propietario de una papelería, comentó: 'Las ventas se redujeron en más del 80%. Como máximo uno se hace ahora $20.000, cuando hay que pagar personal, servicios públicos y arriendo'.

La Junta de Acción Comunal del barrio estima que al menos 80 negocios entre restaurantes y papelerías, y 34 ventas ambulantes se ven afectados directamente, sin contar el número de personas que allí trabajan.

Incertidumbre

Una estudiante, quien prefirió la reserva de su nombre, comentó: 'Yo me alimento en los comedores de la Universidad. Estos días amigos o conocidos me han dado plata para comer algo durante el día'.

La joven asegura que no viaja a su pueblo, ya que hay incertidumbre sobre cuándo reanudarán las clases. Esa es la preocupación de padres de familia como Eduardo Osorio, quienes comentan que los hijos sólo han estudiado el 30% del semestre.

'Imagínese lo que pasan los estudiantes que no son de esta ciudad. Así no haya clases, ellos tienen que pagar alimentación y arriendo', apuntó.

Por ahora, el Consejo Académico de la Universidad no se ha pronunciado sobre cuándo retomaría sus actividades en la sede principal.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad