lunes 03 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Ciudadela libra ‘cruzada’ para recuperar el espacio público

El problema por la presencia de las ventas ambulantes de comidas rápidas en la Ciudadela Real de Minas tocó fondo, al punto que una tutela dirimirá el conflicto que enfrenta a los vecinos de ese sector y la Administración Municipal con los comerciantes informales.

Según Luis Carlos Ballén, edil de la Comuna 7, el proceso comenzó en febrero pasado, cuando le solicitó a la Secretaría de Gobierno local que tomara cartas en el asunto ante la compleja situación que venían atravesando los residentes de esa zona sometidos a la ocupación del espacio público desde hace una década.    

La petición fue atendida, y el mes pasado se determinó recuperar el espacio público invadido, lo que originó que el dueño de uno de estos negocios interpusiera una tutela ante el Juzgado Cuarto Civil Municipal en contra de la Alcaldía de Bucaramanga, alegando su derecho al trabajo.    

En ese orden de ideas, Ballén aseguró que los habitantes de los 53 conjuntos residenciales de la Ciudadela, están incómodos y cansados ante las dificultades que tienen al transitar por los andenes, y de no poder conciliar el sueño, en muchas ocasiones, debido al ruido que generan estos negocios en la madrugada.

'La comunidad no está en contra del derecho al trabajo, yo estoy proponiendo que se construya un malecón para los vendedores ambulantes para que trabajen en paz y los residentes vivan en paz', manifestó el representante comunal, quien incluso afirmó que ha recibido amenazas por liderar este proceso.

A su turno, Luis Eduardo Ballet, administrador del conjunto residencial Portal de San Sebastián, destacó que la Secretaría de Gobierno con los CAI móviles y la presencia de policías han disminuido la inseguridad y las ventas informales, sin embargo aún hay algunos que se niegan a hacerlo.

LISTA
LOS LUNARES

De acuerdo con el edil de la Comuna 7 y la Secretaría de Gobierno, la actividad  de las ventas de comidas ambulantes en la  Ciudad Real de Minas ha traído como consecuencia:

1 Proliferación de roedores en el sector
2 Aparición de residuos de comidas en las calles
3  Un costado del conjunto residencial Santa Clara se convirtió baño público de los vendedores y clientes de puestos ambulantes.
4 Presencia de indigentes y por consiguiente, focos de inseguridad.
5 Afectación en la salud pública por la carencia absoluta de higiene en la manipulación de los alimentos.
6 Existe el peligro latente debido a que estos negocios utilizan bombonas de gas sin ningún tipo de seguridad.

LA VOZ OFICIAL

Si bien el Municipio es respetuoso de los fallos judiciales, Édgar Fernando Salcedo Silva, secretario de Gobierno de Bucaramanga, reiteró que las autoridades no van a desistir en su empeño de salvaguardar el espacio de público de los peatones: 'vamos a apelar las tutelas en ese sentido, aunque lamentamos que los jueces nos estén echando para atrás los operativos'.

El caso de la Ciudadela Real de Minas, cerca de la Plaza Mayor, a su juicio es preocupante porque según un juez 'hay que dejar trabajar a esta gente', pero es importante tener presente igualmente el impacto negativo que causan estos negocios de comidas rápidas en las calles, y que cada vez se multiplican, que inclusive ocasionan la devaluación de los inmuebles.
     
'Tenemos pruebas de un vendedor ambulante que tiene cuatro negocios, incluido un local formal en Marsella Real, y se atreve a invadir los andenes, y las calles', declaró el funcionario.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad