miércoles 04 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Colapsó el tráfico de la ciudad

El nuevo cierre vial que implementó ayer Metrolínea sobre la carrera 15, desde la Avenida Quebradaseca hasta la calle 24, generó problemas de movilidad no sólo en ese sector, sino que se extendió a otros puntos de la ciudad como la calle 36 y las carreras 27 y 33.

Así lo manifestaron usuarios del transporte público y conductores particulares, quienes aseguraron tardar más de media hora en la ‘hora pico’ para salir de la zona de cierre y hasta 60 minutos en movilizarse hacia otros sectores como Cabecera del Llano.

Desde muy temprano, al menos 68 rutas de bus tuvieron que cambiar su recorrido normal para tomar un ‘contraflujo’ por la calle 30 si se dirigían hacia el norte, o desviarse por la calle 24 para bajar por la carrera 13, si su destino era el sur.

Fue así como pese al anuncio de las modificaciones desde la semana pasada y algunas flechas que apenas eran ubicadas ayer, algunos conductores se vieron sorprendidos cuando trataban de subir por la carrera 13, cuando desde ayer tiene un sentido de circulación de norte a sur.

Según conteos de tráfico suministrados por Metrolínea, al menos 880 vehículos se movilizan en sentido occidente-oriente por el sector de la Quebradaseca con carrera 15, y otros 1.200 vehículos en sentido contrario durante las ‘horas pico’.

A juicio de expertos en tráfico como Héctor Cáceres, ex director de Tránsito de Bucaramanga, la concentración de estos vehículos que incluye a los de carga pesada, hace difícil la circulación en el centro.

'Recordemos que no hay más vías para el tránsito de los vehículos pesados que vienen de Cúcuta o los que van hacia Bogotá. El tráfico en esta zona parece imposible, sobre todo porque las vías alternas no son tan alternativas', indicó Cáceres.

Se triplicaron los tiempos

Vanguardia Liberal realizó un recorrido por el plan de tráfico para calcular los tiempos de movilización. Hacia las 11:20 a.m., cuando todavía no es una hora crítica, la movilización en carro particular desde la carrera 17 con Avenida La Rosita hasta el Bulevar Santander tardó 15 minutos.

Durante este trayecto, en la carrera 17 con calle 33 no había auxiliar de tráfico o alférez, y metros más adelante la señal de pare se mantenía. Ya en la carrera 17 con calle 23 había un funcionario de tránsito solicitando la movilización de camiones estacionados, aunque algunos de estos vehículos permanecían en la vía reduciendo el espacio de movilidad, sin importarles lo que les decía la autoridad.

Por su parte, la movilización desde la carrera 15 con calle 24 hasta la carrera 13 con calle 45 tardó en carro particular 10 minutos. A esa hora la mejor movilidad era por la carrera 13, dado que la mayoría de los buses del servicio urbano suben por la calle 33 para luego tomar las carreras 15 y 14.

Desde las 12:00 del mediodía hasta las 12:20 p.m. y desde la 1:30 a las 2:00 p.m. estos tiempos se triplicaron, teniendo en cuenta que al menos 2.080 vehículos se movilizaron por este sector buscando vías alternas.

Vienen más cierres

A propósito del rumor de que la próxima semana el contratista Unión Temporal Puentes realizaría intervenciones sobre la carrera 15, Félix Francisco Rueda, gerente de Metrolínea, confirmó el hecho pero aclarando que la fecha todavía no está especificada.

Según el funcionario, el próximo viernes el constructor informará cuándo comenzará a intervenir las bases de las estaciones centrales ubicadas sobre la carrera 15 con calle 30 y las comprendidas entre la carrera 15 y las calles 34 y 36.

'Eso significará que el constructor trabajará sobre tres módulos y para ello hará un cierre de medio carril sobre la calzada occidental. Sin duda habrá molestias de tráfico, pero recomendaremos a los vehículos usar las carreras 13 y 14, así como la novena'.

'sE DEBE A OTRAS OBRAS'


Frente al cuestionamiento del caos en la ciudad, Félix Francisco Rueda, gerente de Metrolínea, explicó que la congestión presentada en el centro es normal por el comienzo de un cierre vial, pero que en otros puntos la congestión se debe a otras obras.

'Quienes bajan de Cabecera hacia el Centro tienen demoras porque la empresa de alcantarillado todavía está haciendo obras en la calle 41 con carrera 27. En la calle 36 es lógico que haya trancón porque es la salida de los vehículos del Centro y en la carrera 27 es porque todavía se están desarrollando obras', dijo.

El directivo comentó que las empresas de transporte público deberían estudiar sus frecuencias, 'porque muchos buses cogestionan las vías porque pasan vacíos'.

‘Necesitamos apoyo’

Gerardo Hernández, comandante operativo de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, explicó que los cambios viales siempre generan tropiezos y que la autoridad está analizando si el funcionamiento del plan de tráfico es el adecuado.

'Vemos que una de las zonas críticas es el ‘contraflujo’, porque es una de las vías clave para desviar gran cantidad de vehículos. En toda la zona mantendremos un grupo de 12 agentes de tránsito que estarán dispuestos de 6:00 a.m. a 12: 00 de la noche'.

No obstante, el funcionario comentó que la entidad sólo cuenta con 60 alféreces para cubrir toda la capital santandereana y que sería 'importante contar con un aumento del personal'. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad