domingo 30 de septiembre de 2018 - 8:18 PM

'Comenzó la pelea electoral entre el Alcalde de Bucaramanga y el Concejo'

Las relaciones entre el alcalde Rodolfo Hernández y el Concejo pasan por su peor momento. Mientras ambos se lanzan todo tipo de acusaciones, proyectos importantes para Bucaramanga, como la reparación de la malla vial, siguen a la deriva.
Escuchar este artículo

La campaña para elegir alcalde y concejales de Bucaramanga ya comenzó. A un año de las elecciones y a juicio de analistas políticos, el más reciente grito de batalla ocurrió ayer domingo, a las 8:50 de la mañana, cuando el Concejo clausuró sus sesiones extraordinarias sin aprobar el proyecto de acuerdo en el que el mandatario Rodolfo Hernández busca autorización para un empréstito.

Lea además: ¿Qué transporte es mejor en Bucaramanga durante la ‘hora pico’?

La Administración Municipal pretende el aval para suscribir un crédito por $50 mil millones, destinados a reparar parte de la malla vial.

Si bien el conflicto entre la oposición mayoritaria del Concejo, dominada por el Partido Liberal, y el Alcalde de Bucaramanga lleva los últimos tres años, ahora la ofensiva pasaría a una nueva fase frente a las elecciones locales y regionales, que se realizarán en octubre de 2019.

La autorización para el crédito fue radicada en agosto pasado. El proyecto de acuerdo estipulaba intervenir 439 mil metros cuadrados de 19 ejes viales de Bucaramanga. La iniciativa llegó en ese momento a la Comisión Primera del Concejo, dominada por la oposición. Los concejales del Partido Liberal, quienes votaron en contra, manifestaron que la iniciativa registraba “errores en procedimientos y de forma”.

Wilson Mora, uno de los concejales liberales que integra la Comisión Primera o Comisión de Hacienda, expresó que el proyecto debe ser replanteado porque tiene deficiencias técnicas. “El proyecto presenta una autorización del Confis por 257.759 metros cuadrados, mientras que el proyecto sustenta que el empréstito será para intervenir 439 mil metros cuadrados. Es decir, 182 mil metros cuadrados de malla vial no están soportados”.

La Alcaldía respondió en ese entonces con Fany Arias, secretaria de Infraestructura de Bucaramanga, quien aclaró que esta diferencia de valores se debía a que inicialmente había un cupo de $35 mil millones para crédito, que luego pasó a $50 mil millones. “Se incluyeron más vías de las que se habían evaluado inicialmente”.

Pese a esta aclaración y otras más por parte del Gobierno Municipal, la Comisión Primera del Concejo hundió la iniciativa. La respuesta de la Alcaldía no se hizo esperar. Manuel Azuero, jefe de Gobernanza, advirtió que “nosotros no vamos a replantear nada. Estamos convencidos de que el proyecto podía seguir los trámites en el Concejo. Lo vamos a presentar en sesiones extraordinarias…”, advirtió.

Efectivamente el pasado 19 de septiembre fue presentado nuevamente el proyecto en sesiones extraordinarias del Concejo de Bucaramanga, es decir, tenía prioridad de discusión en la agenda de los corporados. Sin embargo, nunca llegó a la Comisión Primera para su análisis. Mientras la presidenta del Concejo, Nancy Lora, guardó silencio sobre la identidad del ponente de este proyecto de acuerdo, la ciudad era testigo de un ping–pong de declaraciones entre bandos políticos.

El WhatsApp de las ponencias

Vanguardia Liberal tuvo acceso ayer a un mensaje vía WhatsApp que habría compartido la presidenta del Concejo de Bucaramanga, Nancy Lora, donde aseguraba que concejales del Partido Liberal, integrantes de la Comisión Primera, estarían renuentes a asumir la ponencia de proyecto de  acuerdo del empréstito.

De hecho, ayer, en su intervención para clausurar las sesiones ordinarias, lo admitió.  “…Cuatro concejales manifestaron no recibir la ponencia…”. Vanguardia Liberal intentó contrapreguntar a la Presidenta del Concejo sobre el menaje en WhatsApp y la designación de la ponencia, pero aseguró: “No voy a decir nada”.

Quien sí habló fue Martha Antolínez, primera vicepresidenta del Concejo de Bucaramanga, quien indicó que solo hasta hace cuatro días, es decir, el pasado 27 de septiembre, se designó a Henry Gamboa, del Partido Liberal, ponente del proyecto de acuerdo. “Por reglamento interno del Concejo, Henry Gambo tiene 15 días para darle trámite y presentar ponencia…”.  

Sin embargo, las cuentas no coincidían, ya que este domingo se clausuraron las sesiones extraordinarias.  “¿Trabas? En ningún momento…”, respondió Antolínez. “La Alcaldía baja sus proyectos y ninguno viene con toda su reglamentación y documentos de soporte. Siempre ellos improvisan. No sabemos cuál es la premura de la Alcaldía para ejecutar esa cantidad de dinero, sabemos que el año entrante vienen elecciones y obviamente se tendrá ley de garantías…”, dijo.

A su turno, el concejal Wilson Mora admitió que tuvo una conversación con la presidenta Nancy Lora sobre la ponencia de este proyecto. “Ella (Nacy Lora) no es que me haya propuesto ser ponente. Le dije fue: ‘Presidenta, no que me gustaría tener la ponencia. Quiero realizar un debate de control. Le dije, si no encuentra a nadie más, téngame de última opción… Me enteré luego que le dieron la ponencia a Henry Gamboa y como que no la aceptó…”. 

El concejal Henry Gamboa Meza, prefirió no entregar declaraciones, pese a que esta redacción le preguntó sobre su designación como ponente.

Por su parte, Arturo Zambrano, concejal del Centro Democrático e integrante de la coalición minoritaria, indicó que  el pasado miércoles 26 de septiembre la Presidenta del Concejo, Nancy Lora “me preguntaron si podía ser ponente. Le dije que por supuesto. Pero me la presentaron el miércoles 26 de septiembre, cuando los plazos se habían vencido. No me volvieron a llamar…”.

Hoy lunes en la mañana se instalan las sesiones ordinarias. La administración de Rodolfo Hernández deberá volver a presentar el proyecto de acuerdo solicitando autorización para el crédito. Luego se deberá esperar a que se designe, en los próximos dos meses, un ponente y luego se debata en Comisión de Hacienda, y de ser aprobado, llegaría a la plenaria.

Empezó la contienda electoral

El analista y consultor político Andrés Mejía aseguró a Vanguardia Liberal que es típico que quienes deseen  ganar una elección, como una alcaldía o una presidencia, “traten de cortarle a su contrincante las fuentes de financiación que puedan tener para hacer campaña, bien sea limpiamente, es decir, mostrando obras y ejecución, o a través de contratos para vincular gente al sector público que se convierten en capital electoral”.

Mejía destacó que existe otra motivación en este conflicto político entre la Administración Municipal y la bancada que lidera el Partido Liberal.  “Una ciudad como Bucaramanga no tiene la capacidad de estar endeudándose en esos niveles a cada rato. Si el alcalde Rodolfo Hernández consigue ese endeudamiento, logra de alguna manera empezar esas obras y consigue que la gente le atribuya a su gestión, pues al siguiente alcalde, asumiendo que sea del Partido Liberal, no le va a quedar tan fácil pedir otro crédito del mismo nivel para hacer su propio plan de obras. A ese nuevo alcalde le tocaría continuar los proyectos que van en marcha. Además debe darle el crédito a su antecesor Rodolfo Hernández. Esa es una pelea típica en este país. El ejemplo está en Bogotá, en la disputa por las obras entre Petro y Peñalosa”.  

Gerardo Martínez, analista político, aseguró a Vanguardia Liberal que Bucaramanga pierde con este enfrentamiento político.

“Este caso responde a la estrategia electoral, donde pierde el interés público. La historia cuenta que los alcaldes buscan endeudamiento al final de sus periodos para tener cómo hacer la campaña, es decir, presentar obras. Eso ha ocurrido desde Bolívar y Santander. Los alcaldes quieren tener esos recursos antes que opere la ley de garantías y ayudar a su sucesor. Desde la óptica de la oposición, la estrategia es no darle esos recursos para que no interfieran en la campaña y en la elección del designado por el alcalde de turno. Todo juega en este campaña electoral, menos el interés general de los bumangueses”, precisó.

En tal sentido el concejal Jorge Flórez, de la coalición minoritaria y del Polo Democrático, asegura que “lo que hay de fondo con este proyecto es un tema político. El otro año, en octubre estamos en elecciones. En mayo estaríamos en ley de garantías. Lo que no quiere algunos concejales es que en plena época electoral se entreguen contratos por esos $50 mil millones de la malla vial…”.

John Jairo Claro, concejal de la coalición minoritaria, afirmó que “el alcalde Rodolfo Hernández no es tonto. Para este último año está haciendo cosas que puedan generar impacto en los bumangueses y arreglar la malla vial es una de esas. Esta es una pelea política. Aquí el Alcalde tiene una ventaja, pues así diga verdades o mentiras, la gente le cree…”, sentenció.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad